viernes, 26 de agosto de 2011

"VAMOS....SEAMOS UNA DE ELLAS"

MUJERES QUE SERVÍAN A JESÚS

San Lucas 8:1 Aconteció después, que Jesús iba por todas las ciudades y aldeas, predicando y anunciando el evangelio del reino de Dios, y los doce con él,
8:2 y algunas mujeres que habían sido sanadas de espíritus malos y de enfermedades: María, que se llamaba Magdalena, de la que habían salido siete demonios,
8:3 Juana, mujer de Chuza intendente de Herodes, y Susana, y otras muchas que le servían de sus bienes.


Esta mañana estaba meditando en esta palabra y realmente me emocioné mucho.
Pensé en el corazón agradecido de estas mujeres, pensé en el amor incondicional que tenían por Jesús, pensé en lo cariñoso que habrá sido Jesús con ellas; igual que hoy lo es con nosotras.
Me recordé mi vida, cuando le entregué mi corazón, cuando Él me liberó, me salvó, me sanó, me restauró, etc.
Y al mirar hacia atrás vi su fidelidad para conmigo desde el año 1985 cuando le dije: Si Jesús te entrego mi corazón.
También recordé a tantas mujeres consagradas a Dios que he conocido y que conozco.
Recordé a mis amigas del blog, siervas fuertes y valientes que testifican del amor de Jesús.
Entonces pensé: "Señor a más ya de 2000 años de tu venida, sigue habiendo mujeres como María Magdalena,como Juana, como Susana y como tantas más que nombra tu Palabra.
Y me imaginé así, como en esta imágen, mujeres actuales, mujeres unidas, mujeres dinámicas, mujeres dispuestas a hacer tu obra
.
Te invito a que nos unamos a través del Espíritu Santo y presentemos a este Jesús amoroso, poderoso, misericordioso y tan respetuoso a cada mujer que todavía está sumergida en un mundo de dolor y desesperación.
No sé cual es tu situación, pero te brindo mi abrazo y te aliento en Cristo Jesús a que te levantes y resplandezcas (Isaías 60:1) y dejes que este precioso Señor te llene, te renueve, te use y te muestre sus propósitos en tu vida.

No hay nada más maravilloso qué pertenecer al equipo de Jesús, así como a más de 2000 años atrás formaban ese equipo estas poderosas mujeres en Cristo Jesús, hoy estamos nosotras y lo más majestuoso es qué Jesús sigue caminando a nuestro lado, igual que lo hizo con ellas.

Gracias por leer mi página, gracias por los comentarios tan edificantes y cariñosos que me comparten, gracias por dejar que Jesús use tu vida.
Desde mi corazón al tuyo, te deseo un fin de semana en victoria a través de Jesucristo. Tere.


!Qué Dios te bendiga!