miércoles, 7 de septiembre de 2011

"YO QUIERO SER COMO ELLOS DOS"....¿Y VOS?


Hechos 9:36 Había entonces en Jope una discípula llamada Tabita, que traducido quiere decir, Dorcas. Esta abundaba en buenas obras y en limosnas que hacía.
9:37 Y aconteció que en aquellos días enfermó y murió. Después de lavada, la pusieron en una sala.

9:38 Y como Lida estaba cerca de Jope, los discípulos, oyendo que Pedro estaba allí, le enviaron dos hombres, a rogarle: No tardes en venir a nosotros.
9:39 Levantándose entonces Pedro, fue con ellos; y cuando llegó, le llevaron a la sala, donde le rodearon todas las viudas, llorando y mostrando las túnicas y los vestidos que Dorcas hacía cuando estaba con ellas.
9:40 Entonces, sacando a todos, Pedro se puso de rodillas y oró; y volviéndose al cuerpo, dijo: Tabita, levántate. Y ella abrió los ojos, y al ver a Pedro, se incorporó.
9:41 Y él, dándole la mano, la levantó; entonces, llamando a los santos y a las viudas, la presentó viva.
9:42 Esto fue notorio en toda Jope, y muchos creyeron en el Señor.


Señor quiero ser como Dorcas, abundar en buenas obras y hacerlo todo para tu gloria.
Señor quiero ser como Pedro, humillarme ante Tí de rodillas, orar con ferviente fe y que uses mi vida para así en el nombre de Jesús y por medio de tu Espíritu Santo, tocar la vida de cada necesitado, deseo ver tu mano de poder, deseo que me uses, para tu gloria, para llevar las Buenas Nuevas de Salvación, para ser un instrumento útil en tus manos. Te amo con todo mi corazón, con todo mi ser, soy sólo tuya mi amado Jesús.


Y ahora amado Dios, te pido en el nombre de Jesús que bendigas a cada vida que está leyendo esta página, que puedan ser como Dorcas,en abundar en buenas obras para tu gloria, sólo para tu gloria.
Que cada vida pueda ser un instrumento útil en tus manos, que uses cada vida para tu obra conforme a tu voluntad.
Señor, qué tu poder, tu unción, tu amor y tu paz reposen ahora en el nombre de Jesús sobre cada vida necesitada.
Creo en un Dios de milagros, creo en tu poder y en tu amor, creo en tu Bendita Palabra, creo en la unción del Espíritu Santo, creo con todo mi corazón que sos el único y verdadero Dios.
Amén.(Así sea)


!Qué Dios te bendiga!