viernes, 1 de agosto de 2014

SEÑOR.... BENDICE NUESTRO AGOSTO.

Hola... bendiciones para este mes que comienza.
Cada vez que empieza un nuevo mes, tengo expectativas de algo nuevo sobre mi vida y mi hogar.
Pienso que hace poco escribí ya llegamos a junio, mitad de año y ahora han pasado dos meses; verdaderamente el tiempo vuela.
Te deseo de todo corazón que la sangre de Cristo cubra tu vida y tu familia, que el amor de Dios los rodee, que la presencia del Espíritu Santo te llene y te ministre.
Hay poder en el nombre de Jesús, Él dio su vida para que nosotros tengamos salvación, vida eterna y sanidad divina.  Y en esto voy a seguir transitando en este mes de agosto. Creyendo en el Dios de los imposibles, viviendo en santidad y obediencia a Dios, buscando cada día la presencia del Espíritu Santo, leer la Biblia, tener más intimidad buscando su rostro en oración y caminar en esa cruz vacía, ya que mi amado Jesús resucitó y nos dio la victoria.

San Marcos 1: 30 Y la suegra de Simón estaba acostada con fiebre; y en seguida le hablaron de ella.
31: Entonces Él se acercó, y la tomó de la mano y la levantó; e inmediatamente le dejó la fiebre, y ella les servía.

Tal vez estás comenzando el mes de agosto con alguna situación difícil, pero hoy Jesús se te acerca, te extiende su mano y te levanta por el poder de su nombre y sé que esa situación se va a disipar.
La suegra de Pedro estaba enferma, a tal punto que la fiebre la dejó en cama y allí en su lecho, dolorida, llegó Jesús, tuvo compasión, se le acercó, tomó contacto con ella, le demostró su amor y al extender su mano su poder sanador emanó de Él y la enfermedad se fue.
Hoy necesitamos que la mano de Jesús se extienda sobre nosotros y nuestro hogar, para que todo aquello que está enfermando y destruyendo nuestra vida y familia se vaya en el nombre de Jesús.
Hoy nos levantamos en fe, declarando en Cristo Jesús un mes de agosto en victoria, en donde veremos sus milagros y maravillas y en donde nos comprometemos a seguirlo y a servirlo.
Porque solamente Jesús se merece la gloria y la honra, no menospreciemos su sacrificio en la cruz, porque en Él y por Él está nuestra victoria.
Qué nada ni nadie nos robe la paz y la fe, tenemos un Dios grande que vive y reina.

Con cariño: Tere.

¡Qué Dios te bendiga!




jueves, 31 de julio de 2014

"DEJÁ QUE TE SOPRENDA HOY"

Hola... Dios te bendiga!!!
Esta mañana, cuando preparé mis apuntes, mi Biblia y mi mate calentito; sentí la presencia del Espíritu Santo rodear mi vida y tocar mi corazón.
Sentí que hablaba a mi interior estas palabras.... "Dejá que te sorprenda hoy".
 
 
Me sentí conmovida ante la presencia de Dios junto a mí y mi corazón comenzó a latir más fuerte y como si la voz de Dios hablase a mi interior, sentí que me guiaba a leer Isaías 55. Lo busqué inmediatamente, un capítulo interesante que leí y medité muchas veces, pero hoy Dios me estaba queriendo decir algo más y en ese leer y orar, en medio de su presencia dulce, sentí escribir las siguientes letras que el Espíritu Santo puso en mi corazón.
En donde te encuentres, dejá que Dios te sorprenda hoy.
 
 
Dejá que te sorprenda en este día.
Dejá que derrame sobre tu vida mi paz y mi amor.
Dejá que te corone de favores.
Dejá que sople aliento de vida en tu interior.
 
Mi amor rodea tu casa.
Tu hogar es para mí.
Desataré bendición sobre los tuyos.
Y te pondré en alto para adorarme a  Mi.
 
Dejá que te sorprenda en este día.
Dejá que te llene de mi unción.
Dejá que mi presencia te transforme.
Dejá que con mi miel endulce tu corazón.
 
En mí son nuevas cada mañana.
Mi presencia te derramo a tí.
Y te daré las fuerzas de un búfalo.
Y te levantaré como las águilas para adorarme a Mi.
 
Porque Yo Soy Dios fuerte y poderoso.
Grande y misericordioso Soy.
Amigo eterno, fiel y verdadero.
Rey de Reyes... quien te llama hoy a tí.
 
¿A dónde huirás de mi presencia?
Por donde vayas estoy Yo.
Y te corono de favores y misericordia.
Y te envuelvo con mi gracia y mi santidad.
 
Isaías 55:1 A todos los sedientos: Venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid, comprad y comed. Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche.

Isaías 55:8Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová.
9 Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.

Con cariño: Tere.

¡Qué Dios te bendiga!




miércoles, 30 de julio de 2014

"LEVANTÁ TU VOZ Y DIGAMOS JUNTOS... NO A LA TRATA DE PERSONAS"

Si estás en Argentina podés llamar gratuitamente todos los días del año las 24hs. al .....145.

Con cariño: Tere.

¡Qué Dios te bendiga!

martes, 29 de julio de 2014

"LETRAS DESDE MI ALMA"

Hola... Simplemente compartir las letras que esta mañana brotaron de mi corazón para el único y gran amor de mi vida.... Mi amado Jesús.
 
