lunes, 14 de marzo de 2011

HABLEMOS DE LEVITICO. ¡Qué!!! ¿Quién lo conoce, es tu amigo?


¿Oíste hablar del libro de Levítico en el Antiguo Testamento?....
Esta mañana leí algo que tocó mi corazón. (Lev. 1:9)
* Holocausto: ofrenda encendida de olor grato para Jehová.*

Entendí, que el único que puede dar olor grato a mi vida , para que yo pueda dar olor fragante y llegar con mis oraciones a tocar el corazón de Dios, es la obra redentora de Jesucristo y el bendito Espíritu Santo obrando en mi ser.

Muchas veces nuestras vidas destilan un olor a churrasco impresionante, sí, no te rías; porque en realidad somos seres humanos y nuestra carne infinidad de veces entra en acción.
Somos humanas, algunas serán de corte magro, otras en cambio, tendremos un poquito más de grasa. Pero en determinado momento, vamos a destilar olor a carne.

Cuando nos disponemos a pasar tiempo con Dios, lo primero que va a hacer Él, es dejar en descubierto toda tu carnalidad, porque de otra manera el Espíritu Santo no puede entronarse en nuestro ser.
Lo bueno es que cuando nosotras nos presentemos como ofrenda a Dios, comencemos a dar de una vez por todas, olor grato, lee bien, no dije olor a gato, sino olor grato.

** Y sazonarás con sal toda ofrenda que presente, y no harás que falte jamás de tu ofrenda la sal del pacto de tu Dios; en toda ofrenda tuya ofrecerás sal.** (Levítico 2:13)

Jesús es la sal que sazona mi vida.
Yo soy la ofrenda y Él es el pacto que tengo con Dios.
Yo no puedo permitirme sazonar mi vida con otras cosas que no sean las de Jesús. Porque entonces voy a comenzar a dar olor nauseabundo.
La sal sirve para preservar los alimentos, cuando Jesús derrama su virtud en mí, yo puedo transmitir su vida.
Pero cuando traigo condimentos de afuera, seguro que me voy a enfermar de colesterol espiritual, hasta que se tapen mis arterias y pum... el colapso llega a mi vida.

¿Está Jesús, sazonando con su vida la tuya?
O tal vez, estás usando aderezos que lo único que hacen es engordarte hasta enfermar.
¡Pensalo!
(De mi libro: "Ahora sé quien soy // aún no editado)

!Qué Dios te bendiga!