miércoles, 8 de junio de 2011

"MIENTRAS PASABA LA ASPIRADORA..."


Esta mañana, mientras estaba pasando la aspiradora a la alfombra de mi comedor, comencé a cantar una adoración que El Espíritu Santo ponía en mi corazón.
Obviamente apagué la aspiradora, tomé papel y lápiz y comencé a escribir todo lo que el Señor con su dulzura me daba.

Quiero compartirla con cada una de ustedes que leen mi blog, desde luego te voy a pasar la letra y te invito a que levantes tus manos al cielo y que dejes que El Espíritu Santo ponga cántico celestial en tus labios.

Te invito a que las letras de este escrito te ministren, te alienten y te sane.

Es mi deseo que Jesús te acaricie a través de estas palabras, al igual que lo hizo conmigo, tan sólo cuando estaba pasando la aspiradora.

Jesús está con nosotras todo el tiempo, por eso es importante que le invitemos a Él a formar parte de nuestro andar diario.

!No hay nada más hermoso y más maravilloso qué tener a Jesús como nuestro Salvador!


Eres mi esperanza de vida.
Eres quien me ama y me cuida.
Eres mi pasión y fortaleza.
Eres quien levanta mi cabeza.

Tan sólo Tú
Señor Jesús.
Amigo sin igual.
Amor tan eternal.
Tan sólo Tú
Señor Jesús.
Me tomas en tus brazos.
No temo al fracaso
Porque estás Tú.

Mi Jesús...
Te amo tanto a Tí.
Mi Jesús...
Sin Tí no sé vivir.
Mi Jesús...
Ven hoy a mí.
Mi Jesús...
Por siempre creo en Tí.


!Qué Dios te bendiga!