viernes, 7 de octubre de 2011

"OREMOS JUNTAS A DIOS"


Señor amado, Padre del cielo, en el nombre de Jesús venimos ante Tí, para pedirte que tu Santo Espíritu sea derramado sobre nuestras vidas y sobre nuestras familias.
Amado Dios, único Señor y verdadero, en este día clamamos ante Tí, para pedirte que sanes toda dolencia, que restaures todo hogar destruído, que sanes toda enfermedad, que te lleves toda depresión, que guardes la vida de cada niño y cada niña, que libres de todo mal a nuestros jóvenes, que tu fe y tu unción sea en nuestros corazones, te lo rogamos en el nombre de Jesús.
No queremos dejar terminar esta semana sin consagrarnos ante Tí, sin decirte que te necesitamos, que te reconocemos como nuestro único Señor y dueño de nuestras vidas.
Padre amado, en el nombre de Jesús, toca a cada ansiano/a, aquellos que están solos, que están enfermos, levantalos amado Dios.
No permitas que la destrucción, la enfermedad, los temores, las maldiciones, las malas influencian invadan nuestras familias.
Bendice a nuestro país, toca a cada gobernante y que te pueda conocer.
Padre precioso y querido, gracias por darnos a Jesucristo como nuestro Salvador personal, te pedimos que nos des sabiduría de lo alto para entender tu Palabra, te pedimos que tu Espíritu Santo nos renueve, nos llene y nos transforme hoy.
Señor como mujeres, como hijas tuyas, nos unimos hoy en oración a través de tu Santo Espíritu y en el nombre de Jesús, para clamar ante Tí por nuestros hogares, por nuestros hijos, por nuestro matrimonio, por nuestra familia, por nuestros trabajos y/o estudios, por nuestro barrio, por nuestra Nación.
Te amamos, te necesitamos y te pedimos que en este día, nos estés mostrando tu voluntad, nos estés hablando, estés inquietando a nuestros corazones para hacer tu voluntad y no la nuestra, tu voluntad y no la voluntad de ningún hombre.
Señor aquí estamos tus hijas para que nos uses, para que nos ayudes, para que nos ungas, para que te sirvamos en dónde vos querés que te sirvamos, danos oídos espirituales para poder oirte y un corazón humilde ante Tí.
Señor hablanos en este día, porque tus siervan oyen.
Señor con las manos levantadas al cielo, con un corazón rendido ante tu majestad, te decimos: DIOS QUERIDO Y VERDADERO....AQUÍ ESTAMOS...SEA EN NOSOTRAS TU PERFECTA VOLUNTAD.

Sos el gran amor de nuestras vidas!!


!Qué Dios te bendiga!