martes, 9 de agosto de 2011

·EL ÚLTIMO MOMENTO PARA VOS...ES EL PRINCIPIO DEL MILAGRO DE DIOS"


Cuando me convertí a los caminos de Dios, al poco tiempo me tenía que operar de mis cuatro muelas de juicio. Estas me habían crecido acostadas, habían cortado las ansías y me estaban infectando la boca.
En esa semana que tenía que ser la operación, fuí a una de las campañas evangelíscias de Annacondia; muchos pasaron a contar testimonios de las diferentes sanidades que habían recibido, menos yo...volví a casa tal cual estaba.
A los pocos días fuí a operarme, en el momento de esperar mi turno para la cirujía, chequeaba a cada momento si Dios me había sanado, pero nada pasaba, cuando entré al quirófano seguía igual, pero en el momento que me estaban preparando para operar al abrir mi boca, el dentista me dice:
__No tenés nada, están bien derechitas.
__Yo le dije... ¿Y las ansías lastimadas?
__No tenés nada tu boca está normal.

!Qué emoción tan grande recibí....qué gozo tan inmenso!!!
Yo creí que al sentarme para que me operaran era mi último momento de esperar mi sanidad y Jesús me estaba diciendo..."Es el principio del milagro".

Querida amiga, no sé cual es tu enfermedad, tu necesidad, tu dolor, etc. lo que sí sé es que no te dejes vencer por lo que ves, porque tenemos un Dios que ve nuestro imposible y lo transforma en posible debido a su naturaleza sanadora.
¿Te sentís qué estás atravesando en tu último momento de recibir tu milagro?
Entonces tengo una noticia:
!Estás atravesando el Principio del milagro de Dios!!!



Isaías53:4 Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.
53:5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.


Jesús llevó en la cruz tu enfermedad, tus dolores, Él pagó el precio y gracias a su muerte y resurrección tenemos victoria y salvación.
Por sus llagas fuimos curados!!

Oremos:
Padre Dios en el nombre de Jesús te pedimos en este día que sanes toda enfermedad en el nombre de Jesús, te pedimos que te lleves todo cancer, que seques todo quiste, que sanes toda enfermedad en los huesos, toda enfermedad en el cerebro, todo problema en la sangre, en la piel, toda hemmorragía que se seque en el nombre de Jesús, sana Padre querido en el nombre de Jesús toda diabetes, toda sordera y ceguera, toda enfermedad en el corazón, todo pié plano, todo sindrome de fatiga crónica, todo reuma, toda anemia, todo vientre estéril, o cualquier enfermedad cual sea su nombre, declaramos y decretamos la virtud sanadora de Cristo sobre ella.
Espíritu Santo llenanos de Tí, renueva nuestras vidas, da vida hoy a todo hueso seco, libertanos de todo mal, nos consagramos a Tí hoy.
Creemos en la Biblia como la Palabra de Dios, creemos en Jesucristo como nuestro salvador personal y sanador, creemos en Dios Padre, en el Espíritu Santo y levantamos nuestras manos al cielo en confesión de fe hacia nuestro Señor Jesús.
Esperamos un milagro hoy Señor, esperamos en Tí en este día.
Te amamos: Amén. (Así sea)

Por mi parte sé que ninguna oración vuelve vacía, y sé que su Santo Espíritu va a estar tocando tu vida hoy y sanando tus heridas, dando vida en dónde no la hay.
Creo en un Dios salvador y creo en un Dios especialista en hacer milagros.


Te regalo este texto bíblico:


Jeremias 1:17 Tú, pues, ciñe tus lomos, levántate, y háblales todo cuanto te mande; no temas delante de ellos, para que no te haga yo quebrantar delante de ellos.
1:18 Porque he aquí que yo te he puesto en este día como ciudad fortificada, como columna de hierro, y como muro de bronce contra toda esta tierra, contra los reyes de Judá, sus príncipes, sus sacerdotes, y el pueblo de la tierra.
1:19 Y pelearán contra ti, pero no te vencerán; porque yo estoy contigo, dice Jehová, para librarte.


Dios pelea por nosotras, no es con nuestras fuerzas, es con sus fuerzas, no importa la situación, enfermedad o como se llame lo que se levantó hoy como gigante tratando de atemorizarnos....lo que sí importa y debemos creer es que Dios peleará por nosotras, nada nos podrá vencer en el nombre de Jesús, por el poder de su Espíritu Santo.
Jehová de los ejercitos está para librarnos.
!Yo lo creo....claro qué lo creo!!!