jueves, 16 de abril de 2015

"ESA VENTANTA.... Y ESE FLORERO"

Hola... Si observamos esta imagen, seguramente es la ventana soñada para tener en nuestro cuarto. Hermosas cortinas, linda decoración y en especial un hermoso florero lleno de flores acompañando a la ocasión.
Pero este florero que a la vista humana parece tan hermoso, está impidiendo que se pueda abrir la ventana para que el aire del cuarto sea renovado.
Y pensé en nuestra vida, la cual muchas veces a la vista de los demás se ve adornada, diría... impecable; pero sin embargo algo está bloqueando la presencia del Espíritu Santo para que no pueda entrar con su viento recio y así transformar todo nuestro ser.

Hechos 2:2 Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados;
3 y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos.
4 Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.

Yo quiero vivir cada día de mi vida, como el Pentecostés, mi anhelo más profundo es que mi hogar sea constantemente transformado por la presencia del Espíritu Santo.
Debemos ser rápidos en identificar aquello que está bloqueando nuestra bendición.
Tal vez las heridas del pasado, quizás la falta de perdón, la culpa, la falta de fe, el temor, la crítica, el orgullo, etc. Son herramientas que el enemigo está usando para que tu vida no pueda avanzar en Cristo Jesús.
 
San Juan 10:9 Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.
10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

Dios siempre ve nuestro corazón, aunque ante los demás demostremos que todo está bien, Jesús nuestro amigo fiel y abogado está esperando que puedas en su nombre renunciar a todo lo que te ata y esclaviza. El Espíritu Santo tiene para tu vida y hogar una vida sobreabundante.
En este día, tomá la decisión personal de quitar ese florero por más lindo que parezca; abrí la ventana de tu corazón y permitile al Espíritu Santo que te inunde de su unción y de su poder. Ese poder que te lleva a vencer y a conquistar tu milagro en Cristo Jesús.

Con cariño: Tere.

¡Qué Dios te bendiga!

Resultado de imagen para barra separadora gif

lunes, 13 de abril de 2015

PARA COMENZAR LA SEMANA..."COMO UNA ROSA EN TUS MANOS"


Allí estabas Tú, mirándome en silencio.
Escuchando en mi pecho el latir de mi corazón.
Sentado a mi lado, cual fiel enamorado.
Me tomaste entre tus manos, acariciándome con tu amor.

Jamás encontraremos un amor tan grande.
Alguien que esté dispuesto a morir por los demás.
Jamás existirá alguien como Tú.
Quien entregue su vida sólo por amor.

Mi Jesús amado, mi eterno enamorado.
Mi divino Rey en tus manos estoy.
Y sé que en este día cual dulce fragancia.
Estás tocando las vidas con tu infinito amor.

Acaso... ¿Hay algo imposible para el Dios vivo?
¡Claro qué no!! ¡Él es el Gran Yo Soy!
Y en este día desea tocar tu vida.
Sanar tus heridas y restaurar tu corazón.

Con cariño: Tere.

Resultado de imagen para lucas 1 37
San Lucas 1:37 porque nada hay imposible para Dios.

Amado y precioso Dios, venimos ante Tí en el nombre de Jesús, para pedirte que perdones nuestros pecados. Te entregamos esta semana que comienza en tus manos.
Deseamos que la presencia del Espíritu Santo llene nuestra vida y nuestro hogar.
Señor, tu Palabra dice que para Tí no hay nada imposible. Por eso nos unimos en oración, para clamarte por cada necesidad. Para que estés sanando toda dolencia, para que te lleves toda enfermedad, para que toda familia sea restaurada en el nombre de Jesús. Señor, te rogamos en este día lunes por aquellas personas que necesitan trabajo, que necesitan un milagro reparador, queremos y deseamos ver milagros extraordinarios, porque tu mano de poder no se ha cortado. Por eso declaramos en este día, que nuestra vida y nuestra familia está en tus manos.
Te amamos, te damos toda la gloria a Tí.
En el nombre de Jesús, amén.

