sábado, 30 de octubre de 2010


¿Sabés?....Cuando las luchas y los problemas son tan grandes, comenzamos a sentir que Dios nos ha abandonado.
El desánimo nos invade, la angustia nos oprime, nuestro corazón se llena de tristeza y nuestro semblante decae.

Parecería como que caímos en un enorme pozo negro, un pozo en el cual nos parece imposible salir.

Pero quiero que sepas que no es así, que Jesús siempre está a nuestro lado.
Lo principal es reconocer que le necesitamos y que no somos nada sin Él.

Pienso que un cambio de actitud en este día, nos puede ayudar mucho.
Creo de todo corazón que si me enfoco en el amor de Dios y dejo de mirar con mis propios ojos mi problema, Él me va a infundir el aliento necesario para salir adelante.

Amiga querida, Dios es el Dios de los imposibles.
Jesús te ama con todo sus fuerzas y todo su ser.
El Espíritu Santo está a tu lado dándote las fuerzas necesarias para vencer en Cristo.
A vos sólo te resta ponerte de pié por dentro y volver a creer.

Te aseguro que Dios te sorprenderá, sé que hoy Él tiene para vos un nuevo amanecer.

!Qué Dios te bendiga!