 
Cerré mis ojos al acostarme como cada noche.
Invoqué tu nombre y te abrí mi corazón.
Necesitaba sentir tu dulce presencia.
Y no tardaste en envolverme con tu amor.
Me cobijaste con tus brazos amorosos.
Besaste mi frente cuan niña pequeñita.
Y me cantaste canciones que endulzaron mi alma.
Me llenaste de tu brisa, de tu amor y tu templanza.
No puedo negar que de Tí estoy enamorada.
Me cautivaste con tu vida y no puedo dejar de amarte.
Sos mi fuente de vida eterna.
Mi Jesús amigo fiel, la estrella de la mañana.
No sé vivir si no te tengo.
No entiendo de la vida sin tu amor.
Sos poderoso, misericordioso y bueno.
Sos Dios verdadero que llenó de amor mi corazón.
Sé que en tus brazos acunás a tus hijos.
Que callás de amor por cada uno de nosotros.
Que te deleitas cuando buscamos tu presencia.
Que suspirás de amor cuando nuestro corazón te nombra.
No tengo palabras para darte las gracias.
Gracias por la vida, por tu vida y por mi hogar.
Gracias por tenerte, porque seas mi Dios y mi amigo.
Gracias porque abrí mis ojos y me regalaste para tu gloria... un día más!!
Te amo: Tere.
 
Sofonías 3:17 Jehová está en medio de ti, poderoso, Él salvará; se gozará sobre ti con alegría, callará de amor, se regocijará sobre ti con cánticos. 
 
Con cariño: Tere.
 
¡Qué Dios te  bendiga!
 

 

lunes, 28 de julio de 2014

"PARA COMENZAR LA SEMANA... TEXTOS BIBLICOS PARA CONFIAR EN DIOS"

Hola... ¡Qué Dios te de una semana bendecida y en victoria por medio de Cristo Jesús!!!
Esta mañana, al despertarme, lo primero que sentí en mi corazón fue esta palabra.... "Confiá".
Llevo cada día el anhelo de que Dios obre en algunas peticiones específicas que tengo en mi corazón.



Cada noche al apoyar mi cabeza en la almohada, no me duermo sin antes orar y en ese orar más allá de que le digo cuanto le amo y lo que significa para mí, también le expongo mis peticiones.
Tal vez a vos te suceda como a mí, que tenés en tu corazón una o varias peticiones que necesitás encarecidamente que Dios responda. Pero te aseguro que cada día estoy aprendiendo que todo es a su tiempo, bajo su voluntad y no bajo mi ansiedad y la necesidad imperiosa de creer que tiene que ser ya porque sino.... ¡ME MUEROOOOO!!
De verdad qué nos pasa eso!!! Sentimos que ya es tiempo, que tiene que ser ahora, que todo se va a desmoronar si Dios no nos da lo que queremos o necesitamos.
Pero gloria a Dios que el  maravilloso Espíritu Santo, viene con su amor, nos visita y nos dice:
__ Confiá, simplemente, confiá. 

Confiar:
1. Encargar o poner al cuidado de alguien algún negocio u otra cosa.

2. Depositar en alguien, sin más seguridad que la buena fe y la opinión que de él se tiene, la hacienda, el secreto o cualquier otra cosa.

3. Dar esperanza a alguien de que conseguirá lo que desea.
4. Esperar con firmeza y seguridad.
(Según el DRAE)

Salmo 37:5 Encomienda a Jehová tu camino,
Y confía en Él; y Él hará.


Proverbio 3:5 Fíate de Jehová de todo tu corazón,
Y no te apoyes en tu propia prudencia.
3:6 Reconócelo en todos tus caminos, 
Y Él enderezará tus veredas.
 


Salmo 56:3 En el día que temo,
Yo en Ti confío.
56:4 En Dios alabaré su palabra;
En Dios he confiado; no temeré;
¿Qué puede hacerme el hombre?

Hebreos 13:5 Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque Él dijo: No te desampararé, ni te dejaré;
13:6 de manera que podemos decir confiadamente:
El Señor es mi ayudador; no temeré
Lo que me pueda hacer el hombre.
 
Jeremías 17:7 Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová.

San Juan 14:27 La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo. 

1 de Pedro 5:6 Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo;
5:7 echando toda vuestra ansiedad sobre Él, porque Él tiene cuidado de vosotros.
 



 
Amado y poderoso Dios, venimos ante tu presencia en el nombre de Jesús a pedirte que nos perdones de todos nuestros pecados y a pedirte que la presencia del Espíritu Santo nos inunde en este día.
Queremos caminar contigo, de tu mano, porque allí debajo de tus alas estamos seguros.
Amado Dios, en el nombre de Jesús renunciamos ahora a toda ansiedad que gobierna nuestra vida y declaramos que Tú tienes cuidado de nosotros.
Renunciamos en el nombre de Jesús a toda falta de fe, a toda incredulidad, a toda falta de confianza en Tí.
Por favor, en esta semana que comienza, en la última semana del mes de julio, te pedimos que tomes cada una de nuestras peticiones y sabemos que cada una de ellas serán respondidas bajo tu voluntad, bajo el tiempo que vos decidas.
Nosotros en este día confiamos en Tí y recibimos de tu paz en nuestro corazón, esa paz que solamente Tú nos puedes dar.
Cubrimos nuestra vida, nuestro hogar, nuestra familia toda con la sangre de Cristo Jesús y tomamos el compromiso de vivir en santidad, en obediencia a Tí, en oración y buscando cada día la presencia del Espíritu Santo, esa bendita presencia que nos transforma y nos lleva por medio de Jesús a tomar nuestra victoria. Amén, así sea.

Con cariño: Tere.

Qué Dios te bendiga!

 

sábado, 26 de julio de 2014

Elvis Nunez Anhelo


viernes, 25 de julio de 2014

"LETRAS PARA TI Y PARA MÍ".... TENE FE.

Hola...  ¡Dios te bendiga!

