jueves, 9 de junio de 2011

¿TE DAS CUENTA QUÉ SON PARA NOSOTRAS?


Deuteronomio 28:2 Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios.
28:3 Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo.
28:4 Bendito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, el fruto de tus bestias, la cría de tus vacas y los rebaños de tus ovejas.
28:5 Benditas serán tu canasta y tu artesa de amasar.
28:6 Bendito serás en tu entrar, y bendito en tu salir.
28:7 Jehová derrotará a tus enemigos que se levantaren contra ti; por un camino saldrán contra ti, y por siete caminos huirán de delante de ti.
28:8 Jehová te enviará su bendición sobre tus graneros, y sobre todo aquello en que pusieres tu mano; y te bendecirá en la tierra que Jehová tu Dios te da.
28:9 Te confirmará Jehová por pueblo santo suyo, como te lo ha jurado, cuando guardares los mandamientos de Jehová tu Dios, y anduvieres en sus caminos.
28:10 Y verán todos los pueblos de la tierra que el nombre de Jehová es invocado sobre ti, y te temerán.
28:11 Y te hará Jehová sobreabundar en bienes, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra, en el país que Jehová juró a tus padres que te había de dar.
28:12 Te abrirá Jehová su buen tesoro, el cielo, para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado.
28:13 Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas,
28:14 y si no te apartares de todas las palabras que yo te mando hoy, ni a diestra ni a siniestra, para ir tras dioses ajenos y servirles.


En este día, mi deseo es que tanto vos como yo, nos levantemos en esta Palabra, todas estas bendiciones son para nosotras, para nuestro andar diario, para nuestro hogar, nuestro matrimonio, nuestros hijos, nuestra familia toda, nuestro trabajo, nuestra iglesia, etc.

El tema es evaluar si es que estamos viviendo bajo los mandamientos de Dios.
Pienso que a lo mejor te estés preguntando:
_Bueno Tere... ¿pero cuáles son esos mandamientos?

Jesús dijo:
Mateo 22:37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.
22:38 Este es el primero y grande mandamiento.
22:39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.


El tema está en aquellas personas que te dicen:
-Yo no puedo amar a alguien que no veo, si no amo a quien tengo al lado, menos voy a amar a Dios, que ni siquiera sé como es.

Bueno, es muy sencillo, la salvación se recibe por fe.
Según Hebreos 11:1 Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.
Una vez que vos recibís a Jesús como tu Salvador personal, El Espíritu Santo viene a tu corazón y es Él quien te revela a Dios en tu vida.
Por eso es necesario tener una relación íntima con El Espíritu Santo.

Decile a Dios: Señor yo quiero creer en vos, pero me invade la incredulidad; renuncio ahora en Cristo Jesús a toda incredulidad que viene a mi vida. Señor yo recibo a Jesús como mi salvador personal, reconozco mis pecados y te pido perdón por cada uno de ellos. Padre Dios en el nombre de Jesús pido al Espíritu Santo que venga a mi vida y me revele tu Palabra. Quiero cumplir tus mandamientos Señor, quiero amarte con toda mi mente, con todo mi cuerpo, con toda mi alma, mi corazón y mi espíritu. Amén.

Ahora bien, el segundo mandamamiento nos habla de amar a nuestro prójimo como a nosotras mismas.
Hay un montón de personas que se odian a ellas mismas, entonces menos van a poder amar a su prójimo; es importante que pongas tu vida a cuenta con Dios. Es importante trabajar en el área del perdón.
La Biblia dice en Filipenses 4:13 Todo lo puede en Cristo que me fortalece.
Jesús te da la fortaleza y la sabiduría para perdonarte, perdonar y vivir una vida libre en Él.

Te animo en este día a que hagas un balance de tu vida, que trabajes junto al Espíritu Santo en poner a cuenta tu corazón con Dios.

Por mi parte yo no tengo una vida pasiva en cuanto a mi andar cristiano, ya que en mi intimidad vivo una vida de comunión con el Espíritu Santo pidiendole que saque a luz todo lo oculto que pueda haber en mi corazón, que está estorbando alguna área de mi vida. Y te aseguro que no hay nada más maravilloso que sentir a Jesús como tu mejor y fiel amigo, quien te ama, te ayuda, te entiende y te encamina a la verdad.

El diablo quiere que vivamos en derrota, satanás ese inmundo gusano quiere que nos perdamos todas las bendiciones de Deuteronomio 28. Te aseguro que muchas veces consiguió engañarme, desanimando mi vida, pero inmediatamente cuando clamé a mi Dios, Él vino y me libertó.

Vamos...hoy es el día en el que Jesús te está invitando a salirte de toda mediocridad espiritual, Él desea que vivas y recibas todas sus promesas, pero Él también desea que cumplas sus mandamientos.

!No dejes nunca de andar y vivir en los caminos de Dios!

!Qué Dios te bendiga!