martes, 15 de diciembre de 2009

"EN EL TRANSCURSO DE DOS AÑOS.....DIOS CAMBIÓ EL RUMBO DE MI VIDA"


Hace dos años atrás, fuí obediente a la voz de Dios, cuando inquietó mi corazón y el de Jorge, con estudiar y terminar el secundario.
Al principio tuve mucha lucha, ya que debía dejar de servir a Dios junto a Jorge en el área de matrimonio, ya que las clases las cursaba los miercoles y viernes. Y las reuniones de matrimonio eran los viernes. Jorge me alentó a dejar todo y a dedicarme a estudiar y El fue inquietado por Dios para motivarme.

Realmente fueron estos dos últimos años, los más motivadores que he vivido.
Ví la mano de Dios capacitándome para estudiar, conocí gente excelente, amorosa y cariñosa. He logrado cada una de las metas y además Dios cambió el rumbo de mi vida en todo.

Si bien servir a Dios en matrimonio fue muy lindo, pero nunca fue lo primero que Dios me llamó a hacer desde que me entregué a El a los 19 años de edad.
Mi carga por ayudar a las mujeres había quedado en segundo plano, mi sueño por tener algún día lo que tantas veces imaginamos con mi papá: "Un hogar de niños"; habia quedado tapado en mi corazón, por obligaciones que Dios nunca me había pedido hacer.

Pero en el transcurso de estos dos años, fuí victima de mentiras, insultos, violencia verbal, emocional y espiritual....entonces cerrada la puerta de mi habitación me encontré más profundamente con mi amado Jesús.
El tomó esta situación tan dolorosa para mí y sacó a la luz una nueva mujer.
Ahora sé hacia donde voy, tengos mis metas bien definidas, tengo mis oídos espirituales más agudos, sé quien soy y cómo no quiero ser.
Y cuando me creí vencida, vino El Espíritu Santo y me remontó como las águilas.

Muchas veces Dios me consoló con Jeremías 23: Si tan sólo mis profetas estarían en mi secreto, podrían denunciar el pecado. (explicado con mis palabras)
Estar en el secreto de Dios no es fácil, se van a levantar muchos gigantes.
Pero que satisfacción tan grande te queda, al entender que cuando estés en el cielo, vas a poder mirar a Dios cara a cara.
Por que cuando uno está en el secreto de Dios, El saca a luz lo oculto y toda mentira queda al descubierto.

Amo poder ayudar a mujeres que sufren violencia, amo soñar con tener un hogar de niños, amo esconderme en la palma de la mano de Jesús y soñar con El y reír recostada en su pecho.
Amo oír el latir del corazón de Jesús, amo cuando me alienta a seguir, cuando pone en mis labios cánticos nuevos.
Amo ver como se comporta tan caballero con sus hijas.
Amo la vida, amo a mi esposo, a mis hijos, a mi madre, a mi familia toda.
Y te amo a vos querida amiga....

Que este último mes del año, sea un mes de reflexión para tu vida. Que puedas dejar atrás todo lo que te lastimó y que en Cristo te proyectes a una nueva vida.
Dios está llamando a una nueva generación de mujeres. Dios desea que seamos felices, que nos realicemos en la vida. Que hagamos lo que nos gusta, que podamos reír a su lado y que si vamos a llorar por algo, lo podamos hacer recostadas en El, porque su anhelo es consolarnos y llevarnos a la victoria....

!Qué Dios te bendiga!