miércoles, 24 de agosto de 2016

PARA ESTE MIERCOLES....





Salmos 117:1 Alabad a Jehová, naciones todas; Pueblos todos, alabadle.
2 Porque ha engrandecido sobre nosotros su misericordia, Y la fidelidad de Jehová es para siempre. Aleluya.

¿Por qué no decimos juntos?
Amado Dios, en el nombre de Jesús te pido que tu misericordia y tu fidelidad sean derramadas en mi vida y mi hogar.

Y luego con nuestras manos levantadas y nuestro corazón entregado a Jesús...
Derramemos ante su presencia estas dulces palabras de amor.

Vine para alabarte en este día.
Vine a darte las gracias por tu fidelidad.
Vine a agradecer tus misericordias.
Y al mundo entero declarar tu majestad.

Vine para alabarte y adorarte.
Porque en tu presencia mi deleite está.
Sos el que me levanta y me sostiene.
Mi Dios, mi amigo fiel, quien me llena de paz.

Con cariño: Tere.

¡Bendiciones!





lunes, 8 de agosto de 2016

"LUNES"... REFLEXIÓN DESDE EL ALMA



Hola, Dios te bendiga.
Esta mañana comencé nuevamente a leer el libro de los Salmos desde el capítulo uno. De más está decirte que cada letra cobraba vida frente a mi corazón deseoso de sentir su presencia.
Y luego de meditar en algunos de ellos, estas palabras salieron de mi corazón:


Envuélveme con tu presencia Dios Amado
Que necesito sentir junto a mí, tu gran amor.
Elévame con tu poder a tus alturas
Y llévame a vivir en lo sobrenatural.


Lléname de tu aceite santa
Que mi lámpara dispuesta está.
Satúrame con tu miel y con tu vino.
Con el abrazo divino de tu manantial.


Porque solamente en los brazos de Cristo
Reposa cada día mi alma.
Por Él vivo y respiro
Por Él suspira mi corazón.


Y en este día en dónde te encuentres.
Levantá tus brazos al cielo.
Dejá que su amor te inunde
Y recibí su bendición.


Con cariño: Tere.


Salmo 13:5 Pero yo confío en tu gran amor; mi corazón se alegra en tu salvación.
6 Canto salmos al Señor. ¡El Señor ha sido bueno conmigo! (NVI)



¡Bendiciones!



domingo, 24 de julio de 2016

"DIOS TE BENDIGA Y TE SORPRENDA EN ESTE DOMINGO"



Salmos 23
1 Jehová es mi pastor; nada me faltará....
2 En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará.
3 Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.
4 Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque Tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.
5 Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.
6 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días.



PEQUEÑA REFLEXIÓN:


Si en este día vamos a mirar hacia atrás, que no sea para ver los problemas, los errores del pasado y las preocupaciones; sino que sea para ver que el bien y la misericordia de Dios nos siguen.
Dejemos que Dios vaya delante nuestro, detrás nuestro, que nos rodee con su presencia y rindamos nuestra ser ante su majestad.
A Jesús le debemos nuestra vida.
¡Qué la presencia del Espíritu Santo te envuela hoy y siempre!

¡Dios es fiel!


Con cariño: Tere.


¡Bendiciones!

miércoles, 13 de julio de 2016

NO ES LLORANDO, NI GRITANDO, NI SUFRIENDO, NI HACIENDO LA MEJOR ORACIÓN.... SINO ES CON FE





Santiago 1:6
Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra.
7 No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor.


A veces pensamos que vamos a mover la mano de Dios conforme a la oración más espiritual que haremos. Pensamos que cuanto más lloramos y nos victimizamos vamos a conmover a Dios. Otras veces intentamos justificarnos por alguna injusticia vivida, creyendo que así Dios se va a compadecer y nos va a conceder nuestra petición.
Pero sin embargo su Palabra nos enseña que debemos pedir con fe y no dudando nada.
Las palabras claves: fe y no dudar.


Y nos advierte que quienes dudan son semejante a la onda del mar que va de un lado a otro arrastrada por el viento.


