domingo, 15 de mayo de 2011

"ESTAR QUIETA EN SU PRESENCIA...CÓMO CUESTA...PERO CÓMO AYUDA EN LOS MOMENTOS DIFÍCILES"

SALMO 46:10 Estad quietos, y conoced que yo soy Dios;
Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra.
46:11 Jehová de los ejércitos está con nosotros;
Nuestro refugio es el Dios de Jacob. Selah


Hace unos días atrás estaba viviendo una situación en la cual tenía que tener mucho discernimiento para saber cómo actuar y qué aconsejar.
Tuve momentos de orar, otros momentos de hacer guerra espiritual, otros momentos de declarar las promesas de Dios, etc.
Pero una hermana me dio este texto bíblico, Dios le había puesto en su corazón esta palabra para mí; y la verdad cuanto me bendijo y me bendice actualmente.

Comencé a hacer silencio en su presencia, a estar quieta ante su majestad, comencé a sentir que mi Dios hablaba suavemente a mi corazón; Él me alentaba a no bajar los brazos, a creer, a confiar, a no descuidar mi fe, a proclamar las promesas de Dios para mi vida y mi familia.

Hermosas amigas: todo tiene su tiempo, hay tiempo para presentar batalla espiritual y hay tiempo de callar ante su divina autoridad.
!Qué importante es dejarnos guiar por el maravilloso Espíritu Santo!

Dios siempre trae paz a nuestro corazón, aún en medio de la tormenta.

Te deseo que Jesús te visite hoy, que hable a tu corazón y que puedas callar ante su majestad esperando la respuesta de tu Salvador.

Nunca, pero nunca dejes de reconocer que Él es Dios.

!Qué Jesús sea tu refugio hoy y siempre!

!Qué Dios te bendiga!