viernes, 10 de diciembre de 2010

"ABRÍ LA VENTANA DE TU CORAZÓN.....DIOS QUIERE OBRAR UN MILAGRO HOY"


Amigas queridas:
En esta mañana estuve leyendo la Biblia, terminé de leer el libro y me puse dispuse a orar.
Fue cuando la presencia del Bendito Espíritu Santo tocó mi vida y habló a mi corazón.
Comencé a llorar como una niña, me sentí pequeñita ante su gran majestad.
Él tan amoroso como siempre, tocó mi corazón, me habló de áreas de mi vida que debo corregir, como por ejemplo la ansiedad y la preocupación.
Inmediatamente comencé a decirle que lo elegía a Él por sobre todas las cosas.
Que una vez más quería deleitarme en Él.
Su mano tan cariñosa se posó sobre la mía....Él es un papá tan tierno y te aseguro que no hace acepción de personas. Él está esperando poder posar su mano sobre la tuya también.
Fue entonces cuando sentí que hablaba a mi corazón:
SALMO 39:7
Y ahora, Señor, ¿qué esperaré? Mi esperanza en ti está.

Entonces comprendí lo importante que es no perder la fe, lo importante que es mantener nuestra esperanza viva en Cristo Jesús.

Dios puso en mi corazón que orara por cada una de ustudes que leen este blog, para que Dios las sane; ya sea de dolencia física, emocional o espiritual.
Y yo con todo respeto hacia ustedes, quiero hacerlo.
Poné tu mano en el corazón ahora o donde tengas la dolencia, o quizás hay alguien enfermo en tu casa, entonces extendé tu mano hacia él.

Oremos:
Padre Dios en el nombre de Jesús perdona nuestros pecados, pedimos la presencia del Espíritu Santo sobre nuestras vidas ahora.
Declaramos que creemos en la Trinidad divina y que nuestra vida te pertenece.
Ahora Dios derramá la virtud sanadora de Cristo sobre nosotras.
Desatá tu Unción sobre nuestras vidas y trae sanidad a nuestras herídas.
Padre Dios en el nombre de Jesús comienza a operar todo quiste, saná toda dolencia en los riñones, saná toda enfermedad en la sangre, saná toda enfermedad en la vista, en los oídos, en los huesos, derramá tu poder sobre toda maldición cortándola en el nombre de Jesús.
Liberá en el nombre de Jesús toda vida tomada por vicios, por drogas, por adulterio, por pornografía, por masturbación, por incredulidad, por falta de perdón, por intento de suicidio, etc.
Haz un milagro reparador sobre nuestras vidas y familias.
Esperamos en Tí porque sos el Dios de los imposibles, Él único que tiene poder para salvar, sanar y resucitar muertos.
Resucitá en este día todo lo que está muerto en nuestras vidas, familias, trabajo, hogar, etc.
Te amamos y te declaramos nuestro amor hoy y siempre.
Gracias porque tu amor y poder está obrando hoy el milagro que necesitamos.
Amén. (Así sea)

Sé que Dios está obrando ahora queridas amigas, poné tu fe en Él.
Para Él sos especial tesoro.
Cuando descubras el milagro que Dios obró en tu vida hacémelo saber, no dudes en escribirme.
Estoy orando para que tu milagro suceda, no porque yo sea algo, sino porque Él es alguien.

Jesús es el que pagó un alto precio por tu salvación y por tu sanidad.
ISAÍAS 53:4-5
Ciertamente llevó Él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.
Mas Él herido fué por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados: el castigo de nuestra paz sobre Él; y por su llaga fuimos nosotros curados.


!Qué Dios te bendiga!