Hoy te pregunto:
¿Qué vientos están moviendo tu vida qué te están llevando a dudar de las promesas de Dios?
Tal vez vientos de crítica, chisme, falta de perdón, desesperanza, falta de fe, incredulidad, autocompasión, idolatría, otras personas que influyen en tu vida sacándote de la presencia de Dios, queja, culpa, amargura, temas no resueltos, relaciones rotas, pornografía, malas palabras, adulterio, fornicación, etc.


Volvamos a leer y meditar en este texto de Santiago 1:6 y vayamos a la presencia de Dios. Y en el nombre de Jesús renunciemos a todo lo que nos roba la fe. Y dejemos que el Espíritu Santo nos llene de su presencia.


¿Podemos unirnos hoy y decirle a Dios?... Padre amado, en el nombre de Jesús, auméntanos la fe, ayuda a nuestra incredulidad, rompe todo yugo de esclavitud y derrama de tu unción en cada vida, amén.


Reflexión final:
A menudo escucho a personas que te dicen: Yo quiero tener la presencia de Dios pero no la siento.
Yo quiero que Dios me use, pero no sé por qué no lo hace.
Yo quiero que me vaya bien pero todo está peor, etc. etc. y miles de etc.


Pero sin embargo no reparan en algo fundamental, para tener unción hay que morir a uno mismo. Hay que menguar para que Cristo crezca en nosotros, hay que pasar tiempo a solas con el Esp. Sto. mientras otros miran la tele, viven en el Face viendo la vida de los demás todo el tiempo. Etc.


Es entonces que debemos preguntarnos:
¿A dónde están puestas nuestras prioridades?


Pensemos juntos:
¿Queremos ser usados por Dios? ¿Queremos oraciones contestadas?
¿Queremos la unción del Espíritu Santo?
Debemos entonces invertir tiempo de calidad en leer la Biblia, en orar con fe, en renunciar en el nombre de Jesús a todo lo que nos ata. Y anhelar con toda el alma, el corazón, el cuerpo y el espíritu, ser investidos y ser llenos del Espíritu Santo. Él nos dará poder para vencer.
No es fácil, es un trabajo diario, paso a paso. Pero tenemos un Dios grande y poderoso, que nos ama y desea nuestro bien.


Ultima reflexión:
Hebreos12:14 Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.


¿Tenés paz con Dios, con vos mismo/a y con los demás?
¿Estás viviendo en santidad?
No pases por alto este texto donde claramente nos enseña que sin santidad nadie verá al Señor.
Cristo nos dejó huellas a seguir, Él vivió en santidad, y en Él está nuestra victoria.


Con cariño: Tere.


¡Bendiciones!









jueves, 7 de julio de 2016

HOY JUEVES... MIRÁ HACIA ARRIBA



Hola.... Bendiciones en este hermoso día.


Recuerdo perfectamente aquel día que me sentía tan mal de salud, sinceramente el desánimo me había declarado la guerra. Me encontraba luchando frente a esa necesidad y fue cuando la dulce voz de Dios habló a mi corazón:
__Tere, mirá hacia arriba.
Fue entonces que entendí que si me quedaba con la cabeza gacha mirando mi situación iba a seguir actuando como las gallinas, que pican y pican, andan y andan con la mirada en el piso.
Pero sin embargo, si a pesar de mi situación, me animaba a mirar a Dios en oración, allí cobraría las fuerzas como las águilas y volaría bien alto, al plano sobrenatural, para así por medio de Jesús tomar mi milagro.

Y este hermoso Salmo vino a mi mente:


Jehová es tu guardador
1 Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro?
2 Mi socorro viene de Jehová, Que hizo los cielos y la tierra.
3 No dará tu pie al resbaladero, Ni se dormirá el que te guarda.
4 He aquí, no se adormecerá ni dormirá El que guarda a Israel.
5 Jehová es tu guardador; Jehová es tu sombra a tu mano derecha.
6 El sol no te fatigará de día, Ni la luna de noche.
7 Jehová te guardará de todo mal; El guardará tu alma.
8 Jehová guardará tu salida y tu entrada Desde ahora y para siempre.



Y fue así como entendí que solamente alzando mis ojos espirituales en oración, allí en la intimidad de mi cuarto; dejando que la presencia del Espíritu Santo me inunde, hará que el socorro de Dios venga a mi rescate.
Debemos quitar nuestra mirada y nuestro corazón del problema y poner nuestros ojos en Jesús. (Hebreos 12:2)


El desafío de hoy, dejar de ser gallinas para convertirnos en águilas que vuelan a las alturas ;y asi seremos transformados para la gloria de Dios.


