sábado, 29 de octubre de 2011

"ESTA PALABRA ME ACOMPAÑÓ EN EL PROCESO DE MI SANIDAD"



Salmo 23:1 Jehová es mi pastor; nada me faltará.
23:2 En lugares de delicados pastos me hará descansar;
Junto a aguas de reposo me pastoreará.
23:3 Confortará mi alma;
Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.
23:4 Aunque ande en valle de sombra de muerte,
No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo;
Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.
23:5 Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores;
Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.
23:6 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida,
Y en la casa de Jehová moraré por largos días.


Cuando estaba muy enferma, comencé a declarar cada letra de este Salmo para mi vida, obviamente lo tenía que ver con los ojos de la fe, ya que mi estado de enfermedad estaba muy avanzado.

23:1 Jehová es mi pastor; nada me faltará.
Primero declaraba y daba la orden a mi ser que Dios era y es el Señor de mi vida, Él es el buen Pastor que nos guía y nos cuida y eso me daba paz. En ese nada me faltará, declaraba fervientemente que mi salud cabía perfectamente ahí.


23:2 En lugares de delicados pastos me hará descansar;
Junto a aguas de reposo me pastoreará.
23:3 Confortará mi alma;
Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.
Cerraba mis ojos, muchas veces irritados de tanto llorar por los fuertes dolores y declaraba: Señor en delicados pastos, en tu presencia tengo descanso, junto a tus aguas tengo reposo, porque en tus aguas hay vida.


23:4 Aunque ande en valle de sombra de muerte,
No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo;
Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.
Señor me siento en lugares de sombra y de muerte, siento que me voy a morir, siento que mi vida está por terminar muy pronto...por favor yo creo que aunque esté en este valle de muerte vos estás conmigo y me vas a sacar adelante, de tu Palabra, de tu presencia, viene mi aliento.


23:5 Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores;
Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.
Señor tengo tanta angustia por el juicio de los demás ante mi enfermedad, pero tu palabra dice que aderezas mesa a favor mío delante de quienes angustian mi alma y yo lo creo, Señor creo que vas a levantar mi vida para testimonio tuyo, para tu gloria.


23:6 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida,
Y en la casa de Jehová moraré por largos días.
!Gloria a Dios por qué su bien y su misericordia nos siguen siempre, aún en el medio de nuestro proceso de enfermedad y su bien y su misericordia nos van llevando al proceso de sanidad!!


Mi anhelo es estar en su presencia, es amarle y agradarle.
Mi deseo es poder a través de esta página tocar el corazón de cada mujer enferma, necesitada o en cualquier dificultad y alentar su vida a través de Cristo Jesús.

Siempre se nos van a presentar situaciones que nos van a querer robar la paz, la salud, la armonía del hogar, etc. pero nosotras debemos tener en claro quienes somos en Cristo Jesús y el alto precio que pagó Él por nosotras.


El que Dios me haya sanado de Encefaliomilítis Miálgica, no me hace inmune ante todas las situaciones de la vida.
Yo debo ser cuidadosa, debo leer su Palabra, debo buscar su presencia cada día, debo cumplir sus mandamientos, debo desear ser llena del Espíritu Santo; porque no podemos vivir de experiencias pasadas, claro que esas victorias nos llenan el alma y nos fortalecen, pero debemos cada día aprender a enfrentar en Cristo Jesús toda situación que se nos presenta.


En donde te encuentres, quiero regalarte estas palabras que salen de mi corazón:
Es necesario querida amiga que tengas una relación personal con Jesús, muchas veces el Espíritu Santo nos lleva a estar solas, porque quiere hablarnos y enseñarnos, debemos ahí ser sabias y doblegarnos ante su voluntad.
En estos últimos años de mi vida, después de que Dios me sanó, tuve que pasar por situaciones también difíciles para mí, como por ejemplo violencia emocional y espiritual, cuando me atreví a dejar al descubirto la vida oculta de alguien que abusaba de menores en una determinada iglesia. Jamás creí que eso vendría sobre mi vida....pero en la intimidad de mi habitación pude aprender a recostar mi cabeza sobre el pecho de Jesús, pude oír el latir de su corazón, pude escuchar su tierna voz, cuando me decía la cantidad de mujeres que padecían violencia y lo que es peor en sus hogares. Y una vez más experimenté la fidelidad y el cariño de Jesús a mi lado....por eso te aliento a que te permitas recibir su santo amor, a que le permitas a Jesús acompañarte, guiarte y enseñarte sus caminos y su voluntad para con vos.


Como Tere no tengo la solución a nada, simplemente y sencillamente deseo transmitirte mis vivencias y experiencias para que a lo mejor no cometas los mismos errores que yo cometí, o tal vez para que a través de mis vivencias puedas alentar tu vida y digas: Si Dios lo hizo en Tere, también lo va a hacer en mí.
Como hija de Dios sí tengo mucho para darte...¿Sabés qué es? Presentarte en cada uno de mis escritos a Jesucristo como Salvador, Sanador, Libertador, Restaurador, Amigo fiel, Consejero y por sobre todas las cosas...!Enamorado de vos, a tal punto que dio su vida en la cruz para tu salvación y sanidad!!!

Te envío un gran abrazo, gracias por leer mi blog, gracias por tanta manifestación de cariño que recibo de cada una de ustedes. Tere.