Hoy tenemos una jornada súper fría en Buenos Aires y toda la República Argentina.
Como muchas veces te cuento, tomé mi Biblia, mi lista diaria de oración, preparé mi mate calentito y me dispuse a leer y por supuesto a orar.


Pero mientras buscaba los textos que estoy meditando sobre la caída de los muros de Jericó, sentí que el Espíritu Santo ponía en mi corazón esta pequeña pero enorme palabra... FE.
Su presencia invadió mi vida en esta mañana fría, comencé a sentir un calor suave envolviendo mi ser.
Luego las palabras que te voy a compartir comenzaron a brotar de mi corazón, sabía que Dios las estaba poniendo una a una en mí.
Esta palabras más allá que son para mí también son para vos, en donde te encuentres, amada/o en Cristo Jesús, en este día, no te desanimes, no nos desanimemos, solamente tengamos... FE.

Tené fe, en el medio de las pruebas, en el medio de las luchas y del alto mar.
Tené fe, cuando todo te agobia, cuando tu ser se desespera y no das más.
Tené fe, cuando creas que no te oigo, cuando sientas mi silencio, solamente tené fe.
Porque Yo Soy Dios verdadero, siempre bueno y poderoso que vengo a tu auxilio hoy.
Tené fe, que nadie te la robe, que nadie  apague el amor que sentís por Mí.
Tené fe, porque a tu lado Yo me encuentro, con mis manos extendidas para bendecirte a Ti.
Tené fe, solamente tené fe.... en Mí.


Habacuc 2:4 ............mas el justo por su fe vivirá.

Romanos 5:1 Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo; 

1 de Juan 5:4 Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe. 

Hebreos 11:1 Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. 

San Lucas 17:5 Dijeron los apóstoles al Señor: Auméntanos la fe.

Padre amado, en el nombre de Jesús en este día te pedimos perdón por cada uno de nuestros pecados. Cubrimos nuestra vida y la de nuestra familia con la sangre de Cristo Jesús.
Te pedimos que la presencia del Espíritu Santo nos inunde hoy.

Señor amado, te pedimos en este día que aumentes nuestra fe.
Amado Dios y precioso Señor del cielo y la tierra, en el nombre de Jesús renunciamos ahora a todo desánimo, a toda incredulidad, a toda falta de fe, a todo lo que nos separa de Tí y nos trae temor y preocupación.
Nos declaramos libres en Cristo Jesús y declaramos que veremos tu mano de poder moverse a nuestro favor y a favor de nuestro hogar en este día y siempre.
Porque solo Tú eres el Dios de nuestra salvación y en quien confía nuestra alma.
Levantamos nuestras manos al cielo hoy declarando victoria en Cristo Jesús, caminando sobre tu Palabra, en Hebreo 11:1; y sabiendo que al alzar nuestros ojos al cielo, nuestro socorro viene de Tí amado y verdadero Dios.
En el poderoso nombre de Jesús, amén.

Con cariño. Tere.


¡Qué Dios te bendiga!



martes, 22 de julio de 2014

"LAS PETICIONES QUE ME ENVÍAN"

 
Hola y qué Dios les bendiga mucho!!!!

Quiero darles como siempre digo, las gracias por la cantidad de mensajes que me envían.
Siento la necesidad de comentarles que recibo a diario muchos pedidos de oración y muchas consultas, las cuales leo todo y tomo nota en mi lista diaria de intercesión.
Lo que se me está haciendo muy difícil es responder a todos, ya que por las tareas diarias que llevo como todo ser humano y por otras obligaciones personales, no dispongo de tanto tiempo. Les pido que sepan que estoy orando por cada mensaje, pero tengan paciencia a aquellos que aún no he respondido.

Les aliento a que sigan confiando en Dios, en que mediten en su Palabra y en que oren con fe, porque tenemos un Dios maravilloso que está las 24hs. del día atento al clamor de sus hijos.

Gracias una vez más por el cariño, el aliento y la comprensión.

San Mateo 7:7 Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.7:8 Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.

Besos: Tere.


jueves, 17 de julio de 2014

"MENTE Y CORAZÓN"

Hola... esta mañana estaba meditando en el Salmo 7; especialmente en el versículo 9 y cuando lo estaba leyendo sentí un calor especial en mi corazón.


Salmo 7:9 ...........Porque el Dios justo prueba la mente y el corazón.

Cerré mis ojos, incliné mi rostro y estas palabras derramé ante la presencia de Dios.

__Amado Dios que mi mente y mi corazón estén aptos ante Tí. Y si hay algo oculto, que no me doy cuenta, por favor, que tu Espíritu Santo lo saque a la luz. Llevo mi mente cautiva a la mente de Cristo y te entrego mi corazón una vez más. En el nombre de Jesús, amén.

¡Qué hoy sea un día en el que le permitamos a Dios, este maravilloso Dios justo y verdadero, que tome nuestra vida y la trabaje como el barro es trabajado por el alfarero!!

Isaías 64:8 Ahora pues, Jehová, Tú eres nuestro padre; nosotros barro, y Tú el que nos formaste; así que obra de tus manos somos todos nosotros. 

Efesios 2:10 Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas

Con cariño: Tere.

¡Qué Dios te bendiga!



miércoles, 16 de julio de 2014

" ASI COMO PROSPERA TU ALMA...." Un poquito de mi testimonio.

Hola... Bendiciones!!

Quienes siguen mi blog hace tiempo, notarán que cada tanto suelo escribir sobre el siguiente texto bíblico...



3 de Juan 1:2 Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas,
y que tengas salud, así como prospera tu alma.

Este texto fue clave para mí, ya que el Espíritu Santo lo puso en mi corazón en el peor momento de la enfermedad; cuando el Síndrome de Fatiga Crónica estaba ahogando mi vida.

