viernes, 14 de octubre de 2011

"VOS TAMBIÉN A MI...."

Le estaba cantando a Dios con todo mi corazón, el Espíritu Santo me estaba dando unas bellas melodías para dedicarle a Jesús todo el amor que le tengo.
Es muy común pedirle a Dios que nos sature de Él, pero esta vez me pasó distinto, sentí en mi canto que Jesús era el que me pedía que lo sature de mí.
No saturar de cansarlo, no, para nada, sino saturarlo de mi amor, de mi cariño, de mis palabras de agradecimiento hacia Él.

Entonces este ejemplo vino a mí:
Sí tomamos un vaso y lo llenamos de agua y luego lo llenamos de azúcar, obviamente ese vaso va a estar saturadísimo de agua dulce....exáctamente eso es lo que sentí de parte de Dios en mi corazón....saturar a Jesús con nuestra dulzura.

Puedo imaginarme el corazón de Jesús suspirando de amor por nosotras, puedo sentir su felicidad por haber dado su vida en la cruz hace ya más de dos mil años atrás, tan sólo para sentir el gozo profundo de saturarlo del amor de cada una de aquellas que lo hemos recibido como nuestro salvador personal.

Su anhelo es que podamos saturar su corazón con el amor de nuestro corazón.

Te invito en este día, a que te animes a derramar tu corazón hacia Jesús, te invito a que le declares tu amor, tu admiración y tu devoción a Él.
Te aliento a que lo ames, a que le digas palabras lindas, a que llenes su trono con tus alabanzas.

Dejate amar por Jesús y permitite amarlo y ser vos misma con Él.
Permitite ser una mujer diferente, una mujer que a pesar de los problemas se levanta y declara el amor incondicional por este maravilloso y majestuoso Salvador.

Hoy es mi día, hoy es tu día...vamos juntas a saturar con nuestro dulce amor, el corazón de Jesús...dejemos que el Espíritu Santo nos guíe y ponga en nuestros labios melodías de amor, pintadas de aromas dulces y brisas suaves para nuestro Dios....Jesucristo único Salvador.


No te olvieds...Jesús te dice: "VOS TAMBIÉN A MI"....saturame con tu amor.

!Qué Dios te bendiga!