martes, 20 de septiembre de 2011

¿QUÉ CLASE DE PARTERA SOS?

“LAS PARTERAS ESPIRITUALES”


Éxodo 1:15- 17
1:15 Y habló el rey de Egipto a las parteras de las hebreas, una de las cuales se llamaba Sifra, y otra Fúa, y les dijo:
1:16 Cuando asistáis a las hebreas en sus partos, y veáis el sexo, si es hijo, matadlo; y si es hija, entonces viva.
1:17 Pero las parteras temieron a Dios, y no hicieron como les mandó el rey de Egipto, sino que preservaron la vida a los niños.



Estas parteras se estaban jugando la vida.
Ellas obedecían a Dios y no a los hombres; la visión de las Iglesias debe ser la visión de estas parteras espirituales.
Pero hay parteras espirituales que no cumplen la voluntad de Dios y les quitan el sueño y la visión que Dios ha puesto sobre otras personas, ya sea con chisme, con envidia, con críticas, infundiendo desánimo y no tienem temor de Dios.

Estas parteras del libro de Éxodo, les enseñaban a las hebreas a tener a sus hijos solas para librarse del Faraón.
Actualmente hay hermanas que se juegan por Dios al igual que lo hicieron estas parteras.
Dios siempre nos recompensa cuando le obedecemos y bendecimos a otros.
Pero también nos encontramos con quienes abortan el sueño o la visión de otras hermanas; entonces tenemos que tener cuidado con quienes nos juntamos; ya que pueden ser parteras espirituales enviadas por el enemigo de nuestras almas.
Estas parteras te van a poner dudas, desánimo, etc. no te juntes con ellas porque no tienen temor de Dios.

(Gracias mami Catty, por compartirme este material)

Para reflexionar:

¿Te has encontrado alguna vez con personas qué roban tu visión, lo qué Dios ha puesto en tu corazón?
¿Analizás tu vida a diario, para ver a la luz de la Palabra de Dios, qué no seas una de esas parteras espirituales, qué por tu propia frustación, o falta de fe, estás quizás siendo de piedra de tropiezo para qué otras personas desarrollen lo qué Dios ha puesto en sus vidas?


Te animo y aliento en este día, a qué pongas tus ojos en Jesús y puedas a través del Espíritu Santo ser parte de estas parteras espirituales del libro de Éxodo, las cuales se juegan por Dios, las cuales ayudan a traer vida, las cuales se dejan usar y ser de bendición para otros.

Oremos a Dios:
Padre amado, en el nombre de Jesús, pedimos que tu Espíritu Santo nos guíe y nos llene de tu presencia hoy.
Señor ayudanos a ser como aquellas parteras espirituales que enseña tu Palabra, las cuales hacen tu voluntad y vos podés usar y estar confiado en ellas, porque tienen oído para oirte.
Padre de la gloria, libranos de ser mujeres que abortemos la visión que has puesto aún en nuestras propias vidas, libranos de ser mujeres que abortemos la visión de nuestros esposos, de nuestros hijos, de nuestro lugar en dónde servimos y de cada persona que se acerca a hablar con nosotras para pedirnos un consejo. Señor deseamos ser mujeres sabias y entendidas a través de tu Palabras.
Señor queremos ser mujeres poderosas en Cristo Jesús, mujeres intercesoras, mujeres que vos puedas usar para traer vidas espirituales para tu reino.
Amado Dios, en este día, te pedimos que nos uses, que nos capacites, que nuestro corazón y nuestro espíritu estén alineados al tuyo.
Te amamos y te necesitamos.
Amén. (Así sea)