martes, 18 de octubre de 2011

"SIEMPRE VUELVO A JUAN..."

Oh...Noooo!!! Seguramente estarás pensando que traiciono a Jorge con Juan...ja,ja, no, quedate tranquila, a quien me estoy refiriendo es a San Juan del Nuevo Testamento.
Todos los libros de La Biblia me encantan, pero el libro de Juan me enamora y me apasiona, porque me refleja todo el corazón amoroso de Jesús.


San Juan 14:12 De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre.
14:13 Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.
14:14 Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.


1) ¿Creés verdaderamente en Jesús?...¿Podés llegar a creer y entender qué Dios quiere usar tu vida por medio de Cristo Jesús?
2) ¿Qué milagro, petición, anhelo, deseo, necesidad tiene tu corazón?...¿Se lo estás pidiendo al Padre en el nombre de Jesús, creyendo qué Él lo hará?
3) Declará y creé en este día el versículo 14: Si algo pidieras al Padre en el nombre de Jesús...Dios lo hará.


San Juan 14:15 Si me amáis, guardad mis mandamientos.
14:16 Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre:
14:17 el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.


1) ¿Amás a Dios?...¿Guardás sus mandamientos?
2) Si es así, tenés que tener paz y la convicción de que el Espíritu Santo está con vos ayudándote, fortaleciendo tu vida y llevándote a vivir en victoria por medio de Jesucristo.
3) El Espíritu Santo está con vos, Él te da la fortaleza para ponerte de pié por dentro y decir en Cristo Jesús ya basta a esta situación, ya basta a esta enfermedad, soy libre porque Cristo pagó un alto precio por mi vida.
"Ninguna oración vuelve vacía"...el tema está en saber esperar el tiempo de Dios para la respuesta que necesitamos.
Porque en ese andar, Dios va moldeando tu vida, Él siempre nos lleva a un nivel superior, nunca permite una situación para que retrocedamos, por favor no creamos esas mentiras.
Por eso es necesario que nos encerremos a solas con Dios, es necesario leer su Palabra y dejar que su Santo Espíritu nos revele su voluntad.

San Juan 21:25 Y hay también otras muchas cosas que hizo Jesús, las cuales si se escribieran una por una, pienso que ni aun en el mundo cabrían los libros que se habrían de escribir. Amén.

Este texto es mi preferido, cada vez que lo leo suspiro de amor por Jesús...me imagino toda la tierra, el aire, el mar, cada rinconcito lleno de libros escritos con sus milagros.
Jesús es el mismo ayer, hoy y por siempre, animate a creer y a tomar en Cristo Jesús el milagro que tiene para tu vida, tu milagro está escrito para vos, porque Jesús murió para tu salvación y para tu sanidad total, en todas las áreas de tu vida...Cuerpo, mente, alma y espíritu.


San Juan 11:38 Jesús, profundamente conmovido otra vez, vino al sepulcro. Era una cueva, y tenía una piedra puesta encima.
11:39 Dijo Jesús: Quitad la piedra. Marta, la hermana del que había muerto, le dijo: Señor, hiede ya, porque es de cuatro días.
11:40 Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?


1) "JESÚS se conmueve ante tu situación" ¿Qué está muerto en tu vida?...¿Pensás igual que Marta qué tu situación o enfermedad ya hiede y no tiene solución?
2) Amiga...Jesús te dice hoy...animate a creer en mí...porque vas a ver la gloria de Dios sobre tu vida.

Cada uno de todos estos textos que les comparto, primero los evalúo y los peso en mi vida; y me encanta ver como el Espíritu Santo nos va limpiando, sanando, infundiendo fe y ánimo a través de su Palabra, por medio de nuestro amado Jesús.
Me emocioné mucho hoy ante estas porciones bíblicas, me emociona Jesús y el amor de Dios al darnos a su hijo, me emociona su Santo Espíritu acariciando y guiándo nuestras vidas.


Oremos:
Padre Dios en el nombre de Jesús, pedimos la presencia del Espíritu Santo sobre nuestras vidas, te pedimos que ayudes a nuestra incredulidad, que derrames fe sobre nosotras, que restaures toda situación, que sanes toda enfermedad, que podamos pedirte convencidas que tus oídos están atentos a nuestras peticiones, que tus mandamientos sean grabados a fuego en nuestro corazón.
Señor queremos que nos uses y queremos ver milagros sobre nuestras vidas y familias también, pero amado Dios no te buscamos por lo que nos das, sino que te buscamos por lo que sos.
En este día te pedimos en el nombre de Jesús, que desates toda situación de nuestras vidas que nos hace sentir muertas emocionalmente, espiritualmente y físicamente.
Queremos ver con los ojos de la fe.
Te amamos, te necesitamos, te declaramos nuestro amor y nos consagramos a Tí.
Amén.(Así sea)