Isaías 40:31 pero los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán. (NVI)


¡Qué hoy jueves, podamos entregarle nuestro corazón a Dios y decirle!...."Señor amado, mi confianza está puesta únicamente en Tí!


Con cariño: Tere.


Bendiciones.

miércoles, 6 de julio de 2016

HOY MIERCOLES.... "COMO PROSPERA TU ALMA"

3 de Juan 1:2 Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.


¡Hola, qué tengas un día bendecido junto a tus seres amados!
Este texto de 3 de Juan 1:2, es uno de mis preferidos; porque me lleva de continuo a analizar mis peticiones y mi vida.
¿Cuántas veces le pedimos a Dios prosperidad en todas las cosas?
¿Cuántas veces deseamos y reclamamos salud para nuestra vida o de un ser querido?


Pero...
¿Cuántas veces analizamos nuestra alma, nuestro corazón,  conforme a la Palabra de Dios?


Cuando estuve muy enferma, le vivía pidiendo a Dios que en el nombre de Jesús me sanara. Pero Él me llevó a vivir este texto de 3 de Juan. Y estas palabras habló a mi corazón:
__ Tere, vos ocúpate de trabajar en controlar tus emociones y yo me ocupo de sanar tu físico.


Y fue así como junto al Espíritu Santo formamos un equipo inseparable de trabajo. Día a día me llevaba a identificar aquellas áreas en mi vida donde necesitaban ser trabajadas.
Por ejemplo: La culpa, la queja, el temor, la falta de perdón, el desánimo, la falta de fe, etc.


Para reflexionar:
¿Cuánto hace qué no evaluás tu vida y tu comportamiento conforme a la Palabra de Dios?
¿Tal vez te covertiste en un loro, que repite y repite siempre la misma oración, pidiendo y demandando?  Pero sin embargo, quizás Dios te esté llevando por medio de su presencia a qué mires tu corazón y trabajes en revertir tu situación.


En este hermoso día, no desaprovechemos la oportunidad de cerrar la puerta de nuestra habitación. Y allí, en oración, derramemos nuestra alma a Dios. Con un corazón que reconoce cuánto le necesita.


Una última pregunta:
¿Está prospera tu alma de la voluntad de Dios o está prospera de tus emociones alteradas qué te llevan a enfermarte, o a tener relaciones rotas?


Con cariño: Tere.


¡Dios te bendiga!



jueves, 30 de junio de 2016

"JUEVES... UNA PEQUEÑA REFLEXIÓN"



Salmos 63
Dios, satisfación del alma...
1 Dios, Dios mío eres Tú; De madrugada te buscaré; Mi alma tiene sed de Ti, mi carne te anhela, En tierra seca y árida donde no hay aguas,
2 Para ver tu poder y tu gloria, Así como te he mirado en el santuario.
3 Porque mejor es tu misericordia que la vida; Mis labios te alabarán.
4 Así te bendeciré en mi vida; En tu nombre alzaré mis manos.
5 Como de meollo y de grosura será saciada mi alma, Y con labios de júbilo te alabará mi boca,
6 Cuando me acuerde de Ti en mi lecho, Cuando medite en Ti en las vigilias de la noche.
7 Porque has sido mi socorro, Y así en la sombra de tus alas me regocijaré.
8 Está mi alma apegada a Ti; Tu diestra me ha sostenido.



Este Salmo es muy importante para mí. ¡Lo he declarado y vivido tantas veces allí en mi lecho de dolor!!
Buscar a Dios de madrugada, rindiendo mi alma y mi corazón a Él.
Sabiendo que era y es lo único que tengo en la vida que me pudo, puede y quiere ayudar siempre.
Vs. 4 nos habla de bendecir a Dios y de levantar nuestras manos en su nombre. Seguramente se hace difícil cuando estamos desesperanzados, pero Dios debe ser nuestro único socorro en la tribulación.
En el nombre de Jesús nos debemos poner de pie. Y por ende dejar al Espíritu Santo que nos llene de su presencia y nos de poder para vencer y salir en victoria.
Meditar en su Palabra, apegar nuestra alma al único Dios vivo, clamarle desde lo más profundo de nuestro corazón, teniendo la certeza de que Él nos oye, nos ama y conforme a su tiempo y su voluntad nos responde.



