lunes, 7 de marzo de 2011

8 DE MARZO UN DÍA PARA RECORDAR Y REFLEXIONAR.


El 8 de Marzo se conmemora como el Día Internacional de la Mujer.
En relación a varios acontecimientos que ocurrieron para esa fecha; uno de ellos es el de un grupo de costureras de Nueva York, que en el año de 1857 apoyadas por su sindicato, decidieron tenazmente ocupar la fábrica textil en donde trabajaban, para exigir igualdad de salarios y una jornada de trabajo de 10 horas; lamentablemente este movimiento terminó con un incendio en el que murieron 146 costureras y otras más resultaron heridas.
En 1977 la Asamblea General de las Naciones Unidas, declaró como oficial el día 8 de marzo.


En este día te invito a elevar oración a Dios por cada mujer que padece, que sufre en silencio, que es maltratada, que es menospreciada, etc.
Te aliento a unirnos en oración y pedirle a Jesús que su paz, su poder y su amor esté visitando a cada mujer qué está padeciendo injusticia.

Cuando escucho felicitar por el día de la mujer y contestan: !Gracias!!
Me pregunto:
¿Sabrán verdaderamente cuántas mujeres murieron en ese día, sabrán por qué se conmemora este día como el día Internacional de la mujer?
Ojalá podamos tomar conciencia y decir basta a tanta violencia, a tanta desigualdad.

Si tan sólo las personas se preocuparían por leer la Biblia y buscar de Dios, se darían cuenta lo que es la mujer para nuestro Señor.
Para Jesús somos la niña de sus ojos, somos su más bella melodía de amor, somos herederas y coherederas del reino de Dios, somos Santas en Cristo, somos real sacerdocio y Nación Santa en Jesús.

La Palabra nos enseña que varón y hembra nos creó, nos explica que Dios no hace acepción de personas, nunca la Biblia desmerece a la mujer, por el contrario la pone en lugar de cuidado, de amor y de protección.

A cada mujer le deseo hoy, que pueda habitar bajo la sombra del Omnipotente y así encontrar debajo de sus alas la cobertura que necesita para descansar tu corazón.
Salmo 91.

!Qué Dios te bendiga!