Fue entonces cuando le dije a Dios:

__Señor, yo te estoy pidiendo sanidad divina, me estoy enfocando en eso, pero acá me dice tu Palabra que para tener salud debe prosperar mi alma. Por favor Espíritu Santo... ¿en qué te puedo ayudar para qué me ayudes?

Entonces sentí que Dios hablaba a mi corazón:

__ Tere te volviste tan negativa al hablar, todo gira en torno a tu enfermedad. Vos ocúpate de controlar tus emociones y yo me ocupo de tu sanidad.

Parecía tan sencillo lo que Dios me pedía, sin embargo en mí no lo era ya que tenía estructuras de años gobernando mi vida, como la queja, el temor, el miedo a morirme, ya que me habían dado cuatro años de vida.
Pero allí en la oscuridad de mi cuarto, casi sin poder moverme, comencé  a  trabajar con mi gran amigo, el poderoso Espíritu Santo.

El Espíritu Santo comenzó a sacar lo más oculto de mi corazón y yo tomada bien fuerte de Él, creyendo más que nunca en la obra redentora de Jesús y que Dios deseaba sanarme, me dispuse a renunciar en Cristo Jesús a todo lo que impedía que mi alma progrese.
No fue fácil, porque en vez de mejorar empeoraba, mi sanidad fue lenta, estuve enferma de los 30 a los 37 años de edad; de los 37 a los 39 años comencé a recibir sanidad divina y había días que parecía ya me iba a morir. Pero cuando cumplí los 39 años, pude decir estoy un 100% sana para la gloria de Dios.
Hoy estoy a semanas de cumplir 48 años, pero siento mi físico como si fuera de 30; sin embargo cuando estaba enferma a los 30 años, sentía mi cuerpo como de 70 años. ¡Gracias Jesús, a Tí sea la gloria y el honor!!
Por favor Jesús,  te ruego que estés tocando y sanando las vidas de quienes están leyendo esta entrada, en tu bendito nombre, amén.

Renuncié en el nombre de Jesús a la queja, al temor, al miedo a morirme, a la amargura, a la tristeza de no poder disfrutar a mis hijos ni cuidarlos por estar enferma, entre otras cosas. Pude perdonar a quienes me acusaban de estar en pecado por estar enferma, a quienes me enjuiciaban por la enfermedad.

Recuero el día cuando Dios puso estas palabras en mi corazón:

__ Tere, nunca te olvides de donde te saqué, nunca trates a las personas, como ellos te están tratando a vos. Yo siempre voy por la oveja perdida, siempre pensá en un alma, movete por un alma, tené compasión por un alma.

Dios marcó tan a fuego esta palabra, que lo único que me motiva a mí es un alma, cuando Dios me da la oportunidad de llevar su Palabra siempre mi meta es un alma, bendecir esa alma, no me fijo en números, en cuantas personas van; ese no es mi problema, van a estar las personas que Dios quiera. Mi problema es tener mi corazón alineado al de Jesús, compasivo como Él, lleno de la presencia del Espíritu Santo para poder tocar esa vida.
Porque a través de una sola vida, estamos tocando familias.

Para reflexionar:

¿Necesitás sanidad en algún área de tu cuerpo, tu vida, tu familia, tu economía, etc?
Entonces te pregunto.
__Amado/a ... ¿Está prosperando tu vida a través de la Palabra de Dios, a través de buscar a Dios en oración, de vivir en santidad y obediencia, lleno de la presencia del Espíritu Santo?

¿Hay algo qué hoy Dios te está mostrando qué debés renunciar en Cristo Jesús?

Cuando estaba enferma, fue cuando Dios me visitó en mi cuarto y me mostró lo de mi libro, Él me dio el nombre. Era un imposible para mí, no podía ni siquiera tomar un lápiz con las manos, todo se me caía, sufría mucho del dolor. Pero Dios es experto en los imposibles y hoy mi libro "Ahora sé quién soy" ya está en las manos de un montón de vidas que están disfrutando del testimonio de lo que Dios, solo Dios, hizo en mí.
¡A Él sea la gloria por los siglos de los siglos!!!

Te animo y te aliento a seguir adelante, un paso a la vez, tomado de la mano de Dios, dejando que su presencia llene tu vida, permitiendo que Jesús te sane y verás que por medio de su mano de poder, va a llegar el día que vos también puedas decir....
¡Ahora yo también sé quién soy en Cristo Jesús!!!

Con cariño: Tere.

¡Qué Dios te bendiga!




martes, 15 de julio de 2014

"AHORA SE QUIEN SOY" JUNTO A BELLAS HISTORIAS.


¡Qué emoción ver a mi libro en el stand de "Librería Búsqueda"!!
Búsqueda Florida - Maipú 84 Vicente López (Puente Saavedra) Tel: 4797-7521
Búsqueda San Martín - Mitre 3324 San Martín Tel: 4713-1565

Buenos Aires - Argentina.

Gracias a todos los mensajes que me envían elogiando mi libro y dedicándome palabras de aliento y bendición para mi vida!!! A Dios sea la gloria siempre!!!


Con cariño: Tere.



viernes, 11 de julio de 2014

"CUANDO LA TRISTEZA NOS DUERME..."

Hola... ¿Cómo están hoy? Quiero contarles que anoche junto a mi esposo estuvimos meditando sobre todo el capítulo 22 del libro de San Lucas en el Nuevo Testamento.



Pero en particular nos detuvimos en los versículos 45 y 46; les invito a que lo leamos juntos.

San Lucas 22:45 Cuando se levantó de la oración, y vino a sus discípulos, los halló durmiendo a causa de la tristeza;
22:46 y les dijo:
¿Por qué dormís? Levantaos, y orad para que no entréis en tentación.