¡Qué hoy podamos decirle con todo nuestro corazón.... Dios mío eres Tú, mis labios te alabarán, Tú eres mi socorro, tu diestra me ha sostenido y sostiene, te amo, amén!


¡Bendiciones!



miércoles, 29 de junio de 2016

"DEVOCIONAL PARA PADRES"






Malaquías 4:6 Él hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres, no sea que yo venga y hiera la tierra con maldición.

 

Este pasaje nos enseña que Dios nos ayudará, por medio de Jesús,  a volver nuestro corazón hacia nuestros hijos y el corazón de ellos hacia nosotros.

 

Volver: algo que vuelve a un estado anterior, que retorna, que cambia.



Como padres debemos analizar primeramente nuestro corazón:

Tal vez estamos repitiendo patrones familiares, situaciones vividas en la niñez que sin darnos cuenta la volcamos sobre nuestros hijos.
Áreas que no fueron resueltas y sanadas. Por consiguiente nuestros hijos sufren directa o indirectamente por nuestro comportamiento.


Para Dios es muy importante la condición de nuestro corazó


Proverbios 4:23  Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida.
 
Si buscamos a Dios de todo corazón y le damos el control de nuestra vida y familia; Él nos ayuda, viene con poder y nos restaura, nos rodea con su favor, su paz  y amor.
 
Ahora bien, debemos preguntarle al Espíritu Santo que  saque a luz lo oculto del corazón de nuestros hijos. Aquello que lo alejó de nosotros.
 
Posibles barreras que alejan el corazón de nuestros hijos hacia nosotros:

Muchas veces ellos se sienten ignorados, debido a que por el trajín diario no contamos con tiempo de escucharlos, de abrazarlos, de pasar un tiempo de calidad con ellos.

El ser reprendidos todo el tiempo;  y cuando ponemos en la balanza nuestra actitud hacia ellos, es más lo que los retamos que lo que los alentamos.

Palabras hirientes, comparaciones con hermanos, amigos, desaprobación constante de todo lo que hacen o dicen, etc.

No creerles cuando nos cuentan una situación que están viviendo.  (Abusos, bullyng, etc.)

No practicar la empatía. (Ponernos en el lugar de ellos y escucharlos con el corazón)

Problemas conyugales que los volcamos en ellos. (Peleas frente a nuestros hijos, desacreditar a nuestro conyugue frente a ellos, hablarles mal, separación, divorcio etc.)

Falta de límites o por el contrario el autoritarismo aplicado sobre ellos.

Madres que se visten igual a sus hijas, padres que se visten igual a sus hijos. Y por ende tratan de conquistar a sus amigos/as; como si fueran ellos los adolescentes.

La falta de comunicación, de diálogo, donde el relacionarse es solamente un monólogo de los padres.

 
Debemos ser conscientes que tenemos responsabilidades como madres y padres, ante Dios y ante nuestros hijos.
Muchas veces esperamos que el colegio, el club, algún familiar, etc. supla las necesidades de nuestros hijos.  Que los eduquen, los corrijan, los malcríen, los  alienten, etc.
Y no nos damos cuenta que este texto de Malaquías nos habla directo al corazón de los padres.
Nuestros hijos son nuestra responsabilidad y todo lo demás están para acompañarnos, no para hacerlos responsables, de la crianza y de la relación con nuestros hijos.
 
Pero quiero detenerme un minuto y evaluarnos nosotros como hijos:

Tal vez como hijos de Dios, estamos lejos de Él, quizás enojados, incrédulos, etc. Hoy es el día como la Parábola del Hijo Pródigo, de volver a casa, a sus brazos, a su presencia.

Quizás como hijos de una familia, hemos sido dañados en nuestra vida y tenemos nuestro corazón lejos de nuestros padres.

 
Hoy es momento de sanarnos, es momento de liberar el perdón, de renunciar en el nombre de Jesús a la culpa;  y dejar que Dios sane las heridas del alma.
Porque no podemos dar lo que no tenemos.
 
Recordemos: 

Dios siempre tiene planes de bienestar, de esperanza, de futuro y de bien para nosotros y nuestra familia.

