lunes, 26 de enero de 2015

"ULTIMO LUNES DE ENERO....NO HAY LIMITES"


¡Hola! ¿Qué tal pasaron el fin de semana? Espero qué bien!!
En Buenos Aires, Argentina, estamos teniendo días de mucho, pero mucho calor. Pero a pesar de estas altas temperaturas, cierro mis ojos y me deleito en escuchar el canto de los pájaros.
Ayer, cuando estaba en la Iglesia la cual asisto, en el momento de adoración, sentí a Dios hablando a mi corazón y estas palabras me decía..
.
__En Mí no hay límites, pedíme, no te muevas de manera natural, eleváte a lo sobrenatural en Mi.

Fue entonces cuando comencé a pensar en diferentes actitudes mías, en las cuales yo misma ponía barreras; y por ende esas barreras son un obstáculo para que la mano de Dios no fluyera con libertad en determinada situación.

Cuando nos atrevemos a creer en Dios, Él nos toma bien fuerte de su mano y nos eleva por medio de su Santo Espíritu a vivir en Cristo Jesús un estilo de vida superior.
Por supuesto le dije a Dios:

__Señor renuncio en el nombre de Jesús a esos límites mentales que me llevan a quedarme estancada y no tomar lo que tenés para mi vida y mi familia.

Me encanta Dios, me enamora cada día, porque es un Papá amoroso que siempre está alentándonos y guiándonos a subir un escalón más, uno a la vez, con la simpleza y la fortaleza de su poder y su amor.

Para reflexionar:

¿Cuáles son esos límites qué te pusiste o te pusieron en tu vida, los cuáles no te dejan disfrutar la gloria de Dios?

La fe en Cristo Jesús nos lleva a traspasar esos límites naturales, para conquistar lo sobrenatural.
Hoy lunes y última semana de enero, es ideal para ponernos en las manos de Dios y comenzar una semana en victoria por medio de su Hijo Jesucristo. Hoy es el día ideal para  inundarnos de la presencia del Espíritu Santo, esa presencia que transforma vidas, que rompe los yugos, que nos inviste de poder. Que nos lleva a vivir en santidad, en obediencia y nos unge para ser de bendición a otras vidas. 
San Juan 11:40 Jesús le dijo:
¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?

Con cariño: Tere.

¡Qué Dios te bendiga!






viernes, 23 de enero de 2015

"SABIA SIEMPRE... NECIA JAMÁS"...Mmmm ¿Será tan así?


Hola mis amigas... Hoy voy a dirigirme en especial a nosotras, las mujeres, a nuestro maravilloso y hasta agotador, ja,ja, mundo femenino.
Si tomamos para hoy Proverbios 14:1 puedo contarles que a lo largo de mi vida, he sido mujer sabia en muchas ocasiones y eso fue y es gracias a Dios.
Pero también he sido necia, muy necia, en otras muchas ocasiones y eso fue gracias a que le di más importancia a mis emociones y a mi carne que a lo que Dios ponía en mi corazón.
Más la necia con sus manos la derriba... Me está diciendo que con mi conducta puedo derribar, mi hogar, puedo lastimar una relación personal, puedo desesperarme ante un problema y recurrir a quien no tengo que ir, en vez de encerrarme a orar y esperar la guía de Dios.
Los celos, la falta de perdón, el ser exigentes con los demás, el mal humor, las peleas, el temor, etc. nos encarcelan espiritualmente y emocionalmente, sacándonos de la visión que tenemos en Cristo Jesús de depender de Él y de la sabiduría de Dios, buscando la guía y la presencia del Espíritu Santo.

La Biblia es un espejo que me refleja como está mi alma, en qué condiciones estoy llevando adelante mi vida y si no la leo y medito en ella... ¿Cómo voy a saber lo qué Dios quiere y tiene para mi vida?

Hoy me dirijo a las jovencitas, a las más adultas y a todas las mujeres que en lo profundo de su corazón saben que ante determinada situación están obrando neciamente.

Para poder hablarles así, es porque primero estuve en ese lugar de necia, y trabajo cada día con el Espíritu Santo para no volver a caer en esos errores, los cuales arruinan mi vida, mi relación con Dios y con los demás.

En este día, les animo a que tomen para sí este versículo...

Hebreos 12:2 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, ...

Muy bien chicas, ya tienen puestos los ojos en Jesús, ok, ahora vamos a orar juntas.

Amado Dios venimos ante Tí tus hijas, unidas por medio de tu Santo Espíritu, a pedirte en el nombre de Jesús que perdones nuestros pecados.
Señor poderoso, en este día nos consagramos a Tí, queremos y necesitamos ser mujeres sabias y no necias.
Renunciamos en el nombre de Jesús a toda necedad, a todo lo que nos aleja de Ti, a todo lo que nos lleva a vivir cautivas, renunciamos a toda falta de perdón, a toda ira, a toda culpa, a todo nerviosismo, a toda inseguridad, a todo celos, a toda envidia, a todo enojo, a la autosuficiencia, a la crítica, a la exigencia y autoexigencia, a todo pensamiento de muerte, de venganza y a todo lo que traemos de nuestros antepasados y se quiere levantar en nuestra vida y nuestra descendencia.
Y ahora amado Padre celestial, levantamos nuestras manos al cielo, y declaramos que en Cristo somos mujeres sabias, mujeres llenas de tu Espíritu Santo, mujeres en santidad, que nos vas a bendecir y a usar conforme a tu santa voluntad.
Henos aquí amado Dios, he aquí a tus hijas, bendícenos y bendice a nuestra familia, en el nombre de Jesús, amén.

Con cariño: Tere.

¡Qué Dios te bendiga!