Luego de leerlo, nos detuvimos en especial en la palabra tristeza. Y le dije:
__Jorge... me di cuenta que hemos dejado muchas cosas de lado a causa de la tristeza, nos hemos quedado dormidos, en vez de velar.

Y esa fue nuestra conversación de anoche, comenzar a recordar diferentes situaciones vividas que nos habían entristecido y nos habían dormido espiritualmente. Siempre es bueno hacer un balance de nuestra vida a la luz de la Palabra de Dios, para que nada quede guardado y oculto en nuestro corazón. Porque la verdad siempre nos hace libre.
San Juan 8:32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. 

Según el Drae:

Tristeza: Cualidad de triste.
Triste: Afligido, apesadumbrado.

Tentación: (Del lat. temptatĭo, -ōnis).
1. f. Instigación o estímulo que induce el deseo de algo.
2. f. Persona, cosa o circunstancia que la provoca.
3. f. Rel. Solicitación al pecado inducida por el demonio.




Yo no sé si a ustedes les sucede o tal vez les sucedió, pero a veces, las injusticias, las grandes pruebas, las luchas de la vida, una enfermedad, una situación familiar, etc. nos trae tal tristeza que sin darnos cuenta nos aislamos y hasta dejamos  un servicio determinado de Dios. O quizás nos encerramos en nuestro propio mundo, sintiendo que nadie nos comprende y que todos nos abandonan.
¡Eso es signo de que hemos dejado de velar en oración!
Nos está hablando de que hemos quitado nuestra mirada de Jesús y la hemos puesto en nuestro problema.

La tristeza nos duerme espiritualmente, nos agota emocionalmente y nos enferma el físico. Una persona triste es presa fácil del enemigo, en donde logra rodearla de amargura, de culpa, de resentimiento, entre otros.
La tristeza de lo vivido, o quizás de saber por lo que vamos a vivir, nos hace dormir espiritualmente, porque nos está haciendo mover en el plano natural y nosotros como cristianos nos debemos sacudir para movernos por medio de Cristo Jesús en el área sobrenatural, donde se rompen las cadenas, donde la angustia se va, donde está nuestra victoria, por el poder de su nombre. ¡Jesucristo es el Rey!!

Jesús exhortó a sus discípulos, les reprendió en no dormirse, en que se levantaran para que orasen y no entraran así en tentación.
Hay personas que lo único que relacionan la tentación es con lo sexual, o con una estafa, no sé, con cosas así. Pero mis hermanos/as, cuando nos viene la tristeza, viene la tentación de dejarlo todo, de mirar nuestro propio mundo, de dormir de tal manera para no exponernos otra vez.

Cuando nos viene una enfermedad, un problema familiar, una relación rota tal vez con un hijo, una falta de trabajo, un desengaño amoroso o en la iglesia, la tristeza hace nido en nuestro corazón; y si no acudimos a nuestro pronto auxilio en la tribulación, nos encontraremos dormidos.
Y cuando dormimos, no podemos velar en oración y es ahí donde el enemigo de nuestra alma se mueve, asechando nuestras vidas tratando de destruir nuestro hogar.

¡Qué en este día levantemos nuestros brazos al cielo y le pidamos a Dios, en el nombre de Jesús que la presencia del Espíritu Santo irrumpa de tal manera en nuestras vidas, despertándonos e inquietándonos para que así podamos velar en oración y no caer en tentación!



Padre en el nombre de Jesús te pedimos perdón por nuestros pecados, te rogamos que la presencia del Espíritu Santo esté rompiendo todo yugo de esclavitud en nuestras vidas y nuestros hogares.
Nos unimos como hijos tuyos clamando en este día y renunciamos en Cristo Jesús a toda tristeza, a toda puerta espiritual que hemos abierto y que nos ha ocasionado estar tristes y dormidos.
En este día, amado Dios clamamos por un avivamiento en nuestro corazón, en nuestro hogar y en toda nuestra familia.
Esperamos en Tí nuestra victoria, nos cubrimos con la sangre de Cristo Jesús, amén.

Con cariño: Tere.

¡Qué Dios te bendiga!













 

jueves, 10 de julio de 2014

"NO ES POR REPETICIÓN... ES CON FE Y CON EL CORAZÓN"

Hola... ¡Qué puedo decir después de la victoria de ayer de mi país Argentina, estamos muy felices, fue un hermoso día en familia, ya que se celebraba el día de la independencia y siendo feriado estábamos todos en casa!! ¡Qué manera de sufrir en este mundial!
Gracias por acompañarme todos estos días a través de mi blog con este tema de la oración, recibo muchos correos en los cuales me piden oración por necesidades y quiero que sepan que junto a mi esposo estamos orando por cada una de ellas. Estamos creyendo que en el nombre de Jesús las vidas son transformadas, sanadas y restauradas. ¡Hay poder en nuestro Señor Jesucristo!


Les pido que me acompañen a leer el siguiente texto...

San Mateo 6:6 Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.
6:7 Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos.
6:8 No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis.

A Dios no le interesa cuán adornadas sean nuestras palabras cuando estamos orando, no lo motiva nuestra oración de repetición de quién sabe cuanto tiempo, repitiendo y repitiendo siempre lo mismo, saliendo de labios pero no de corazón.
Lo que mueve la mano de Dios es nuestra fe, Él siempre ve nuestro corazón.

Muchas veces me preguntan...
__Tere... ¿qué palabras tengo que decir para qué Dios me escuche? ¿cuánto tiempo tengo qué estar de rodillas? ¿ qué postura debo tener?

