domingo, 20 de marzo de 2011

"CAMILA...CAMILA...POR DÓNDE VAS SIEMPRE LLEVÁS TUS CAJAS ENCIMA!!!


Allá va Camila, siempre cargada de problemas.
Por donde ella va, nunca abandona a sus cajas, las cuida como un gran tesoro y cada día le suma una nueva.
Camila, Camila, vas tan perturbada por la vida!!

Una tarde de sol, Camila se encontró con Sole su mejor amiga y esto fue lo que aconteció.

__ Camila, Camila, hola cómo estás? Soy yo, Sole, es que llevás tantas cajas que no me podés mirar.

__ Hola Sole querida, perdón pero no te había visto.

__ Pero decime Camila, por qué siempre cargás tantas cajas. ¿Qué llevás en cada una de ellas?


__Bueno, bueno, cómo te puedo decir....en una llevo los problemas que tengo con mi esposo, en otra los que tengo con mis hijos; en otra caja llevo la enfermedad de mi mejor amiga, en una llevo la falta de plata que me vuelve loca cada día.
En esta llevo los problemas del trabajo y los de la obra social, en aquella la deuda que me puse y que ni llego a pagar, en la otra....


__Para Camila...!qué estás haciendo!
No podés andar por la vida llevando todos tus problemas, tenés que descansar en Dios.
Tenés que entregarle a Jesús una a una cada una de tus cajas, debés reconocer qué cosas pusiste en ellas y entregarle a Dios el dominio de toda situación.


Sole invitó a Camila a tomar el té y con su amor y paciencia a salir de esta situación la ayudó.
Ella le compartió:

1 de Pedro 5:7 echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.

Afortunadamente Camila entendió y se dio cuenta que ella no tiene el poder para cambiar las vidas y a las personas; entonces pudo dejar todas sus ansiedades en las manos de Dios y así tener paz, ya que supo a partir de ese momento que Dios tiene cuidado de ella.

Si estás pasando algunos problemas al igual que Camila, te aliento a que hoy puedas volcar en Jesús todas tus ansiedades y así poder confiar que Dios tiene cuidado sobre tu vida.

Deseo de todo corazón que cada una de nosotras podamos ser como Sole, que le salió al encuentro a su amiga y la guió a los caminos de Dios.

!Qué hoy sea un día de restauración, de reconciliación, de paz, de amor y servicio a Dios para nuestras vidas!
Te abrazo con mi corazón: Tere.

!Qué Dios te bendiga!