lunes, 26 de septiembre de 2011

"VAMOS A COMENZAR LA SEMANA DIFERENTE"

Un nuevo día comienza, nuevas expectativas invaden nuestro ser, nuevos desafíos nos esperan, tenemos la oportunidad de demostrarle a Dios todo el amor que le tenemos, a nuestros seres queridos poder decirles lo mucho que los amamos, no sé, hay infinidades de oportunidades que tenemos para tomar hoy en nuestras manos para poder bendecir a otros y permitirnos ser bendecidas y amadas nosotras también.

Esta mañana estuve meditando en la Palabra de Dios, en algunos Salmos y pienso como hace mucha gente para comenzar su día sin buscar la guía del Espíritu Santo, sin pasar tiempo en su presencia, sin consultar su volundad para nuestras vidas, ya que en mi cabeza, en mi corazón y en todo mi ser, no cabe la oportunidad de empezar una nueva jornada sin darle a este maravilloso Dios el control de mi vida.

¿No te parece una gran y buena idea poder decirle a Dios de todo corazon?


Claro qué sí!!! Señor en Tí confío, lo declaro, lo creo y lo pongo por obra!!

Fijate lo que dice estos versículos del Salmo 31:

Salmo 31:14 Mas yo en Tí confío, oh Jehová;
Digo: Tú eres mi Dios.
31:15 En tu mano están mis tiempos;


Hay una actitud personal que debemos tomar y es la determinación de creer y confiar en Dios; y de esa manera al saber que tenés un Dios tan grande y tan amoroso, vas a poder descansar en su mano y cuando conseguís tener esa paz, ese descanso, automáticamente vas a poder comprender que la necesidad que vos tenés, que la respuesta por la cual estás esperando, va a llegar pero no a tu tiempo sino al tiempo de Dios y eso querida amiga trae paz.
Es importante que puedas entregar tus emociones alteradas a Jesús, porque cuando una vida está gobernada por los impulsos, por la falta de perdón, por el temor, etc. todo eso comienza a revolucionar internamente llevando a la persona al desánimo y a perder su fe y su confianza en Dios.
Debés declarar en Cristo Jesús que renunciás a todo lo que te ata y te quita la paz en Cristo Jesús y entregar una a una todas tus emociones, dejándo que El Espíritu Santo te sane emocionalmente, para que puedas ver con los ojos de la fe (Hebreos 11:1) que tu vida está segura solamente en la mano de Dios.


Nuestro andar cristiano debe es activo, debemos esforzarnos en Cristo Jesús y conquistar a través del conocimiento de su Palabra y con la guía y la Unción de su Santo Espíritu todo lo que Dios tiene para sus hijas.
En el único lugar en dónde nuestro corazón puede tomar aliento de vida es en los brazos de Jesús, allí el Espíritu Santo comienza a moverse sobrenaturalmente restaurando, dando ánimo, sanando, liberando, trayendo paz y revelando el amor de Dios a tu corazón.


Salmo 31:24 Esforzaos todos vosotros los que esperáis en Jehová,
Y tome aliento vuestro corazón.


La fe te ayuda a avanzar, es movimiento, es acción.
La duda te ayuda a retroceder, tambíen es movimineto, también es acción.
Ambas te llevan a algún lado.
La fe te lleva a Dios, a vivir en Cristo Jesús un estilo de vida superior.
La duda te lleva al pozo de la desesperación, a vivir en oscuridad, destruyendo tu interior.

¿Cómo vas a elegir comenzar esta semama....con fe...con duda...con bendición...con maldición?

Te vuelvo a preguntar:


¿Cómo vas a elegir comenzar esta semana?

Ojalá qué decidas comenzar esta semana entregando tu vida y todo tu corazón a Jesús, dejándo qué Él gobierne tu vida, sabiendo qué en ningún lado vas a estar mejor qué en su mano.
Ojalá hoy puedas declarar:
Amado Dios en el nombre de Jesús en Tí confío, Tú eres mi Dios, en tus manos están mis tiempos, ayúdame a creer, ayúdame a tener fe; te necesito cada día de mi vida, por eso te digo de todo corazón: Espíritu Santo ven a mi vida y hazme en Cristo Jesús una nueva mujer. Amén: Así sea.


!Qué Dios te bendiga!