Él desea ser el centro de nuestra vida y hogar.

Por medio de Jesús tenemos restauración, sanidad a cada área de nuestra vida y familia.

Pongamos nuestra vida a cuenta con Dios y trabajemos tomados junto al Espíritu Santo para lograr cada día, tener un corazón alineado con Dios; quien nos ayudará a restaurar la relación con nuestros hijos.

 Deuteronomio 6:5 Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas.

Con cariño: Tere.
¡Bendiciones!
 

jueves, 23 de junio de 2016

PARA ESTE JUEVES... "A SOLAS CON EL ESPÍRITU SANTO"



Hola.... ¡Dios te bendiga!




Jeremías 1:8 No temas delante de ellos, porque contigo estoy para librarte, dice Jehová.
9 Y extendió Jehová su mano y tocó mi boca, y me dijo Jehová: He aquí he puesto mis palabras en tu boca.
10 Mira que te he puesto en este día sobre naciones y sobre reinos, para arrancar y para destruir, para arruinar y para derribar, para edificar y para plantar.



¡Qué Palabra tan poderosa y alentadora para cada uno de nosotros cómo Iglesia!
Cuando Dios me habla al corazón por medio de su Palabra,  lo primero que hago no es decir solamente gracias Señor; y ponerme a orar para ver que me quiere decir. Sino por el contrario, evalúo mi vida para ver como está  con Él.
Pienso en cómo está mi relación con El Espíritu Santo, como está mi tiempo de oración y lectura de la Palabra y pienso en si mi pasión por Cristo ha menguado o sigue intacta.


Cada uno de nosotros queremos que Dios nos use. Deseamos que las señales nos sigan, ver como en el nombre de Jesús hay victoria, sanidad, liberación, etc.
Pero me pregunto...¿Cuánto tiempo a solas invertimos con el Espíritu Santo para qué esto suceda?
Dios nos habla en Jeremías que no temamos, que Él está con nosotros para librarnos, para usarnos, que pondrá sus palabras en nuestra boca.
Dios nos alienta a movernos en el plano sobrenatural, nos garantiza por medio de Jesús, de su victoria en la cruz, nuestra victoria y bendición.
Pero no nos podemos quedar solamente creyendo estas palabras, sino que debemos ponerlas por obra.


Entonces me pregunto:
¿Cómo poder hablar de alguien qué no paso tiempo con Él?
¿Cómo voy a creer que en el nombre de Jesús hay poder sino vivo a diario en mi vida una relación personal con Jesucristo, haciéndolo no sólo mi Salvador, sino el Señor de mi vida?
¿Cómo me voy a mover en el plano espiritual en lo sobrenatural sino experimento lo qué es pasar tiempo a solas con el Espíritu Santo?


En este día, Dios nos llama a movernos en fe, creyendo en su Palabra, tomando en Cristo Jesús nuestros beneficios y llevando a cabo nuestras obligaciones como hijos de Dios.
Pero es necesario que los que le adoremos, lo hagamos en espíritu y verdad.

San Juan 4:23 Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren.
24 Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.



Con cariño: Tere.


¡Bendiciones!













miércoles, 22 de junio de 2016

HOY MIERCOLES.... ¿TE ANIMÁS A DECIR....? "ABRÁZAME"


Abrázame por siempre amado mío.
Que afuera hace frío y mi corazón necesita de tu amor.
Abrázame en un instante y perfúmame de tu fragancia.
Que necesito tenerte a mi lado y sentir que sale el sol.

Abrázame por siempre con tu amor inmenso.
Y sumérgeme en los ríos de tu Santa Unción.
Abrázame con rosas, lirios y con tus cantos.
Con el aroma santo de tu redención.

Abrázame, perfúmame y límpiame.
Lléname más y más de Ti.
Satúrame en tu manantial de vida.
Mi Jesús amado, solamente soy para Tí.

Te amo Jesús.
Tere.

Salmo 37:4 Deléitate en el Señor, y Él te concederá los deseos de tu corazón.
5 Encomienda al Señor tu camino; confía en Él, y Él actuará. (NVI)



Con cariño: Tere.


¡Bendiciones!




viernes, 10 de junio de 2016

"LA NOVIA ESPERA AL NOVIO" ELLA YA ESTÁ PREPARADA Y ¿VOS?