Entonces me doy cuenta que todavía no han pasado tiempo en intimidad con Él, porque cuando cerramos la puerta de nuestra habitación y le derramamos a Dios el alma, allí nos damos cuenta que no existen posturas corporales, ni frases armadas, ni oraciones por repetición, sino por el contrario, es abrirle el corazón y poner ante sus piés nuestra vida.

Que en esté día, le pidamos al Espíritu Santo que en el nombre de Jesús, nos revele la oración a nuestro favor, que está en el corazón del Padre para nuestra vida y cada petición.
Que en este día nuestros oídos espirituales sean abiertos y podamos escuchar la voz de Dios guiando nuestra vida.
Que podamos cerrar la puerta de nuestra habitación y derramarle el alma a nuestro Salvador.



Que nuestra vida sea por y para Jesús, que nuestro hogar le adore, que nuestros hijos vivan en santidad y obediencia a Dios.
Que hoy la presencia del Espíritu Santo nos envuelva y nos lleve a vivir en Cristo Jesús esa vida abundante que solamente Él nos puede y quiere dar.

 San Juan 10:9 Yo Soy la puerta; el que por Mí entrare, será salvo;
y entrará, y saldrá, y hallará pastos. 
10:10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir;
Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. 
10:11
Yo Soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas. 
 
He notado que a muchas personas no les gusta orar, es más fácil levantar un teléfono y pedir a otro que ore por nosotros. Pero hoy quiero decirles que no hay nada más maravilloso para nuestro corazón que derramar nuestra oración a Dios. Porque en su presencia comenzamos a tener paz, nuestras cargas se van y nuestra fe aumenta. Cuando oramos, estamos reconociendo que solamente Dios tiene poder para resolver nuestro imposible y además estamos humillándonos en su presencia.
 
Un día, hace muchos años atrás, una mujer, se acercó a mí con un problema determinado, hablamos y oramos. Luego le propuse cada una desde su hogar al día siguiente, en una hora determinada orar unidas por medio del Espíritu Santo, clamando por la petición que estaba en su corazón. Cuando pasaron unos días la volví a ver y le pregunté si había estado orando y como se encontraba... y.... ¿saben lo qué me respondió?
 
__Hola Tere, sí me acordé que íbamos a orar, pero como sabía que vos ibas a estar orando, entonces estaba tranquila y me fui a pasear al Shopping.
 
Esa respuesta fue fuerte... ¿verdad? es más fácil que otros oren, pero a muchas personas no les gusta pagar un precio, siguen con su vida, demandando a Dios y a los demás.
 
¡Qué hoy Dios nos libre de actitudes así!!!

En lo personal soy  de pedir apoyo en oración, creo que como hermanos en Cristo debemos apoyarnos en oración, orar unos por otros, alentarnos, sostenernos por medio de la oración; pero también soy una mujer que clama y ora, por mí, por los míos y por los demás. Porque mis amados... la fe y la oración abren las ventanas de los cielos.
 
Que nuestro deleite  en este día sea en el Dios de nuestra salvación y Él a su tiempo nos concederá la petición de nuestro corazón.
 
Salmo 37:4 Deléitate asimismo en Jehová,
Y Él te concederá las peticiones de tu corazón.
 
Padre amado, nos unimos hoy tus hijos en el nombre de Jesús, para pedirte por cada petición, Tú las conoces amado Dios, te rogamos hoy por cada persona que está padeciendo, por cada familia, por cada necesidad.
Y te rogamos por cada uno de nosotros, para que avives en nosotros el deseo de orar, de pasar tiempo en tu presencia, deleitándonos en Tí, cobijados en tus brazos, escondidos en la palma de tu mano.
Deseamos sentir la presencia del Espíritu Santo inundando nuestro ser y nuestro hogar.
Renunciamos en Cristo Jesús a toda mediocridad espiritual, a todo lo que se interpone para robarnos nuestro tiempo contigo y declaramos por medio de Jesús una jornada de bendición.
Amén.

Con cariño: Tere.
 

 
 
 

miércoles, 9 de julio de 2014

"Y SEGUIMOS APRENDIENDO JUNTOS SOBRE JESÚS Y LA ORACIÓN"

Hola... Nuevamente nos encontramos con este tema tan apasionante como Jesús y la oración.
Cada vez que comienzo a investigar más sobre los textos bíblicos en los que aparece Jesús en escena orando; más me convenzo que me falta tanto por aprender.
 
 

A veces pensamos que por pasar bastante tiempo en oración encerrado en nuestro cuarto, estamos cumpliendo con lo que Dios nos pide.
Pero al ver a Jesús, con su vida toda rendida ante el Padre orando y orando, apartándose a solas con su Dios, pidiendo fe, fortaleza, guía, llenándose de su presencia, me hace exclamar...
__¡Oh Dios mío, aún no he aprendido nada!!
 
Por lo general, cuando pasamos por pruebas, por situaciones difíciles que nos asechan, es cuando más doblamos nuestras rodillas y clamamos a Dios en oración. Pero en realidad nuestro andar con Él debe ser en un constante de oración y comunión íntima.
 
Les invito que me acompañen a leer los siguientes versículos y que así el Espíritu Santo nos hable a cada uno de nosotros, conforme a lo que estamos necesitando y atravesando.
 
San Lucas 6:12 En aquellos días Él fue al monte a orar,
y pasó la noche orando a Dios. 
 
San Lucas 9:18 Aconteció que mientras Jesús oraba aparte, estaban con Él los discípulos; y les preguntó, diciendo: ¿Quién dice la gente que soy Yo?
 
San Lucas 9:28 Aconteció como ocho días después de estas palabras, que tomó a Pedro, a Juan y a Jacobo, y subió al monte a orar.
9:29 Y entre tanto que oraba, la apariencia de su rostro se hizo otra, y su vestido blanco y resplandeciente.
 
