sábado, 6 de agosto de 2011

!QÚE HERMOSO....PERO QUÉ HERMOSO!!!


Salmo 62:5 Alma mía, en Dios solamente reposa,
Porque de Él es mi esperanza.
62:6 Él solamente es mi roca y mi salvación.
Es mi refugio, no resbalaré.
62:7 En Dios está mi salvación y mi gloria;
En Dios está mi roca fuerte, y mi refugio.
62:8 Esperad en Él en todo tiempo, oh pueblos;
Derramad delante de Él vuestro corazón;
Dios es nuestro refugio.


Prendí la compu, tenía la intención de publicar en mi blog, distintos textos bíblicos que hoy a la mañana estuve leyendo en mi momento con Dios.
Con mi Biblia abierta fuí inquietada por El Espíritu Santo a leer El Salmo 62.
Inmediantamente los versículos del 5 al 8 cautivaron mi atención, sentí que Jesús nos está hablando como mujeres, como sus hijas amadas.
Cuando recordé un montón de mujeres que están atravesando por momentos difíciles, pensé que esta Palabra les va a infundir aliento y en mi corazón sentí un fuego y un gozo a la vez, sentí y siento que Dios con este pasaje de la Biblia nos está diciendo:

__Hijita.... reposá tu alma en mí, en mi presencia, porque Yo Soy tu esperanza, tu roca, tu salvación, tu refugio, en mis brazos estás segura, no vas a resbalar, no vas a caer.
Hijita...esperá en mí, rendí tu vida a mí, derramá tu corazón, porque Yo soy el único Dios vivo y verdadero, que está atento al corazón de sus hijos las 24 horas del día.

Amigas, tengo un nudo en mi gargante de emoción, tenemos un Dios tan amoroso, tan restaurador, tan atento para con nosotras, solamente debemos rendir nuestro corazón a Él.
¿Cuál es tu problema, cómo se llama tu dificultad, qué gigante de enfermedad y destrucción se levantó en contra de tu vida?
Nada tiene poder contra vos, porque Jesucristo de Nazareth dio su vida por vos y venció a la muerte, venció a satanás, Él es Poderoso, Él ya pagó el precio por vos, Él murió para que tengas vida eterna, pero también pagó el precio por tu sanidad.

!Vamos ponete de pié por dentro...escondete en el refugio de Dios y dejá qué tu alma y tu corazón descansen en Él, porque sé que Dios te va a sorprender con sus bendiciones!
!Qué tu alma bendiga a este Dios vivo, qué todo tu ser se rinda ante Él, qué tu corazón todo le pertenezca a Jesús hoy!

Como digo siempre, no dejes para mañana, lo que podés hacer ya...y ese ya...es darle el control a Jesús de tu vida y tu corazón.

Nunca te olvides que para Él sos especial tesoro, Él te ama y te anhela!!


Te invito en dónde estés, a que levantes tus brazos al cielo y desde tu corazón le digas:
Te amo Señor Jesús, te necesito y me entrego hoy a vos, te reconozco como mi único Salvador personal, te pido perdón por todos mis pecados, saná mis heridas, saná mis emociones, restaurá todo mi ser, porque mi alma te necesita y declaro que vos sos el único Dios vivo y verdadero.
Te amo... Amén. (Así sea)


!Qué Dios te bendiga!