Hola... Les comparto estas letras que el Espíritu Santo puso esta mañana en mi corazón.
Quiero alentar a cada mujer con estas palabras. Amigas vale la pena mantener nuestras lámparas encendidas. Vale la pena vivir en santidad y obediencia. Debemos estar cada día preparadas, como una novia, que espera su gran día. Así somos para Jesús, sus amadas, Él nos brinda banquete con su amor. Él nos entiende, nos alienta, nos restaura, nos sana. No perdam...os en este día, la fe y la esperanza de saber que Jesús volverá por los suyos.

                                         Allí estaba ella, cuan novia radiante...
 Sentada a la orilla esperando a su amor.
Su pasión era leer la Biblia, como cada día.
Dejando así  que el sol, la alumbrara con su resplandor.
Allí estaba ella, cuan novia radiante...
Esperaba al pescador de su alma, que la venga a buscar.
Ya estaba preparada, su vestidura no había sido manchada.
Y su corazón latía fuerte, porque su amado cerca está.
Allí estaba ella, cuan novia radiante...
Nunca dejó que menguara el aceite de su lámpara.
Y con una sonrisa en su rostro.
Y con un amor apasionado.
Miró el cielo azul y estas palabras declaró:
__Jesús, mi novio amado, ven hoy a buscarme, esperándote estoy.
Y allí a lo lejos se oyeron las trompetas.
Un gran estruendo se escuchó a su alrededor.
¡Jesús, está volviendo a buscar a su Iglesia!
Pero... ¿Cómo estamos vos y yo?
¿Estamos listos y sin manchas?
¿Estamos en santidad y obediencia?
¿O quizás hoy necesites pedir perdón a Dios?
No dilates más el tiempo, corré a sus brazos.
Jesús te ama y te espera.
Porque en Él hay salvación, vida eterna y perdón.

San Lucas 21:27 Entonces verán al Hijo del Hombre,
que vendrá en una nube con poder y gran gloria.


1 de Corintios 15:51He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados,
52 en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados



Con cariño: Tere.

¡Bendiciones!




miércoles, 8 de junio de 2016

"PARA ESTE MIERCOLES"

REFLEXIÓN PARA ESTE DÍA...
"MUJER... HOY ES EL DÍA DE DESPERTAR"




Jueces 5:12 Despierta, despierta, Débora;...
Despierta, despierta, entona cántico.



Después de leer este pasaje de la Biblia, exclamé desde lo profundo de mi corazón:

 __Despierta, despierta, Tere. Despierta y entoná alabanza para Dios.

Y ahora...¿Te animás a poner tu nombre?
_Despierta, despierta...................... Despidera y entoná alabanza para Dios.



¡Amada amiga, cuántas veces, ciertas situaciones qué atravesamos, nos han robado las fuerzas y la esperanza!
Pero gloria a Dios que su bendita Palabra nos exhorta, nos anima y nos alienta.

¿Te encontrás cansada y sin fuerzas?
¿Sentís qué ya no olés aroma fragante ante Dios sino qué los problemas y las dificultades te están haciendo oler a derrota?

Entonces te regalo esta Palabra divina para que la atesores en tu corazón y la tomes para tu vida.


Génesis 28:15 He aquí, Yo estoy contigo, y te guardaré por dondequiera que fueres, y volveré a traerte a esta tierra; porque no te dejaré hasta que haya hecho lo que te he dicho.


Dios nos está llamando a despertar en Él y a confiar en que su presencia está con nosotras, dándonos descanso, fortaleza, pronto auxilio en nuestra tribulación, porque todavía Dios no ha terminado en nosotras lo que ha dicho que haría.
¡Qué en este día, podamos decirle a Dios con todo nuestro corazón!


_Señor amado, heme aquí, te entrego toda mi vida y mi hogar.
Ayúdanos a oler a tu presencia y a presentarnos ante Tí como grata ofrenda. Nos consagramos ante Tí y declaramos que Tú eres nuestro Señor y Salvador. Te amamos.



