viernes, 25 de febrero de 2011

!OH....Y AHORA....!!!! ¿QUIÉN PODRÁ AYUDARME???














Mujeres, mujeres, obligaciones y mucho más....pero... ¿qué hago, cómo logro descansar, cuánto tiempo me va a llevar todo esto, hasta dónde me dan las fuerzas?


El nene en el cochecito, la nena tocando la guitarra sin parar, el marido en el sillón viendo el noticiero; y ella corriendo, haciendo gimnasia, para tan siquiera intentar estar en forma.... una forma que no sea tan redonda.
El planchado, el lavado, bañar al perrito, cocinar, las manualidades para el acto de la nena, el trabajo en la oficina, etc...etc...al mil.

Entonces se pregunta:
¿Hay alguien qué me puede ayudar?

Es ahí cuando una dulce melodía resuena en sus oídos:

San Mateo 11:28 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.

Guau!!! ahora sí entendí, estaba haciendo todo sola, con mis propias fuerzas y me había olvidado de ir a los brazos de Jesús y así poder descansar, recibir de sus fuerzas y de su sabiduría para llevar mi vida y mis obligaciones adelante.
Ahora entiendo que la verdad me hace libre y la única gran verdad está en la Palabra de Dios. Jesús es el camino la verdad y la vida, en Él hay salvación, liberación, sanidad y restauración.

¿Cómo está tu vida? ¿Tal vez te encontrás cómo la mujer de este relato?
¿Quizás ya estás harta de tu familia, de tus obligaciones, de todo lo qué te rodea y lo qué es peor, ni siquiera te tolerás a vos misma?


Hoy es el día indicado para que puedas parar, encerrarte en tu habitación y dejar que Jesús restaure tu cansado corazón.

Esa es mi meta hoy....deseo qué sea la tuya también.

!Qué Dios te bendiga!