miércoles, 24 de agosto de 2011

"UNA GRAN MUJER...DIGNA DE IMITAR"

Estoy meditando sobre el evangelio de San Lucas y me estoy deteniendo en observar la actitud de María, la madre de Jesús; su fidelidad para con Dios, su fortaleza, su santidad, su amor, su confianza, su transparencia, realmente son dignas de imitar.


San Lucas 1:46 Entonces María dijo:
Engrandece mi alma al Señor;
1:47 Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador.
1:48 Porque ha mirado la bajeza de su sierva;
Pues he aquí, desde ahora me dirán bienaventurada todas las generaciones.
1:49 Porque me ha hecho grandes cosas el Poderoso;
Santo es su nombre,
1:50 Y su misericordia es de generación en generación
A los que le temen.
1:51 Hizo proezas con su brazo;
Esparció a los soberbios en el pensamiento de sus corazones.
1:52 Quitó de los tronos a los poderosos,
Y exaltó a los humildes.
1:53 A los hambrientos colmó de bienes,
Y a los ricos envió vacíos.
1:54 Socorrió a Israel su siervo,
Acordándose de la misericordia
1:55 De la cual habló a nuestros padres,
Para con Abraham y su descendencia para siempre.


Deseo poder decir cada día, al igual que lo hizo ella: Engrandece mi alma al Señor; Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador!!!
!Qué ejemplo de mujer llena del Espíritu Santo, declarando y decretando a su alma que engrandezca a su Dios!!


San Lucas1:30 Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios.


Deseo con todo mi corazón que podamos hallar cada día gracia delante de Dios.
Un Dios que te dice no temas, yo estoy con vos; un Dios que se fija en nuestras vidas y está atento a nuestras necesidades; un Dios que ve nuestro corazón y nuestro comportamiento.


San Lucas 1:38 Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra. Y el ángel se fue de su presencia.


Quiero ser una mujer así, una mujer fuerte y valiente, una mujer sumisa ante Dios y con un corazón rendido ante Él. Quiero cada día poder decirle a Jesús: Hágase conmigo conforme a tu palabra, conforme a tu propósito, conforme a tu voluntad!!
Y ese es mi deseo para vos también.


Y luego de este ejemplo de María, saber, entender, comprender y creer que no existe otro camino para llegar al Padre, sino a través de Jesucristo, qué nuestra salvación y relación con Dios viene a través de Él.

14:6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

Ahí está nuestra victoria, nuestra salida a cualquier dificultad, nuestra vida plena y en comunión con Dios, a través de Jesús, no existe otro camino para llegar a Él.
Jesús es el gran Yo Soy, El Rey de Reyes y Señor de Señores....Él ya pagó el precio por vos y por mí.


Te deseo un día de plenitud en Cristo Jesús, un día en el que sientas que Dios te dice:
-Hija he hallado gracia sobre tu vida.
Y que vos le puedas decir:
__Padre hágase conmigo conforme a tu palabra!