martes, 1 de junio de 2010

¿CÓMO SE PUEDE PREVENIR EL ABUSO SEXUAL INFANTIL?


Enseñar a los niños que tienen derecho a decir NO, aún a los adultos que los hacen sentir incómodos.
· No dejarlos en compañía de personas de quienes se sospecha que puedan ser abusadores.
· Enseñarles la diferencia entre secretos buenos (un regalo, una sorpresa) y malos (callar cosas que no les gustan o los pone incómodos).
· Enseñarles que hay adultos que pueden parecer agradables pero cometen actos inapropiados.
· Enseñarles que su cuerpo les pertenece y que sus partes íntimas son privadas. Nadie tiene derecho a tocar ni a pedir que lo toquen en esas zonas. Deben distinguir la diferencia de las caricias cariñosas, saludables y necesarias de los tocamientos inadecuados. Los abusadores familiares aprovechan el momento de la higiene o el baño para encubrir sus acciones.
· Inculcar que siempre cuenten a sus padres o a alguien de confianza lo que les preocupa, les da miedo o los confunde, que no se callen una preocupación, que insistan y si no les creen, que sigan intentando hasta obtener ayuda.
· Aunque hay que desconfiar más de la seducción y la manipulación, en caso de que alguien quiera utilizar la fuerza, que griten y traten de escapar. Las criaturas pasivas, tímidas y manejables son las víctimas que eligen los abusadores por lo general.

El objetivo no es atemorizarlos ni educarlos en la desconfianza, pero sí terminar con el desconocimiento sobre el tema del maltrato y el abuso, entrenar a los niños para que confíen en que pueden defenderse, inculcándoles que tienen derecho a tener decisiones propias y subrayar que no son culpables de las malas acciones de los adultos, y que no se queden solos con su dolor.

!Qué Dios te bendiga!