¡Qué Dios te bendiga!
Resultado de imagen para barra separadora para blog imagen


domingo, 12 de abril de 2015

"UN DOMINGO VIENDO LAS COSAS COMO LAS VES TÚ"

Resultado de imagen para domingo de bendiciones


Hola... ¡Qué Dios te bendiga!
Estaba pensando en que la Biblia es la fuente de fe que necesitamos cada uno de nosotros. La Palabra de Dios, acompañada de la revelación del Espíritu Santo es nuestro motor para llevarnos por medio de la fe a conquistar nuestro milagro, en el poderoso nombre de Jesús.


Romanos 10:17 Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.


Proverbios 15:29 Jehová está lejos de los impíos; Pero Él oye la oración de los justos.


Romanos 8:26 Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.
27 Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos.
28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.


Amado Dios, en este día, venimos ante Tí en el nombre de Jesús para pedirte perdón por nuestros pecados.
Necesitamos la presencia del Espíritu Santo sobre nuestras vidas y hogar.
Te consagramos este domingo en tus manos, te rogamos que nos ayudes a ver las cosas como Tú las ves. Necesitamos tu revelación, tu presencia, tu unción, tu gracia en nuestras vidas.
En el nombre de Jesús, amén.


Con cariño: Tere.


¡Qué Dios te bendiga!


Resultado de imagen para barra separadora para blog gratis corazón

miércoles, 8 de abril de 2015

"ESPERAR EN SILENCIO"



Hola... Bendiciones para este día.


Me desperté esta madrugada, y esta frase daba vueltas en mi corazón... "Esperar en silencio".
Inmediatamente recordé diferentes situaciones en mi vida en donde al principio no supe esperar en silencio ante la presencia de Dios.
Y en ese esperar en silencio me refiero buscar la presencia del Espíritu Santo en oración, para que Él se glorifique mientras que mi carne mengua ante su majestad.


Al principio no es fácil cuando pasamos por una injusticia o tal vez por una enfermedad o situación difícil. Muchas veces vemos esos problemas como enormes gigantes pareciendo aplastar nuestra vida. Pero cuando ponemos por práctica el Salmo 121 y alzamos nuestros ojos a Dios, inmediatamente sentimos que de Él viene a nuestro socorro.
Nunca Dios nos deja solos, siempre está a nuestro lado y siempre usa cualquier situación adversa para llevarnos a crecer y a vivir en victoria por medio de Cristo Jesús.
El tema está en no desesperarnos por la respuesta que no llega a nuestro tiempo.


Recuerdo cuando estuve muy enferma, hace ya unos años atrás, al principio te desesperás, creés que estás confiando, pero todo tu ser tiembla de miedo al pensar que algo malo te puede pasar. Luego, el Espíritu Santo te va llevando a pasar tiempo a solas con Él, un tiempo de calidad el cual lo vas a descubrir y sentir como nunca antes en tu vida.


Como cuento en mi libro Ahora sé quién soy, hubo un día que no daba más del dolor físico, era terrible, verdaderamente me sentía morir y como muchos de ustedes saben con todo mi corazón hice esta oración...
__¿Espíritu Santo en qué te puedo ayudar para qué me ayudes?


Muchos de ustedes pensarán cómo voy a ayudar al Espíritu Santo para que me ayude, es una locura; pero saben qué... el Espíritu Santo habló estas palabras a mi corazón:
__Tere, te hiciste tan negativa, vivís pensando y hablando de la enfermedad que tenés, vos ocupate de controlar tus emociones y yo me ocupo de tu físico.


Y este texto fue mi motor para el cambio:


3 de Juan 1:2 Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.


Entonces le dije a Dios:
__Señor yo necesito que prospere mi físico, pero vos en este texto me estás hablando que primero debe prosperar mi alma.


