viernes, 18 de febrero de 2011

"PONÉ TU CASA EN ORDEN" (De mil libro "Ahora sé quien soy // aún no editado)


A qué me refiero cuando digo poné tu casa en orden, simplemente a tu vida diaria.
Acordate que no podemos dar lo que no tenemos.
No puedo dar amor si no sé amar.
No puedo tener una conversación agradable, si de mi boca sale solo queja o malas palabras.
No puedo tener un físico sano si no me cuido.
No puedo pretender que me perdonen, si vivo con resentimiento y falta de perdón.
No puedo ser feliz, si tengo un corazón lleno de amargura.
No puedo tener la unción de Dios, si no paso tiempo con Él.

La lista de los no puedo dar lo que no tengo sería interminable.
Te animo a que tomes una hoja y anotes todos los no puedo dar...., después entrale a Dios en oración y trabajá en equipo con Él para revertir tu vida.

Dios es un Dios de orden, es un Dios fiel y verdadero, Él siempre está, no importa cuan grande sea tu lista de los no puedo dar lo que no tengo.....Jesús se toma todo el tiempo para estar a tu lado apoyarte, tenderte su mano y cobijarte bajo la sombra de sus alas.
El Espíritu Santo está siempre extendiendo su amor y poder, para ayudarte a que seas libre de todo desorden emocional, espiritual, físico, material, mental, etc.

Si Dios lo hizo conmigo, cuanto más lo va a ser con vos.
Solamente dejalo a Dios obrar en tu corazón.

Decile a Jesús:
Señor vengo a vos hoy, para decirte que te necesito, necesito tu ayuda, tu compañía, tu amor y tu poder, para poner en orden mi vida, mi corazón, mi mente, mi hogar, etc.
Declaro que hasta acá lo hice todo sola y sinceramente me doy cuenta que todo lo empeoré.
Por favor, en el nombre de Jesús, te pido Espíritu Santo que llenes mi vida hoy, que me ayudes, me renueves y me fortalezcas.
Renuncio a cada cosa que ha producido en mi vida, desorden, falta de paz, falta de perdón, enfermedad, depresión, tristeza, malos pensamientos, etc. los renuncio ahora y me declaro libre en el nombre de Jesús.
Sé que tu favor, tu misericordia, tu paz y tu amor vienen a mi vida ahora en el nombre de Jesús.
Amén.


!Qué Dios te bendiga!