jueves, 10 de febrero de 2011

"SENTATE CONMIGO A CHARLAR UN RATITO..."


Te quería contar que cada vez que veo titilar el corazón que está en este blog, donde me marcan quién y de dónde me visitan; o las banderas que me dicen de qué país sos, extiendo mi mano y pido a Dios que te bendiga.
Miro el mapa de visitas y me emociona saber que a pesar de la distancia, podemos estar unidas en Cristo y compartir juntas/os nuestro amor por Él.
Entonces me imaginé que podíamos sentarnos, tomar un té y charlar juntas un ratito.
Pensaba que alguien se tomó muy en serio la gran comisión:

San Marcos 16:15 Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.
16:16 El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.
16:17 Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas;
16:18 tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.


Jesús ha dejado huellas con esta palabra para que nosotras podamos poner en práctica la gran comisión.
Muchas personas a lo largo de la historia han dejado huellas en Cristo a través de esta palabra y han realizado la gran comisión.
Ojalá vos y yo seamos personas que dejemos huellas en Cristo Jesús para qué muchas almas puedan llegar a sus piés.

No sé cual es la distancia que nos separa, ni tampoco lo que tenemos al alcance de nuestras manos, pero sí sé que Jesús está en nuestro corazón y Él desea ayudarnos y usarnos.

Siento muy profundo en mi corazón que algunas de ustedes amigas queridas han dejado de servir a Dios por algún desengaño o porque alguien les dijo que no sirven.
Despojate rápido de esa situación, entregale a Dios lo que te pasó, liberá el perdón y volvete a levantar en el nombre de Jesús.

Jesús es tan amoroso, tan bueno y tan respetuoso, que jamás haría algo para lastimarnos.
Jesús está las veinticuatro horas a nuestro lado, Él es el mejor amigo y compañero.
Y así como yo puse hoy por título sentate conmigo a charlar un ratito.
Él te dice:

__ Sentate conmigo a charlar siempre!!!
Porque siempre estoy para y con vos!!!


Te envío muchos cariños y deseo querida lectora y amiga qué hoy puedas cerrar la puerta de tu habitación y descubrir que Jesús está a tu lado y que Él espera que le des hoy tu vida y tu corazón.

!Qué Dios te bendiga!