sábado, 21 de mayo de 2011

"¿POR QUÉ NO? !SÍ..!!! HOY NOS DEDICAMOS A NOSOTRAS.


Hola amigas, estaba pensando en todas las cosas que tenemos que enfrentar las mujeres durante la semana.
El estudio, el trabajo, la casa, la comida, los chicos, el marido, o el novio si sos soltera, la familia toda, las vecinas, los mandados, la iglesia, los impuestos, el depilarnos, el cuidarnos con la comida, etc. etc. multiplicado por un millón.

Guau!!! todo esto sí que cansa.
Pero en unos de estos días pasados publiqué sobre 1 de Pedro 5:7, en dónde nos enseña a echar toda nuestra ansiedad sobre Jesús, porque Él tiene cuidado de nosotras.
A decir verdad, lo he puesto por práctica y me ha sido muy liberador y de mucho descanso para mi alma y mi corazón.

Pero pensando en hoy sábado, después de estar tomando unos mates, mientras que leía la Biblia y después de ponerme a orar, se me ocurrió mirarme al espejo y ví que mi pelo luce un tanto despeinado, aunque me peiné cuando me levanté.
Me miré las uñas y me las ví un tanto desprolijas, motivo de corregir, obviamente.
Y lo que es peor....no me atreví a ver si estaba bien depilada, tema que tengo que solucionar antes que se levante mi familia, para no pincharlos con mis besos en esta mañana nublada. (ja, ja, no te rías, no debo ser la única)

Fue ahí cuando me dí cuenta, que muchas veces ante las obligaciones diarias, no nos tomamos ni un minuto para mirarnos externamente.
Porque sinceramente, soy una persona de mirarme internamente y analizar a la luz de la Palabra y con el Espíritu Santo mi vida.
También soy una persona de tener cuidado personal.
Lo qué estoy haciendo a través de mi ejemplo, es llevarte a qué pares un minutito y te mires por dentro emocionalmente y por fuera tu aspecto personal.

Cuando somos mujeres que tenemos tendencia a ser hiper-activas, no nos podemos descuidar, debemos parar y descansar en el reposo de Dios.

Por eso me encantó la imagen que publico hoy, una ratoncita dedicandose un ratito a ella, buscando estar bella, para ella y para los demás.

Te aliento en este fin de semana, a que te atrevas a mirarte al espejo, a que te depiles, te arregles el cabello, te limes las uñas, te pongas linda y te aceptes tal cual sos.

Nunca te olvides que para Jesús, sos el ser más bello y precioso.
Para Jesús sos la niña de sus ojos, su mejor obra de amor, su más preciado tesoro.
Qué nadie te menosprecie en este día, porque para Dios sos a través de Jesucristo el más grande y maravilloso pacto de amor.


!Qué Dios te bendiga!