domingo, 26 de junio de 2011

!POR FI...! "LEAMOS BIEN...NO SÓLO UNA PARTE"


San Juan 10:10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia

A veces nos enfocamos solamente en la primer parte de este texto bíblico y lamentablemente vivimos confesando que el diablo vino para hacernos sufrir, para robarnos el matrimonio, para dañar a nuestros hijos, para destruir todo nuestro hogar y todo lo que emprendamos.

Si bien es verdad que hay un mundo espiritual que no podemos ignorar, es totalmente cierto que tenemos un enemigo que se llama satanás y que no descansa pensando y actuando para ver de qué manera puede perjudicar nuestras vidas.

Pero el enfocarnos solamente en esta palabra nos lleva a vivir una vida en derrota, porque nos olvidamos que tenemos un Jesús que pagó un precio por nuestras almas, un Jesús que venció a satanás y que es el Rey de Reyes y Señor de Señores.

Nos olvidamos que en Cristo Jesús somos más que vencedoras, que en Él está nuestra victoria y en Su Nombre tenemos poder para vencer.

Por eso hoy me quiero enfocar en lo que sigue a este texto bíblico:
...yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

¿Quién nos está hablando?
Es Jesús, te invito a que leas todo el libro de San Juan y vas a descubrir el amor de Dios, su amistad, su poder, su paz y nuestra victoria a través de Él.

Para reflexionar:
¿Podés creer en este Dios tan inmenso qué te ama tanto y quiere qué tengas una vida en abundancia?

Santiago 4:7 Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.

Parecería para muchas personas que la palabra someterse sonaría a rigor, a miedo, etc.
Todo lo contrario, someternos a Dios es reconocer que Él es Dios, es aceptar a Jesús en tu corazón, es vivir basados en la Palabra de Dios, es llevar una vida guiados y llenos del Espíritu Santo.

!Qué bendición tan grande es tener una vida sometida a Dios, una vida rendida a Dios!!
¿Por qué? !Por qué en Él tengo todo el poder para resistir al diablo y en Cristo Jesús ese miserable insecto llamado satanás tiene qué huir!
El diablo no tiene poder sobre los hijos de Dios.

Vamos....sacudite...salite del pozo donde te metió el enemigo de tu alma...dejá que Dios obre a tu favor!!

!Hoy en la iglesia cantamos esta adoración, es hermosa, muy conocida, pero qué bello es nuestro Señor!!!

¿Cuánto hace qué no le decís a Jesús qué Él es bello y que admirás su belleza?
No sea cosa que vivimos tan sumerjidas en nuestros problemas que nos olvidamos de exhaltarle a Él.


Cuan bello es el Señor,
cuan hermoso es el Señor.
Cuan bello es el Señor,
hoy le quiero adorar.

La belleza de mi Señor
nunca se agotará,
la hermosura de mi Señor
siempre resplandecerá


!Qué Dios te bendiga!