 
 
Y finalmente el texto que les voy a compartir a continuación me estremeció el alma y el corazón... "Jesús oró para que la fe de Pedro no le falte"
 
San Lucas 22:31 Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; 
22:32 pero Yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos.
 
 
Después de leer este texto, les aseguro que me conmoví en mi espíritu y le dije a Dios...
 
__ Amado Dios, en el nombre de Jesús, te ruego que nuestra fe no falte, que ante las luchas de la vida, ante los ataques del enemigo, ante las pruebas, la fe en nosotros no mengue, sino crezca en Cristo Jesús.
 
 
Amado/a, en donde te encuentres, en la situación que estés, en el medio de cualquier dificultad, le pido a Dios, en el nombre de Jesús que tu fe, que mi fe, que la fe de los nuestros, no falte.
Que avancemos en Cristo Jesús a tomar y conquistar nuestra victoria, porque Jesús ya pagó con su vida por cada uno de nosotros quienes le hemos recibido en nuestro corazón, como Señor y Salvador personal.
¡A Él sea la gloria por los siglos de los siglos! Amén.
 
 
 
 
Con cariño: Tere.
 
¡Qué Dios te bendiga!
 
 

 
 

martes, 8 de julio de 2014

"VAMOS HOY ES UN GRAN DÍA PARA LEVANTARNOS EN ORACIÓN"

Hola... quiero agradecerles por todos los mensajes que me envían y por todo el cariño que me manifiestan en cada uno de ellos; le pido a Dios que les bendiga y que les conceda la petición de cada corazón!!
Como bien les conté ayer en mi anterior entrada, sigo buscando sobre el tema de la oración, ya que el Espíritu Santo me inquietó a hacerlo y por supuesto es un tema que me apasiona.

Pero antes que nada vamos a orar, vamos a entregarle a Dios este tema.

Amado Dios, nos unimos tus hijos en el nombre de Jesús para pedirte que nos des sabiduría de lo alto para entender este tema de la oración y así alcanzar nuestra victoria.
Espíritu Santo te pedimos que te reveles  a cada uno de nosotros, que tu unción nos despierte hoy, que derrames pasión en nuestros corazones, que derrames entendimiento para comprender tu Palabra y ponerla por obra.
Reprendemos en el nombre de Jesús, todo espíritu que viene a perturbar nuestra mente, que viene a traer desánimo, distracción, incredulidad, a robarnos la paz y el momento que necesitamos para estar a solas contigo.
Por favor Padre Amado, en el nombre de Jesús te pedimos que nos des sabiduría de lo alto, para acomodar nuestros tiempos y nuestras obligaciones, para que así podamos poner como prioridad en nuestra vida, el orarte y buscar de su santa presencia. Amén, así sea.

En la Biblia, siempre tenemos ejemplos de oración, de personas que se apartaba a orar y buscar el rostro de Dios, como por ejemplo Daniel, entre otros.
Pero nuestro gran modelo a seguir es Jesús y les invito a que leamos juntos algunos versículos que nos afirman la vida de oración de nuestro Maestro.

San Lucas 3:21 Aconteció que cuando todo el pueblo se bautizaba, también Jesús fue bautizado; y orando, el cielo se abrió, 

San Lucas 5:16 Mas Él se apartaba a lugares desiertos, y oraba.

Hoy me voy a detener hasta aquí, con estos textos bíblicos, tenemos mucho para meditar en ellos.
En Lucas 3:21 vemos en primer lugar a Jesús siendo bautizado, este es un ejemplo a seguir también, si nuestro Maestro se bautizó, lo mismo debemos hacer nosotros. Recuerdo el día que me bauticé, fue al poco tiempo que recibí a Jesús en mi corazón y fue un momento de sumo gozo, porque sentía en mi corazón que estaba haciendo lo que Él me pidió. Conozco cristianos de años, que no se han bautizado y no lo entiendo, no los juzgo, pero a veces pienso... ¿cómo puede ser qué no tienen el deseo de hacer lo qué Jesús hizo y nos dejó el ejemplo a nosotros? Él se bautizó, es símbolo para nosotros de morir a la vieja vida y levantarnos en Cristo a una vida nueva en Él y por Él.
No me quiero ir de tema, y para finalizar en este texto, vemos que la oración abrió los cielos y el Espíritu Santo descendió sobre su vida.
Amados/as, la oración abre los cielos para traer bendición a nuestra vida y hogar, el tema es perseverar y no desanimarnos cuando la respuesta se tarda porque los tiempos son de Dios y no nuestros y solo en oración podemos esperar confiados, escondidos en la palma de su mano.

En Lucas 5:16 nos enseña que Jesús se apartaba para orar. Debemos tener tiempo para estar a solas con Dios y decirle cuánto le amamos, cuánto le necesitamos y que estamos dispuestos a hacer su voluntad.
No importa si no tenés mucho tiempo, dale calidad de tu vida a Dios y no cantidad. Porque te aseguro que cuando comenzás a apartarte para orar, aunque sea cinco minutos, luego el Espíritu Santo te comienza a llevar a que esos cinco minutos crezcan y te vas a sorprender cuando pase el tiempo y veas que ya pasaste una hora, dos horas, o más en la presencia de Dios.
 
