lunes, 1 de agosto de 2011

"DECLARAMOS REGOCIJO EN CRISTO PARA ESTE MES DE AGOSTO"


Filipenses 4:4 Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: ¡Regocijaos!
4:5 Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca.
4:6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.
4:7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.


!Qué difícil se nos hace muchas veces poder regocijarnos cuando estamos atravesando por algún momento difícil!
!Qué difícil se nos hace no estar afanosas en medio de tantas peticiones!
!Qué difícil se nos hace orar con acción de gracias cuándo lo único qué deseamos es pedir y pedir!!!
!Qué difícil se hace tener paz en medio de tantas dificultades!
!Qué difícil es guardar nuestro corazón y nuestros pensamientos en Cristo Jesús cuando estamos tan alborotadas emocionalmente!

Pero un momento....algo no anda bien...tan difícil no debe ser!!
Volvamos a leer Filipenses 4:4-7... ahora sí me doy cuenta, nos debemos regocijar en el Señor, en mi hermoso y poderoso Dios, ahí está nuestra victoria, ahí está nuestro descanso, ahí mueren nuestras emociones alteradas y nace la paz de Cristo en nuestras vidas, esa paz que humanamente no la podemos entender.
Nuestro problema radica en querer hacer todo con nuestras propias fuerzas, entonces ahí hacemos líos.

Es mi deseo que en este comienzo del mes de Agosto, podamos regocijarnos en Cristo Jesús, a pesar de cualquier situación adversa que nos toca vivir, debemos tener nuestra confianza en Él, sabiendo que nuestro Dios nos librará de cualquier dificultad.
Deseo que su paz, su amor, su unción y su salud nos inunde en todas las áreas de nuestras vidas.

!Qué Dios te bendiga!