domingo, 6 de noviembre de 2011

!PERO CUÁN BELLO....CUÁN HERMOSO ES ÉL!!!!

Cuan bello es el Señor,
cuan hermoso es el Señor.
Cuan bello es el Señor,
hoy le quiero adorar.

La belleza de mi Señor
nunca se agotará,
la hermosura de mi Señor
siempre resplandecerá.

Hoy en la Iglesia, cuando estábamos adorando a Dios, este tema: "Cuan bello es el Señor", me estremeció el corazón.
Al cantarlo las lágrimas corrían por mis mejillas, mis manos levantadas hacia Él y mi corazón rendido ante su presencia, hicieron que mi vida se consagrara una vez más a este maravillso Jesús, que cautivó y cautiva mi corazón, cada segundo de mi vida con su amor.

Cuando le podemos decir: Cuan bello, cuan hermoso sos Señor, hoy te quiero adorar con todo mi ser y mi vida, estamos dejando a un lado cualquier dificultad, o preocupación o lo que sea para entronarlo a Él en nuestra vida.
El entender su hermosura, su belleza, su grandeza y el poder decirselo con todo mi corazón, trae paz y refrigerio a mi interior.

Te invito hoy, a que puedas levantar tus manos bien en alto, como tocando el cielo con tus manos, te invito a que le des tu vida y todo tu corazón a Jesús, te invito a que le dediques estas maravillosas letras, en dónde solo declara la belleza, la grandeza, la hermosura que es nuestro Salvador Jesús.

Te dejo este texto bíblico para meditar:



No te resignes a la situación que estás viviendo, clamá a Dios, porque Él te va a revelar la salida, la solución, te va a revelar su plan, te va a mostrar su voluntad.
Dios es una fuente inagotable, siempre tiene una respuesta para nuestros imposibles.
Clamá a Dios amiga, porque te va a enseñar cosas grandes y ocultas que jamás te hubieses imaginado....Él te va a soprender.

Creamos en milagros, creamos en Jesús!!
Hay qué buscar su rostro, hay qué pasar tiempo en su presencia, hay qué leer su Palabra y guardar sus mandamientos!!
Hay victoria en Jesús...Cristo vive!!


Decile a Jesús:
Amado Jesús declaro que sos hermoso, declaro que sos precioso, me comprometo a adorarte y a alabarte con todo mi corazón, a pesar de cualquier problema o dificultad, mi vida la rindo para adorarte con todo mi corazón; porque vos Jesús sos más grande que cualquier situación que pueda sobrevenir.
Amado Dios en el nombre de Jesús, pido la presencia del Espíritu Santo a mi vida, para que me enseñe a adorarte y a declararte mi amor cada día.
Renuncio a todo lo que me angustia, me deprime, me quita la fe y la esperanza y lo entrego en tus manos, me declaro libre de toda opresión y todo temor, porque en Cristo Jesús está mi victoria y declaro que lo creo y lo recibo para mi vida y mi familia.Amén.


!Qué Dios te bendiga!