Y fue así como comencé a trabajar en equipo con mi amado Espíritu Santo, renunciando en el nombre de Jesús  a todas esas emociones que gobernaban mi vida desde el día que enfermé; y mucho peor desde aquel día que a los 30 años de edad la doctora me había dicho que me quedaban cuatro años de vida.


Hoy tengo 48 años, si ya sé, soy una niña todavía, ja,ja, y muchas veces tengo que recordarme este pasaje bíblico de 3 de Juan, porque siempre aparecen nuevos desafíos.


Hoy quiero regalarte este hermoso texto del Salmo 46:


Salmo 46:10 Estad quietos, y conoced que Yo Soy Dios;


Este texto no es para nada pasivo, no me invita a estar quieta como nos imaginamos, sino por el contrario, me está llevando a ser una intercesora en potencia. Me está invitando a que cierre la puerta de mi habitación y tenga intimidad con el Espíritu Santo, porque de rodillas es donde se ganan las batallas.
Estad quietos, es no vengarnos, es no actuar por impulsos propios, es callar a tiempo, es menguar para que Cristo Jesús crezca en nuestro interior.
Y confieso que es un área que tuve que trabajar mucho en mi vida.


Hoy, no sé la situación que estás atravesando, pero Dios sí la sabe. Él con su mano de amor y poder te está llevando a que le conozcas en intimidad, a que dejes tu causa en sus manos, para que así conozcas que Él es Dios Todopoderoso.


Con cariño: Tere.


¡Qué Dios te bendiga!


domingo, 5 de abril de 2015

"GLORIOSO DOMINGO DE RESURRECCIÓN"

¡Dios bendiga tu vida, tu hogar y toda tu familia, en estas Pascuas!!
San Mateo 28:5 Mas el ángel, respondiendo, dijo a las mujeres: No temáis vosotras; porque yo sé que buscáis a Jesús, el que fue crucificado.
6 No está aquí, pues ha resucitado, como dijo. Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor.


Gracias mi amado Jesús por tan grande demostración de amor.
Si todavía no recibiste a Jesús como tu Salvador personal, te invito a hacer esta oración.
Dios vengo ante Tí, para pedirte perdón por todos mis pecados, me arrepiento ahora de cada uno de ellos. Recibo a Jesús como mi Señor y mi Salvador personal, anotá mi nombre en el libro de la vida.
Espíritu Santo lléname de tu presencia, cubro mi vida con la sangre de Cristo Jesús. Gracias Padre amado por darme a tu Hijo para morir por mí para que yo tenga salvación y vida eterna. Amén.


San Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.


Con cariño: Tere.


¡Qué Dios te bendiga!
Resultado de imagen para barra separadora corazones

sábado, 4 de abril de 2015

IGUAL QUE NOSOTRAS.



Hola mis amadas amigas. ¡Qué Dios les bendiga de manera especial en esta Semana Santa!
Las invito a que me acompañen a meditar en los siguientes pasajes de la Biblia.



San Mateo 28:1 Pasado el día de reposo, al amanecer del primer día de la semana, vinieron María Magdalena y la otra María, a ver el sepulcro.

San Mateo 28:5 Mas el ángel, respondiendo, dijo a las mujeres: No temáis vosotras; porque yo sé que buscáis a Jesús, el que fue crucificado.

San Mateo 28:8 Entonces ellas, saliendo del sepulcro con temor y gran gozo, fueron corriendo a dar las nuevas a sus discípulos. Y mientras iban a dar las nuevas a los discípulos,


Y en especial deseo que nos detengamos en el siguiente texto bíblico.


San Mateo 28:9 he aquí, Jesús les salió al encuentro, diciendo: ¡Salve! Y ellas, acercándose, abrazaron sus pies, y le adoraron.