Y para finalizar, les regalo estas letras, para que juntas le podamos decir a Dios:


La vida contigo tiene sabor a miel.
Huele a rosas y lirios y perfuma todo mi ser
La vida a tu lado es grato sabor.
Me eleva a las alturas y me llena de tu amor.
La vida contigo es pan, leche y miel.
Es olivo fresco, el aceite santo que unge mi ser.
La vida contigo me da un nuevo amanecer.
Sabe a ríos y fuentes que fluyen dentro de mi ser.
Porque viviendo a tu lado, la vida me sienta bien.
Tocaste mi corazón cansado y saciaste mi sed.
La vida para mí, lleva tu nombre...
!Jesús de Nazareth!
Precioso Dios divino...
Al cual le entregué todo mi ser.
!Te amo amado Dios!

Con cariño: Tere.


¡Qué Dios te bendiga!

miércoles, 1 de junio de 2016

"BENDECIDO MES DE JUNIO"


_¿Qué puedo decirte qué ya no te lo he dicho? ¡Si vos sabés cuánto te amo!
Le dijo Celeste a Dios.
Y Él con un suave susurro, estas palabras habló a su corazón:
_Mi amada y preciosa hija, en cada momento espero que me digas palabras de amor. Quiero que sepas que estoy a tu lado, que te miro en silencio, que extiendo mi mano de bendición hacia tu vida y tu hogar.
Tus peticiones no me son ajenas, tu servicio y tu devoción por Mí te los agradezco Yo. Pero nunca te olvides que mi mayor anhelo es que me ames con todo tu ser y tu corazón.

Mis amadas amigas, tal vez en este día, haya en nosotras una Celeste que está creída que ya le ha dicho todo a Dios. Que Él no necesita que le digamos cuánto le amamos y necesitamos. O quizás estás resentida con Él por las oraciones todavía no contestadas.

¡Qué en este mes de junio, podamos declararle palabras de amor!
Palabras pintadas de colores claros, junto a colores vivos, perfumadas con fe, esperanza y gozo; por tener un Dios tan amoroso qué vive pendiente de nuestra vida y nuestro hogar.

Dejemos que el Espíritu Santo nos llene hoy de su presencia. Pidamos ser renovadas por Él. Confiemos en que la poderosa mano de Jesús pelea por nosotras y por nuestra familia. Anhelemos ser mujeres sabias y entendidas en Dios.
No hay nada más maravilloso que saber que tenemos un Padre Dios amoroso que nos dice:


_Mi amada hija, en este mes de junio....
MI PRESENCIA IRÁ CONTIGO, Y TE DARÉ DESCANSO. (Éxodo 33:14)


Con cariño: Tere.

¡Bendiciones!





martes, 24 de mayo de 2016

"UNA PEQUEÑA REFLEXIÓN DE UN DÍA MARTES"

Despertarme a tu lado mi dulce amor, es mi deseo y anhelo.
Saberte que te tengo cerca y que tu fragancia inunda mi ser.
Despertarme a tu lado mi dulce amor, me estremece el alma.
Me late fuerte el corazón y me llena de emoción.
Porque tenerte a Tí, mi amado Jesús...
Es lo mejor que me ha pasado.
Tener tu salvación, tu sanidad y tu restauración.
Porque nunca me dejas ni me desamparas.
Porque en tu nombre tengo el poder para vencer.
Despertarme a tu lado mi dulce amor, da paz a mi vida.
Y sé que nada ni nadie, vendrá contra mí.
Porque tu vara y tu cayado me infunden aliento.
Y tu Espíritu Santo me llena más y más de Tí.


Cuantas veces por las noches, debido al cansancio diario, nos acostamos e imaginamos y sentimos, ser abrazados por el poder y el amor de Dios.
Sentimos su presencia invadiendo nuestra vida, que nos da paz y nos lleva a relajarnos en sus brazos de amor.
Pero sin darnos cuenta, al abrir nuestros ojos para comenzar nuestro día, muchas veces nos olvidamos que Él está allí. Él desea que le amemos, que le consagremos nuestra vida, que oremos, que leamos su Palabra y lo invitemos a vivir un nuevo día, tomados de su mano, la cual nos sostiene y nos levanta.


¡Qué a partir de  este día, podamos  despertarnos cada mañana, cada nuevo día, en los brazos amorosos de Dios!




Lamentaciones 3:23 Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.

Con cariño: Tere.

¡Qué Dios te bendiga!