miércoles, 28 de septiembre de 2011

¿DORMISTE BIEN ANOCHE....?


¿Estás agotada todo el día por qué no dormiste nada?
¿Pasaste una mala noche ya qué te preocupa todo?
¿Sentís la necesidad de dormir una semana seguida sin parar ya qué por las noches no pegás ni un ojo?
¿Tenés sueño todo el día y cuándo llega la noche tu ansiedad y angustia no te dejan dormir bien?
¿Estás atribulada, con falta de paz por todo el mundo qué te rodea?
¿Te gustaría a partir de hoy comenzar a dormir en paz?


Esta Palabra es para vos, creela, declarala y ponela por obra:

Salmo 4:8 En paz me acostaré, y asimismo dormiré;
Porque solo Tú, Jehová, me haces vivir confiado.


Recuerdo cuando estaba enferma, no podía dormir, no sólo por los dolores fuertes que tenía en mi cabeza y todo mi cuerpo; sino porque toda esa situación me estaba robando la paz.
Pero cuando me encontré con esta Palabra del Salmo 4:8 y comencé a declararla cada noche sobre mi vida, entendiendo cada letra y tomándola para mí, comencé a dormir bien y a descansar confiada en los brazos de Jesús.

Debés identificar qué cosa te está quitando la paz y dejarla en las manos de Dios, porque allí es en el único lugar en donde estamos protegidas y seguras.
En las manos de Dios nada te puede dañar y si Él permite alguna situación adversa, es siempre para tu crecimiento.
Dios siempre trae paz a nuestro corazón aún en medio de la tormenta.

Te invito hoy cuando llegue la noche y te vayas a acostar, que puedas declarar este Salmo sobre tu vida, te invito a confiar en Dios y que dejes que su Santo Espíritu sane tus heridas, restaure tu corazón, toque tu mente cansada y traiga nuevas fuerzas a todo tu ser.

Salmo 103:3 Él es quien perdona todas tus iniquidades,
El que sana todas tus dolencias;


¿Hay algún pecado en tu vida que te roba la paz?
Jesús es quien los perdona.
¿Hay alguna enfermedad o dolencia en tu físico, en tu mente, en tu corazón?
Jesús es el que tiene poder para sanar.


Jesús es fuente de agua viva para nuestras vidas, Él desea que cada noche le entregues tus preocupaciones, que confíes en su amor y poder y qué duermas en sus brazos de amor.

No tenemos un Dios frío y distante, tenemos un Dios amoroso el cual su esencia es el amor.

!En este día dejáte amar por Jesús!!
!Hay vida en Cristo, tenés vida abundante en Él!
!Vamos amiga en dónde te encuentres, levantáte en el nombre de Jesús y corré a sus brazos en busca de tu milagro!!



!Qué Dios te bendiga!