Y para finalizar les invito a que juntos oremos la oración modelo que Jesús nos dejó, no para que la digamos como repetición, eso no sirve, sería solo un rezo; por el contrario, Jesús enseñó a orar y orar es hablar con Dios y si hablamos con Dios debemos saber que Él oye y también responde.
¡Tenemos un Dios vivo y verdadero qué siempre busca adoradores en espíritu y verdad!! (San Juan 4:23)

San Lucas 11:1 Aconteció que estaba Jesús orando en un lugar, y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: Señor, enséñanos a orar, como también Juan enseñó a sus discípulos.
11:2 Y les dijo: Cuando oréis, decid: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. 
11:3 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. 
11:4 Y perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todos los que nos deben. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal.


Nunca te olvides que siempre Dios desea acunarte en sus brazos, rodearte con el favor de Jesús y llenarte con la unción del Espíritu Santo.
Dios tiene mucho para decirte, no dejes por favor pasar este día, sin que te apartes a solas con Él, levantes tus brazos al cielo, le rindas tu corazón y le digas....



__ Amado Dios, en el nombre de Jesús venimos ante Tí para decirte..... he aquí mi vida y mi hogar, te amamos y deseamos hacer tu voluntad. Henos aquí Padre amado, háblanos porque tus hijos te oímos y deseamos servirte y honrarte hasta que nos vengas a buscar.

Con cariño: Tere.

¡Qué Dios te bendiga!

lunes, 7 de julio de 2014

"ENTRE EL FRIO Y EL MUNDIAL.... NO DEJEMOS DE ORAR"

Hola... ¡Qué Dios te bendiga en esta semana qué comienza!!
¡Qué frío estamos teniendo en mi Buenos Aires querido!!!
En Argentina, mi bello país, estamos todos pendientes, ya que el miércoles jugamos otro partido interesante para este mundial, el cual nos hace sufrir en cada jugada.
Pero dejando de lado el frío y el futbol, les quiero compartir algo...
 
 
Anoche, cuando me fui a dormir, sentí en mi corazón que el Espíritu Santo ponía estas palabras....
__Buscá sobre la vida de oración de Jesús.
Hoy me levanté y lo primero que hice apenas me desperté fue recordar estas palabras, así que, creo que en esta semana voy a estar investigando, meditando y poniendo por obra sobre este maravilloso tema.
 
Como muchas veces les comparto no soy una mujer pasiva en cuanto a la oración; por el contrario, mis momentos de orar y estar en la presencia de Dios van en aumento.
He descubierto en la oración una puerta enorme de bendición que me lleva al corazón de Dios.
Pero también entiendo que si el Espíritu Santo me inquietó con estas palabras, es entonces que hay algo más para mí, hay algo que Dios me quiere enseñar y yo tengo mi corazón abierto a lo que mi amado Señor me pida y me diga.
 
Espero y deseo que me acompañen y que juntos podamos en este comienzo de semana, pasar en Cristo Jesús, a tomar nuestra victoria.
 
San Marcos 1:35 Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro,
salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba. 
 
Las jornadas de Jesús, me las imagino más que intensas, imparables.
Y pensaba en muchos de nosotros,  quienes al simple sonar de nuestro despertador, ya nos levantamos y estamos programando un sin fin de tareas para el día que tenemos que llevar por delante.
Pero Jesús tenía otras prioridades, la oración era una disciplina en Jesús y ese debe ser nuestro ejemplo y modelo a seguir; ser como Él.
 
Disciplina: Doctrina, instrucción de una persona, especialmente en lo moral. (Según el Drae)
 
Él no comenzaba su día sin orar, sin pasar tiempo a solas con su Padre celestial. Aún cuando todavía no había amanecido, Jesús ya estaba buscando el rostro de Dios en oración. Estaba atento a lo que su Padre tenía para decirle y por supuesto buscaba fortalecerse para comenzar la obra que Dios le había encomendado.
 
Jesús se alejaba de todo lo que lo rodeaba y podía distraerle; al igual que nosotros debemos hacer, cerrar la puerta de nuestra habitación y pasar tiempo de intimidad con Dios.
 
Quiero empezar esta semana, invitándote a que te unas a mí y así por medio del Espíritu Santo orar para que podamos seguir las pisadas de nuestro Maestro divino, nuestro Jesús, el deseado, el principio y el fin, el León de la Tribu de Judá, el que pronto volverá a buscar a su Iglesia.
 
Oremos:
 
Padre amado, venimos ante Tí en este día que comienza, para pedirte en el nombre de Jesús que perdones todos nuestros pecados; nos arrepentimos ahora de cada uno de ellos.
Dios del cielo y de la tierra, en el nombre de Jesús renunciamos a todo lo que nos aparta y aleja de Tí.
Cubrimos nuestra vida y nuestra familia con la sangre de Cristo.
Amado Dios, necesitamos que tu Espíritu Santo nos despierte en oración, que tu unción sea sobre nosotros y nuestro hogar.
 
Por favor te pedimos que derrames más fe sobre nosotros, que derrames un espíritu de oración, un anhelo y deseo por buscar tu presencia, no nos dejes dormir, sal en este día a nuestro encuentro, no queremos tener una vida mediocre en oración, queremos tocar tu corazón, queremos ser intercesores poderosos en Cristo Jesús, para derribar las fortalezas del enemigo.
Espíritu Santo en este día, levantamos nuestros brazos al cielo, pidiéndote que nos llenes de tu presencia, que nos enseñes a orar, que abras nuestros oídos espirituales en el nombre de Jesús.
Y por nuestra parte, como hijos tuyos, nos comprometemos a buscar tu rostro en oración, a vivir conforme a tu Palabra, bajo  tu voluntad, a tener una vida en santidad y en comunión contigo.
Gracias amado Dios por darnos la vida, te rogamos que en el nombre de Jesús estés sanando toda enfermedad, toda dolencia, toda opresión y que tu gozo reine en nuestro corazón, en cada hogar y familia, amén.
 
Con cariño: Tere.