viernes, 3 de diciembre de 2010

"ORACIÓN PARA ESTE VIERNES"


Padre Dios, en el nombre precioso de Jesús te pido perdón por todos mis pecados.
Declaro que te necesito y que te entrego mi cuerpo, mi mente, mi alma y mi espíritu.
Haz en mí una obra de restauración.
En este día invito al Espíritu Santo a mi corazón.
Precioso Espíritu Santo, transformá mi vida, llename toda de tu presencia, me dispongo a tener intimidad con vos. Dame sabiduría para entender la Biblia, quiero aprender y poder así hacer la voluntad de Dios para mi vida y mi hogar.
Renuncio a todo lo que me ata, me frusta y me da temor, en el nombre de Jesús.
Declaro que en este día voy a buscar más de vos.
!ESPÍRITU SANTO!....Llename ahora por favor de tu presencia.
Te necesito, necesito que me renueves y me llenes de tu amor, de tu unción y de tu poder.
Te amo. "Amén" (Así sea)


Para todas aquellas amigas que me han mandado un correo pidíendome oración.
Les quiero decir con todo mi amor, que no es el modelo de oración el que cambia nuestras vidas, sino lo que sale de nuestro corazón.
Amigas queridas, sé que algunas de ustedes están pasando por momentos muy difíciles, pero por favor, más que nunca hay que tomarse de la mano de Dios y dejar que Jesús nos hable a nuestro corazón y que el Espíritu Santo nos llene de su Santa Unción.

Hay que tener una relación personal con Dios, no puedo vivir mi vida por las experiencias que tienen los demás.
Jesús te anhela celosamente y no hay nada más valioso para Él que pasar tiempo con vos.
Quiero que sepas que Jesús te ama. Él dio su vida por amor a vos.
Quiero que sepas que para Él sos lo más importante y que está más que interesado en poder ayudarte.
Nunca te deja, nunca te falla, nunca deja de mirarte....siempre está a tu lado.

Cuando estaba tan enferma a punto de morirme, quien me sostuvo en mi soledad fue Jesús y como cuento siempre, en medio de mi cuarto oscuro porque no podía soportar la luz, le dije al Espíritu Santo:
_Espíritu Santo en que te puedo ayudar para que me ayudes.
Queridas amigas, El habló a mi corazón ese día y desde ahí formamos un equipo de trabajo, Él y yo....trabajando en mis emociones.
El único interesado en que seas feliz, en que te realices en tu vida, en que tengas victoria y puedas vivir una vida en santidad y amor es Jesús.
Y es el Espíritu Santo el que está aquí en la tierra para ayudarte a vencer....Él es Dios.

!Vamos amigas....arriba....qué hay una vida superior en Cristo Jesús!!
Él es el Dios de los imposibles.
Buscalo, importunalo todo el tiempo, que para Jesús el mejor regalo es conquistar y tener tu preciosos corazón.

Desde ya sigo orando por sus vidas. Las amo con todo mi corazón.


!Qué Dios te bendiga!