Amadas, nosotras somos mujeres iguales que ellas. Somos mujeres que acudimos a Jesús, que vamos con nuestra ofrenda de amor, que deseamos encontrarlo en nuestras vidas. Somos mujeres que anhelamos  que Él resucite todo aquello que sentimos está muerto; como tal vez nuestro físico, nuestras relaciones, nuestro matrimonio, nuestra economía, nuestras emociones y aún nuestro espíritu.
Jesús, hoy como cada día nos sale al encuentro, igual que lo hizo con estas bellas damas. Él se presenta amoroso, no mira nuestra condición, no mira nuestra situación, Él mira nuestro corazón.
Y ellas, al ver al Maestro, al Amado, se postraron a sus pies y le adoraron.
Ellas habían pasado momentos difíciles, su Señor había sido crucificado, había muerto, tenían dolor desgarrador en el alma.
Creo que habrán sufrido un gran estrés, al igual que muchas de nosotras ante situaciones al límite.
Y fueron a buscarle, a llevarle hierbas aromáticas, para ungirle, el dolor invadía todo su ser. San Marcos 16:1 Cuando pasó el día de reposo, María Magdalena, María la madre de Jacobo, y Salomé, compraron especias aromáticas para ir a ungirle.
Pero ellas jamás imaginarían que su Maestro había resucitado. Ellas que fueron las últimas en verlo en la cruz, ellas que fueron las primeras en ver que la tumba estaba vacía, ellas eran ahora las primeras a las que Jesús eligió para mostrarle su gloria.


Amadas, que nadie nos menosprecie, que nadie lastime nuestra autoestima, para Cristo no hay acepción de personas. Tanto el hombre como la mujer somos su creación, cada uno con distintos roles, pero somos hijos, herederos y coherederos de su gracia divina.


Tal vez, algunas de ustedes, están tan sometida a alguna situación difícil que no se atreven ir a los pies de Jesús para entregar sus cargas y dejar que Él las consuele y las fortalezca. Quizás sientan que Jesús no se detendría para mirarlas, abrazarlas y amarlas.
Amadas amigas, Jesús es el Gran Yo Soy, el que dio su vida por amor a nosotras y a la humanidad.


San Marcos 16:9 Habiendo, pues, resucitado Jesús por la mañana, el primer día de la semana, apareció primeramente a María Magdalena, de quien había echado siete demonios.


María Magdalena, una mujer que para la sociedad era condenada, sin embargo Jesús le sale al encuentro, la restaura, la ama, la bendice y ella por gratitud y amor comienza a caminar junto a Él y servirle. Y finalmente, le da el honor de ser la primer mujer que lo ve resucitado.
Jesús siempre llega a una mujer para reivindicar su feminidad.
Jesús no está mirando tu condición, al igual que lo hizo con María Magdalena, Él miró su corazón y la hizo libre; y luego la hace testigo de su resurrección.

Hoy Jesús nos sale al encuentro, abramos nuestros corazones al único y gran Rey, al que vive y reina por los siglos de los siglos, a Él se la gloria. Amén.

Yo sé que en este fin de semana, Jesús va a resucitar aquello que sentimos está muerto, Él nos va a aumentar la fe, nos levantará como las águilas, por el poder de su amor.

Con cariño: Tere.

¡Qué Dios te bendiga!
Resultado de imagen para barra separadora flores rojas








miércoles, 1 de abril de 2015

"DIOS BENDIGA TU MES DE ABRIL"


Jeremías 33:3 Clama a Mí, y Yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

Padre amado, en el nombre de Jesús, te entregamos en tus manos este mes de abril que comienza.
Señor, que tu paz, tu amor, tu compasión, tu salud, tu favor  y tu misericordia llene nuestra vida y nuestro hogar.
Espíritu Santo deseamos ser llenos de tu presencia, qué tu unción nos esté rodeando y nos lleve a vivir en el plano sobrenatural todo aquello que tenés para nosotros y nuestra familia.
Amén.

Con cariño: Tere.

¡Qué Dios te bendiga!


Resultado de imagen para barra separadora para blog gratis

martes, 31 de marzo de 2015

"MUJERES... SIMPLEMENTE MUJERES..."


