jueves, 28 de octubre de 2010

UNA PALABRA PARA LAS MUJERES QUE SUFREN............de Síndrome de Fatiga Crónica..


Querida amiga, sé por lo que estás pasando, porque yo estuve en tu lugar. Solamente las que conocemos esta horrible enfermedad, podemos saber lo que se sufre y la desesperación tan grande que es atravesar por ella.
El Síndrome de Fatiga Crónica, es una enfermedad desgastante para el físico, la mente, el alma y el espíritu. Pero no tiene autoridad sobre nosotras para terminar con nuestras vidas, porque tu vida está en las manos de Dios y Él hoy quiere tocar tu corazón.

Quiero que te centres en el milagro que Dios hizo en mí.
Sé que tiene un propósito con todo esto para vos también y creo fervientemente que su mano está sobre vos ahora.
Tenés que llegar hasta el momento en que te decidas a querer salir adelante.
Hasta que en vos se haga ese quiebre interno y te pongas de pié por dentro.
Entiendo perfectamente que los dolores son muy fuertes, hasta el punto de invalidar tu vida. Pero es clave que vos comiences de a poco a cambiar tu mentalidad.

Quisiera estar a tu lado, abrazarte, llorar con vos y después que te hayas desahogado, poder reír juntas.
Posiblemente pronto nos podamos conocer, pero lo más importante es que tenés al lado a alguien que está las veinticuatro horas con vos, su nombre es Jesús.
Le pido a Dios que al igual que lo hizo conmigo, comience paso a paso a llevarte por el camino hacia la sanidad y la libertad, hasta el punto justo en el que puedas decir, gracias Jesús, porque ahora yo también sé quien soy.
(De mi libro "Ahora sé quien soy" // aún no editado)

!Qué Dios te bendiga!