viernes, 13 de mayo de 2011

ENFERMEDAD QUÉ CONOCÍ CARA A CARA"..."12 DE MAYO....DÍA INTERNACIONAL DEL SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA"





El síndrome de fatiga crónica (SFC) también llamado Encefalomielitis miálgica.

La Organización Mundial de la Salud lo considera como una enfermedad neurológica grave y aparece en la lista americana de enfermedades infecciosas nuevas, recurrentes y resistentes a los medicamentos.
Puede afectar de manera progresiva al sistema inmunitario, el neurológico, el cardiovascular y el endocrino, y se caracteriza por causar una fatiga severa, febrícula o fiebre, sueño no reparador, intolerancia a la luz, al sonido y a los cambios de temperatura, dolor muscular y en las articulaciones, sensibilidades químicas múltiples, sensibilidad electromagnética y a otros factores ambientales, sensación de estado gripal permanente, faringitis crónica, pérdida sustancial de concentración y memoria, desorientación espacial, intolerancia al estrés emocional y a la actividad física, entre otras manifestaciones.


Como ya manifiesto permanentemente en este blog, he sido una mujer que a los treinta años de edad me diagnosticaron esta horrible enfermedad.
Me habían dado cuatro años de vida, mi salud estaba muy afectada en todas las áreas.
Y sinceramente me sentí morir muchas veces.
Pero al vivir de los treinta a los treinta y siete años bajo este padecimiento, me llevó a buscar aún más de Dios; en medio del dolor, del llanto, de la incomprensión, en medio de la soledad muchas veces, en medio de la oscuridad me tomé muy fuerte de mi amigo El Espíritu Santo.
De los treinta y siete a los treinta y nueve años comencé a recibir lentamente sanidad sobre mi vida, de a poco recibía fuerzas en mis manos, como flash venían recuerdos a mi memoria, etc.etc.etc.
Hasta que llegó el día que Jesús me sanó totalmente.

Pero entiendo de corazón a corazón, a todas aquellas personas que la están padeciendo, o que padecen una enfermedad incurable. Sé lo que es sentir que dejás a tus seres queridos, sé lo que se siente querer vivir, pero a la vez por los dolores tan fuertes te querés morir.

Si yo no hubiese tenido a Jesús en mi corazón, no sé de donde hubiese sacado las fuerzas y el consuelo para vivir bajo tanto dolor y angustia.

Por eso hoy quiero invitar a todas aquellas personas que están padeciendo una enfermedad a que crean en Jesús como salvador personal para vida eterna y además te pido que creas que Él también padeció en la cruz por nuestras enfermedades.

Te pido que no abandones la parte médica, pero te aliento a creer y caminar en fe, sabiendo que Jesús es el salvador, libertador, sanador y restaurador de nuestras vidas.


PADRE DIOS, EN EL NOMBRE DE JESÚS TE PIDO HOY QUE LA VIRTUD SANADORA DE JESUCRISTO SEA DERRAMADA SOBRE CADA VIDA.
PIDO QUE TU BENDITO ESPÍRITU SANTO ESTÉ VISITANDO AHORA CADA CORAZÓN Y QUE AUMENTES LA FE DE CADA PERSONA QUE ESTÁ PADECIENDO Y PASANDO POR UN MOMENTO TAN DIFICIL COMO ES UNA ENFERMEDAD.
SEÑOR TE AMAMOS Y TE BENDECIMOS, NOS PONEMOS BAJO TU VOLUNTAD, CREEMOS QUE SOS EL DIOS DE LOS IMPOSIBLES.
PADRE AMADO, REVELÁ TU PALABRA BENDITA A CADA VIDA, QUE CADA PERSONA PUEDA SER LIBRE EN EL NOMBRE DE JESÚS.
AMÉN (Así sea)


Si estás padeciendo alguna enfermedad, o algún ser querido tuyo está pasando por alguna enfermedad, no dudes en escribirme, estaré apoyándote en oración.
Te abrazo desde mi corazón a tu corazón.

SALMO 23
SALMO 91


!Qué Dios te bendiga!