viernes, 29 de abril de 2011

PENSEMOS UN POQUITO....¿QUÉ ESTAMOS SEMBRANDO Y QUÉ VAMOS A COSECHAR?


Podemos engañarnos a nosotras mismas o a los demás, pero a Dios jamás.
Él ve nuestro corazón y todo lo sabe, entonces es el momento ideal para sincerarte con Él y pedirle ayuda para que puedas tener victoria en tu vida.

Todo aquello que sembramos con Dios, en nuestra vida, en nuestra familia, matrimonio, hijos, trabajo, iglesia, vecindario, estudios, etc. eso mismo vamos a cosechar.
Por ejemplo:
Si no tenés una relación con Dios, si no lees su Palabra, si no pasás tiempo con Él, entonces esa cosecha va a ser escasa en cuanto a hacer su voluntad y vivir una vida en victoria, porque en realidad no invertiste tiempo en conocerlo.
Y así querida amiga se va reflejando en todas las áreas de nuestra vida.
Nuestro corazón y el corazón de nuestros seres queridos y de todas aquellas personas que nos relacionamos, es la tierra en dónde nosotras depositamos constantemente semillas; estas pueden ser de paz, de amor, de cariño, de comprensión, etc. o quizás de contienda, rechazo, odio, menosprecio, etc.

Hoy te pregunto:

¿Qué semillas tenés en tus manos?
¿Qué y cómo estás sembrando en tu relación con Dios, en tu corazón y en todo lo relacionado con tu vida y tus relaciones?



!Qué Dios nos de sabiduría y qué el Espíritu Santo saque a luz todo lo oculto para qué podamos trabajar en desechar toda mala semilla y quedarnos con aquellas semillas qué dan buen fruto, ese fruto de amor, de paz, de restauración, de liberación, de paciencia, etc!

!El único y el mejor ejemplo a seguir es nuestro hermoso, amado y victorioso JESÚS!!

!Qué Dios te bendiga!