domingo, 31 de octubre de 2010

"DE LOS 30 A LOS 40"


De los treinta hasta los treinta y siete años de edad, fueron de intensa lucha. Pasé por enfermedad, por soledad, por desolación, tuve mucho miedo, casi me muero, casi pierdo mi matrimonio, me saturaba estar conmigo misma. Sé lo que se siente cuando te ves morir, pensás en tus hijos que no los vas a ver más, pero a la vez por la enfermedad que tenía no podía estar con ellos ni disfrutarlos.
Llegué a pensar que Jorge podría conseguir una nueva esposa. Pensaba quien pudiera ser que yo conocía para que los cuidase bien.
¡Qué horror!! Pero que real.
Escuché a tantas mujeres que padecen de enfermedades, que pensaban igual que yo en ese momento.
Algunas me decían:
- Tere: ¿Qué amiga podrá ocupar mi lugar cuándo yo ya no esté?
Comprobé que el temor a la muerte y a la enfermedad, te paralizan y no te dejan ver más allá.
La Biblia dice que el perfecto amor echa fuera el temor. (1 de Juan 4:18 ).
“Jesús es el perfecto amor”.
El diablo vino para hurtar, matar y destruir, Jesús vino para que tengamos vida en abundancia. (San Juan 10-10)

Quiero orar por vos ahora.
Poné tu mano en donde tenés el dolor o la enfermedad y recibí de Cristo Jesús, su sanidad.
** Padre Dios, en el nombre de Jesús, te pido por cada mujer que está pasando por una enfermedad.
Señor, has un milagro como lo hiciste conmigo, derramá tu poder sanador sobre cada vida. Amén. **


Digamos juntas: “Te amo Jesús”.
(de mi libro "Ahora sé quien soy//aún no editado)

!Qué Dios te bendiga!