Hola... Como cada mañana, me levanté para orar y pasar tiempo leyendo la Palabra de Dios y buscando más de la bendita presencia del Espíritu Santo.
Y en un momento, sentí en mi corazón que el Espíritu Santo ponía esta palabra... mujeres.
Así que le dije... Señor ¿Qué me querés decir?
Y mis amadas, quiero contarles que sentí un calor suave envolviendo mi vida, sentía la mano de Jesús tocando el corazón de cada una de nosotras.
Y estas palabras puso Dios en mi corazón, para cada mujer que le necesita.


Sumérgete en mi presencia en este día.
Dejá que te acaricie con mi amor.
Entrégame una a una tus cargas.
Porque Yo Soy quien restaura tu corazón.

Y te llamarán bienaventurada.
Y pondré en tu cabeza corona de honra.
Eres mi hija, mi amada.
Y no paso por alto ninguna de tus lágrimas.

Tu vida me pertenece.
Tu clamor hacia Mí llega a mi corazón.
Y hoy verás en tu vida.
Mi mano de restauración.


Jeremías 30:17 Más Yo haré venir sanidad para tí, y sanaré tus heridas...

Jeremías 33:6 He aquí que Yo les traeré sanidad y medicina; y los curaré, y les revelaré abundancia de paz y de verdad.

Proverbios 31:10 Mujer virtuosa, ¿Quién la hallará?
Porque su estima sobrepasa largamente  la de las piedras preciosas.



Proverbios 11:16 La mujer agraciada tendrá honra,
Resultado de imagen para mujer levantando brazos al cielo
Hoy mis amadas, debemos sumergirnos en la presencia de Dios. Dejando en las manos de Jesús nuestras cargas. Él tiene cuidado de nosotras.
El Espíritu Santo nos llena de su presencia en este día, restaura y sana cada una de nuestras herídas.
¡Qué nada ni nadie, nos robe la bendición de dejar que la presencia poderosa del Espíritu Santo irrumpa en nuestras vidas y nos llene de su amor, de su paz, de su unción y de nuevos comienzos en Cristo Jesús!

Con cariño: Tere.



Resultado de imagen para barra separador blog Dios te bendiga

lunes, 30 de marzo de 2015

"PONEMOS NUESTRA SEMANA EN TUS MANOS"



San Mateo 6:6 Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.


San Mateo 6:9 Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre.
10 Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.
11 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.
12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.
13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.


Padre amado, venimos  ante Tí, para pedirte perdones nuestros pecados y nos llenes de la bendita presencia del Espíritu Santo.
Te entregamos en tus manos esta semana que comienza, cubrimos nuestra vida y nuestra familia con la sangre de Cristo Jesús.
Declaramos una semana de bendición, de nuevos comienzos en Tí.
Te lo pedimos todo en el bendito nombre de Jesús, amén.


Con cariño: Tere.


¡Qué Dios te bendiga!


Resultado de imagen para barra separadora para blog corazones y flores

jueves, 26 de marzo de 2015

"UN JUEVES SUMERGIDOS EN LA PRESENCIA DE DIOS"

                                      
Hola... Dios bendiga tu vida y tu hogar.
Esta mañana me dispuse a orar, a pasar tiempo de intimidad con El Espíritu Santo de Dios; y sin darme cuenta estas palabras comenzaron a salir de mi corazón:



Lléname de tu presencia en este día.
Lléname de tu perfume y de tu miel.
Lléname de tu Presencia Santa.
De tus ríos, de tus fuentes y de tu ser.

Porque si no estás a mi lado, no respiro.
No sé vivir, si Tú no estás junto a mí.
Por las noches me acuno en tus brazos.
Y en el día me deleito en Tí.

Lléname de tu presencia en este día.
Que yo pueda ser útil para Tí.
Que mis labios no dejen de adorarte.
Mi Jesús, mi amado, por siempre te amaré a Tí.


2 de Corintios 3:17 Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad.
18 Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.


