sábado, 10 de abril de 2010

"DÍOS ESTÁ SIEMPRE ATENTO A NUESTRA ORACIÓN"


Orar, es hablar con Dios y hablar con Dios es poder presentarnos a El tal cual somos.
No existe nadie más en el mundo que nos conozca tanto como nuestro Señor.
Entiendo que por las preocupacíones diarias, por los problemas y desafíos que se nos presentan cada día, es muy fácil que abandonemos la oración.
Pero, es una equivocación tan grande amigas mías!!!
Jesús es nuestro único amigo fiel, es quien nos comprende, el que está siempre disponible, el que más nos ama, el que sabe cada pensamiento y cada sufrimiento nuestro.
Personalmente he pasado y vivido momentos muy lindos pero también existieron en mi vida momentos muy angustiantes; y te puedo asegurar que he aprendido que no hay nada mejor para mí y obviamente para vos, que acudir a sus benditos brazos.

Quiero invitarte en este día, a que le entregues a Jesús todas tus cargas, todas tus preocupaciones, todas tus dolencias y enfermedades, todos tus temores, todo tu ser.

Hagamos juntas esta oración:
"Padre Dios, en el nombre de Jesús, te pido perdón por todos mis pecados, me reconcilio en este día contigo, te entrego todas mis cargas, mis enfermedades y toda mi vida.
Renuncio a todo lo que me ata y no me deja vivir en paz, tomo la decisión de perdonar a quienes me han dañado y declaro que el poder y el amor de Cristo reposa sobre mi vida y mi familia. Amén."

!Qué Dios te bendiga!!