lunes, 19 de septiembre de 2011

"COMENZAR EL DÍA ASÍ..."



Mi alma clama por Tí amado Dios.
Deseo comenzar este día inundada de tu amor.
Deseo de tus ríos sobre mi corazón.
Anhelo sumergirme en tu Santa Unción.
Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas
Así clama por Tí oh Dios el alma mía.
Día y noche te deseo.
Amarte y servirte es mi anhelo de por vida.
Padre amado...Padre bueno.
Danos oídos que te sepan escuchar.
Danos un corazón apto para hacer tu voluntad.
Señor mirá nuestras vidas y nuestro corazón.
Somos mujeres que anhelamos servirte Señor.
Ayudanos a interceder por nuestro hogar.
A ser mujeres virtuosas, mujeres llenas de paz.
¿A dónde huiremos de tu presencia?
¿Quién nos podrá hacer algún mal?
Si Jesús edifica nuestra casa...
Ningún viento la derribará.
Señor en este día lunes.
Ministra nuestro corazón.
Llena nuestras vasijas
Danos un nuevo corazón.
Hablanos en este día.
Porque tus siervas desean escuchar.
Todo lo que tenés para nuestras vidas.
Queremos hacer cada día tu voluntad.
Deseamos ser de buen testimonio.
Deseamos servirte con un puro corazón.
Deseamos ser llenas de tu presencia
Y clamar en la intimidad y derramarte adoración.
Señor bendice en este día.
A cada madre a cada mujer.
Llena con tu aceite fresco nuestra vasija.
Derrama sobre nosotras tu paz y tu poder.
Ese poder que en Cristo Jesús
Nos da la fuerza para vencer.
Amado Dios en este día declaramos
Qué tu amor nos llena, nos rejuvenece,
nos fortalece y nos ayuda a ser cada día mejor.
Te amamos y te bendecimos.
Declaramos vida en Cristo sobre nuestro hogar.
Declaramos salud divina, paz y prosperidad.
Declaramos una semana en victoria.
Declaramos que viviremos para Tí .
Declaramos que Cristo vive
Y que su Espíritu Santo
sobre nosotras está.
Te amamos, te anhelamos y te deseamos
Amado Salvador.


Desde mi corazón: Tere.


!Qué Dios te bendiga!