jueves, 10 de noviembre de 2011

¿SERÁ PARA MÍ TAMBIÉN?...!CLARO QUÉ SI....!!!

Romanos 8:26 Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.
8:27 Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos.

!Qué necesario es tener una relación intima con Él Espíritu Santo, Él está constantemente intercediendo a nuestro favor, Él nos revela el plan de Dios para nuestras vidas!!

Romanos 8:28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

Y aunque no entendamos humanamente nuestra situación, debemos creer que todo nos ayuda a bien...así como Dios lo hizo en mí con mi sanidad, en el primer momento no entendía por qué me había enfermando y por qué me iba a morir con tan sólo 30 años de edad. Pero cuando Dios me sanó y comenzó a usar mi vida para tocar el corazón de otras personas enfermas y que estas recobraran fe en Cristo Jesús a través de mi testimonio...entonces entendí y le di muchas gracias a Dios y también porque me cambió internamente.

Romanos 8:31 ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?

!Quién contra vos si Dios está de tu lado...no hay enfermedad, dificultad, personas que buscan tu mal, etc. que puedan levantar su mano contra tu vida y destruirte!

Romanos 8:32 El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?

!Si Dios no escatimó a su hijo Jesús por nosotras, entonces cómo no te va a sanar, libertar, guardar, guiar, etc. todo esto lo tenemos a través de Jesús que pagó el precio en la cruz.

8:33 ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica.
8:34 ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.
8:35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?

!No le permitas al diablo, ni a ninguna persona que declare palabras negativas, de enfermedad, de amenaza, etc. en contra de tu vida, no lo permitas, ni lo creas!!
Jesús te ama y pagó el precio por vos y no hay nada, pero nada que te pueda separar de ese gran amor y en ese gran amor está toda la esencia de Dios y todos sus atributos.

Romanos 8:37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.
8:38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir,
8:39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

!En Cristo Jesús, no en vos misma/o sos más qué vencedor!!
Hoy es el día de levantarnos y declarar esta palabra...puede ser que una enfermedad te está debilitando y no tenés ganas de orar, puede ser que una situación difícil te está oprimiendo y no tenés ganas de declarar fe en esa situación....te tengo una noticia en Cristo Jesús sos más que vencedora/or....satanás no quiere que te des cuenta de eso y te está acorralando con enfermedad y angustia para que vos no puedas levantar tu vista y declarar esta Palabra para vos y tu familia.
!Hay vida y victoria en Jesús!!

Te vuelvo a repetir...sos más que vencedor en Cristo Jesús y no hay nada ni nadie que pueda separarte del amor de Dios que es en Cristo Jesús.

Creer en esta palabra es una decisión personal, por mi parte decido creer y ponerla por obra....¿Y vos?....Ojalá que también, porque Cristo es un estilo de vida superior y nos merecemos en Él vivirla.

Acordate:
La fe en Cristo Jesús te lleva a avanzar, a creer, a vivir en victoria.
La duda te lleva a retroceder, Jesús no se mueve en la duda, pero satanás sí.
Jesús vino a traer libertad a los cautivos, satanás vino a poner en cautiverio, en cárceles espirituales a las personas.
Jesús pagó el precio por tu vida, venció a satanás y a la muerte, resucitó al tercer día, está sentado a la diestra de Dios Padre y tenemos al Esp. Sto. en la tierra intercediendo por nosotros y ayudándonos a vencer y a vivir en victoria.
El diablo fue derrotado, vencido por Cristo Jesús, pero es padre de mentiras, sería bueno que hoy analices a quién le estás creyendo.

Gracias por tu visita a mi página, te envío un gran abrazo. Tere.


!Qué Dios te bendiga!