viernes, 10 de junio de 2011

CARIÑO....AMORCITO...!VAMOS LEVANTATE!


"Cariño...Amorcito...!Vamos levantate!

¿Te podés llegar a imaginar por un instante qué Jesús te dice así?


Por supuesto que nada tiene que ver con el descanso físico, no me refiero a eso; estoy haciendo mensión a las tantas veces que nos quedamos adormecidas, paralizadas, sin ganas de seguir adelante, tiradas en una cama por miedo a enfrentar la vida.
A mí me pasó muchas veces que Jesús me tuvo que sacar de la cueva (depresión, angustia,incomprensión, soledad, etc.), en donde me había escondido por temor, o por cansancio, tal vez por mi falta de fe, etc.

Muchas veces Jesús me tuvo que decir: Vamos cariño levantate, tomá mis promesas, cubrite con el yelmo de la salvación, sometete a mí, resistí al diablo y él huirá de vos.
Entonces cuando reacciono, cuando me levanto en Cristo Jesús, ahí mi fe crece, recobro fuerzas y !guau!!!! !Qué poderoso y amoroso es Jesús, es mi super héroe qué viene y me rescata!
Así es Él todo un Majestuoso Dios y todo un hermoso amigo fiel.

¿En qué situación estás hoy?
¿Estás tirada emocionalmente, espiritualmente o tal vez físicamente en una cama?
¿Crees qué Jesús puede venir y sacarte del pozo?
¿Le pediste a Jesús qué te socorra?
¿Podés creer qué este amoroso Jesús tiene sus ojos puesto en vos y te dice vamos amor mío, levantate y resplandecé?


Te regalo esta Palabra:


Te invito a que juntas declaremos:
En Cristo Jesús hoy nos vamos a levantar en fe y vamos a resplandecer por el poder de su amor.
Nuestro matrimonio, nuestro hogar, nuestros hijos, nuestra familia, nuestro trabajo, nuestro barrio, nuestra iglesia, etc. hoy se va a levantar en fe y va a resplandecer en Cristo Jesús.


No dejes de orar, no dejes de leer la Biblia, de pasar tiempo con Dios, de dejar que el Espíritu Santo te llene de su presencia, poné tu vida a cuenta con Dios para que nada te acuse, porque cuando hay culpa, cuando hay falta de perdón, resentimiento, enojo, es mucho más difícil poder creer que Jesús nos dice cariño, amorcito, etc.
¿Sabés por qué?
Porque nosotras mismas nos apartamos pensando que Jesús está enojado, en vez de entender que Él quiere ayudarnos y hacernos libres.
Él todo lo sabe, aún lo más oculto de nuestro corazón, así que nos conviene ser rápidas en poner en sus manos todo lo que nos pasa y te aseguro que se siente una paz tan grande cuando trabajamos junto a Dios en dejar que Él nos traiga restauración.

!Qué Dios te bendiga!