Amado y precioso Dios, en este día venimos ante Tí para pedirte en el nombre de Jesús que perdones nuestros pecados. Deseamos ser llenos de tu presencia, deseamos vivir sumergidos bajo la unción del Espíritu Santo.
Esa unción que rompe yugos, que nos da poder para vencer, para llevar las Buenas Nuevas de salvación.
Amado Dios, deseamos ser instrumento útil en tus manos, que tu fuego no se apague en nuestros corazones.
Aviva nuestro espíritu, inúndanos de tus ríos, de tu aceite, de tu presencia sin igual.
Espíritu Santo llénanos de tu presencia en este día, llena nuestro hogar, nuestra familia de tu perfume, de tu fragancia santa y de tu miel.
Llénanos con tu gracia divina, abre nuestros ojos espirituales, que podamos ser investidos de tu poder, de tu llenura, de tu gozo, de tu amor, de tu paz, de tu compasión y de tu misericordia.
Padre, transfórmanos, deseamos vivir un estilo de vida superior en Cristo Jesús.
En el nombre precioso de Jesús, amén.


Hechos 1:8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.


Hechos 2:1 Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos.
2 Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados;
3 y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos.
4 Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.

Con cariño: Tere.


¡Qué Dios te bendiga!


Resultado de imagen para barra separadora para blog que Dios te bendiga

lunes, 23 de marzo de 2015

"ESTO SÉ...."

Hola... ¡Qué Dios te bendiga!
Estaba leyendo el Salmo 56 y te voy a pedir que leas junto a mí, el siguiente texto bíblico:








Salmo 56:9 Serán luego vueltos atrás mis enemigos, el día en que yo clamare; Esto sé, que Dios está por mí.


Seguramente vos también pasaste o tal vez estás pasando situaciones difíciles en donde se levanta a tu alrededor enemigos que vienen a atentar con tu vida, con al paz de tu hogar, etc.
A mí me pasó y no hace tantos años atrás. De repente personas que jamás te imaginabas difaman tu vida, tu matrimonio, etc. Tu ser que creías tener tus emociones controladas, comienza a querer defenderse, lo cual si lo hacés sin la guía de Dios, vas a hacer lío, y mucho lío.


Pero llegó un día, cuando el Espíritu Santo me dio este pasaje:


Salmo 46:10 Estad quietos, y conoced que Yo soy Dios;


Y el Espíritu Santo habló a mi corazón:


__Tere, estate quieta en mi presencia, no es contra carne y sangre, sino con mi espíritu. Yo defiendo tu causa.


No pienses que fue inmediato ver la respuesta de Dios, me llevó unos años pasar por esa situación. Pero te aseguro que conocí a Dios de otra manera.
Él se reveló a mi como mi protector en el medio de la angustia y de la injusticia que vivía. Jesús fue mi abogado, mi fiel amigo que me tomaba de la mano cada noche que derramaba intenso llanto en mi cuarto. El Espíritu Santo me llevó a trabajar con mis emociones, a menguar yo para que crezca Él en mí. Me abrió los ojos espirituales en muchas áreas, etc.


Y hoy al meditar en el Salmo 56, exclamé de lo profundo de mi ser:


__Es verdad Señor, yo te clamé desde lo profundo de mi ser y vos me demostraste que estás por mí.


¡A Dios sea la gloria!!


No busquemos hacer justicia por manos propias, no clamemos a Dios para que nos obre venganza a nuestro favor y destruya a nuestros enemigos. La Palabra de Dios nos enseña que debemos orar por ellos.
Vayamos a la intimidad de nuestra habitación y cerrada la puerta derramemos el alma a nuestro Jesús, sabiendo que Él obrará a nuestro favor.
Todo lo que pasamos en la vida, si lo ponemos en las manos de Dios va a ser para un crecimiento, para aprender, para poder ayudar a otros y para poder decir al finalizar nuestra carrera:


__Gracias Señor porque he visto una vez más, que estás por mí y mi familia.


Con cariño: Tere.

¡Qué Dios te bendiga!



Resultado de imagen para barra separadora floral