jueves, 21 de julio de 2011

CORAZÓN...CORAZONCITO...¿CÓMO ESTÁS HOY?

Esta mañana estaba meditando en la Palabra de Dios. Seguí leyendo el libro de San Mateo, luego estuve viendo Proverbios y finalmente estuve meditando en algunos Salmos.

Todo impactó y cautivó mi corazón, pero esta palabra en Salmo 19: 14 me hizo reflexionar aún más y te la quiero compartir.



SALMO 19:14 Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti,
Oh Jehová, roca mía, y redentor mío.


Reflexión:
¿Cómo son los dichos de nuestra boca, qué palabras salen de nuestra boca, para bendición, para maldición, nos vivimos quejando y declarando imposibles para nuestras vidas y familia?
¿Medita nuestro corazón en la Presencia de Dios, le consultamos a Dios sobre nuestras vidas?
¿Tenemos una relación personal con Dios, cómo para poder decirle; Roca mía y redentor mío?


SAN LUCAS 6:45 El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca.
¿Cómo está nuestro corazón, qué tesoro tenemos guardado en el?
¿Predomina lo bueno en nuestro corazón?
¿Nos estamos escuchando hablar últimamente...qué abundancia sale de tu corazón...palabras de fe, palabras de vida, o quizás palabras de derrotas, o tal vez malas palabras o quizás odio, rencor, insultos, etc.?


Pido a Dios en este día, en el nombre de Jesús, qué su Bendito Espíritu Santo nos revele lo que hay guardado en nuestro corazón.
Para que podamos tener un corazón agradable a Dios, para que podamos desechar todo lo malo y vivir una vida conforme a la Palabra de Dios y a su Bendita voluntad.


!Qué Dios te bendiga!