jueves, 17 de febrero de 2011

"REFLEXIÓN Y ACCIÓN"


*Debemos tomar la decisión de seguir a Jesús, hacer su voluntad y vivir una vida en santidad.

*Tengo libre albedrío para hacer todo pero no todo me conviene hacer:
1 de Corintios 6:12 Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna.
Porque todo lo podemos en Cristo que nos fortalece (Filip. 4:13) y en Él podemos resistir al diablo. Somos más que vencedores en Cristo Jesús.

Cuidado con los noviazgos y las amistades con el mundo:
2 de Corintios 6:14 No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?
6:15 ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo?
6:16 ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo:
Habitaré y andaré entre ellos,
Y seré su Dios,
Y ellos serán mi pueblo.
6:17 Por lo cual,
Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor,
Y no toquéis lo inmundo;
Y yo os recibiré,
6:18 Y seré para vosotros por Padre,
Y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso.

*No significa que me debo aislar, no relacionarme, no trabajar ni estudiar porque hay gente inconversa, ni que no debo hablarles de Cristo. Significa que no comparta su manera de vivir.

*Ser libres en Cristo y no volver atrás
Gálatas 5:1 Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud.

¿Hay algo qué está atando tu vida y qué no te permite vivir en la libertad que Cristo da?

*Malas palabras.

Efesios 4:29 Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.

*Debemos confesar nuestros pecados.
1 de Juan: 1:9 :Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

*Debemos buscar la santidad en Cristo y vivirla:
1 de Pedro: 1:16 porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo
Hebreos: 12:14 Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.

*Tal vez estés pensando:
Sí pero cómo hago si el diablo me ataca y me tienta todo el tiempo.
Santiago 4:7: “Someteos pues a Dios, resistid al diablo y huirá de vosotros”.
Rescato las palabras “someternos a Dios”.
Someterse a Dios es creer en Él y hacer su voluntad.
Cuando tengo una relación personal con Cristo, leo la biblia, me congrego y me esfuerzo en hacer su voluntad, tengo todas las armas en Cristo Jesús para resistir al diablo y él huye, no por nosotros, sino porque la sangre de Cristo derramada en la cruz por nuestros pecados y el poder de su bendito nombre, hace temblar al diablo y tiene que huir. Él no puede tocar a los hijos de Dios.

¿Te sentís seducido, atacado, tentado, perturbado, etc. por satanás?
Entonces sería bueno que analicemos a quién nos estamos sometiendo?
Cristo siempre trae paz, aún en medio de nuestra tormenta.
Satanás trae destrucción y muerte siempre.

Para tener presente, en cuenta y para analizar nuestras vidas:
Gálatas 5:16 Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.
5:17 Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.
5:18 Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley.
5:19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia,
5:20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías,
5:21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

5:22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,
5:23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.
5:24 Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.
5:25 Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu.


Dios tiene grandes planes para nosotros, debemos de manera rápida aprender a despojarnos de todo lo que no es la voluntad de Dios para nuestras vidas y tomar la decisión de amarlo, respetarlo, seguirle y servirle.

!Qué Dios te bendiga!