88bar1

miércoles, 21 de enero de 2015

"TU PERFUME"

Hola... ¡Qué tengas un bendecido día!
Esta mañana, al estar meditando en la Palabra de Dios, cuando cerré mis ojos para orar, al abrir mi boca estas palabras salieron de mi corazón:
Jesús en este día te pido que tu perfume esté en mi vida, quiero oler a Tí.
Que mis hijos huelan a Tí, que mi esposo huela a Tí, que mi casa huela a Tí.
Amén.


Y con mis ojos cerrados ante su presencia, sentí como si la mano suave de Jesús acariciara mis mejillas. Pudiendo entender que su deseo es, cada día tomarnos en sus brazos y pasar tiempo con nosotros, sus hijos, sus amados, quienes le hemos dicho... "Creo en Tí".


2 de Corintios 2:15 Porque para Dios somos grato olor de Cristo en los que se salvan, y en los que se pierden;


Efesios 5:2 Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante.


Para reflexionar:


¿A qué estás oliendo en este día?


Es mi deseo que tu vida y la de tu familia, al igual que mi vida y la de mi familia, destilemos la fragancia suave y pura de Jesucristo.


Oler a Jesús, es oler a salvación, a sanidad, a restauración, a paz, a amor, a compasión, a santidad, a obediencia, a vida eterna, a gozo, a fortaleza, etc.


Cuando olemos a Cristo, la unción del Espíritu Santo nos transforma, nos llena de su aceite, se rompen los yugos, satanás tiene que huir, nuestra carne mengua y nuestro espíritu se renueva.
Levantá los brazos al cielo, abrile tu corazón a Dios, pedile que la fragancia de Cristo te envuelva y que su Espíritu Santo derrame sobre tu vida y tu hogar su presencia santa, la cual trae convicción de pecado y transforma el corazón.


Con cariño: Tere.

¡Qué Dios te bendiga!




martes, 20 de enero de 2015

"PALABRAS DE ARREPENTIMIENTO Y UNA ORACIÓN DE RECONCILIACIÓN"


Hola...¡Bendiciones en este día!
Esta mañana al tener mi momento de lectura de la Biblia y de estar en intimidad con Dios; el Espíritu Santo trajo a mi memoria los mensajes que recibo. Y  más precisamente mensajes de muchas hijas de Dios que se han apartado y que necesitan volver a los brazos de Jesús.
Así que me animé a tomar la letras del corazón  de cada una de ellas y escribí lo siguiente:





Señor espera…
 
Señor espera…
Espera por favor un segundo
Necesito hoy más que nunca hablar contigo.
Señor espera…
Hoy necesito que pongas en mí, una nueva primavera.
Necesito florecer en tus manos y beber de tus ríos.
 
Señor espera…
Estoy tan necesitada de estar contigo.
Tengo enfermo el cuerpo y el corazón está dormido.
Señor espera, dame hoy una nueva primavera.
En donde mi vida florezca en tus manos.
En donde de frutos, flores y me inunde tu rocío.
 
Señor Jesús… aguarda, toma mi corazón te lo rindo.
No dejes que de Ti me aparte.
Cúbreme con tus alas que tengo frío.
No me dejes perecer, dame de tu aliento divino.
Porque de Ti me he alejado
Y hoy vuelvo con un corazón arrepentido.


San Lucas 5:32 No he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento.


2 de Pedro 3:9  El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.



Si un día recibiste a Jesús en tu corazón y luego por distintas circunstancias de la vida te apartaste de Él, te invito a reconciliarte por medio de esta oración.


Amado Dios, vengo ante Tí en el nombre de Jesús, para pedirte perdón por haberme apartado de tu camino.
Me arrepiento de haberte dado la espalda y de hacer mi voluntad. Me arrepiento de mis pecados y te pido perdón en el nombre de Jesús.
Padre divino, hoy vuelvo a Tí como el hijo pródigo, necesito de tu presencia inundando mi vida. Me siento vacía, sucia, menospreciada, siento que mis fuerzas flaquean. Pero te doy gracias porque tu Palabra dice que al que a Tí viene no le echas fuera. Y yo hoy vengo a tus pies para rendirme ante tu voluntad. Jesús amado, hoy vuelvo a decirte por favor entra a mi corazón, te recibo, te hago el Señor y Salvador de mi vida; reconozco tu sacrificio en la cruz por perdón de mis pecados y por mi sanidad divina. Recibo tu favor sobre mí y mi hogar.
Espíritu Santo lléname de Tí, de tu presencia santa, de tu unción. Dame de beber de tus ríos, de tu aceite. Restaura mi corazón, da aliento a mi espíritu, inunda mi ser con tu presencia. Rompe en este día en el nombre de Jesús todo yugo de opresión que hay en mi.
Levanto mis brazos al cielo, te abro mi corazón, me postro ante tu presencia y me consagro ante Tí, para vivir en obediencia, en amor, en paz y en santidad.
En el nombre de Jesús, amén.


Con cariño: Tere.


¡Qué Dios te bendiga!









lunes, 19 de enero de 2015

"HOY LUNES"..."UN LLAMADO PARA TU VIDA"

Decent Image Scraps: Butterfly
Hola... ¿Cómo pasaste el fin de semana? Espero que bien.
Te quiero compartir una palabra que Dios puso en mi corazón hace un tiempo atrás, deseo que te sea de bendición.


Estaba adorando a Dios en la Iglesia, era momento de las alabanzas, de repente comencé a sentir muy fuerte la presencia del Espíritu Santo sobre mi vida y estas palabras a mi corazón habló Dios...


 __Quiero que traigas a las mujeres a mis piés. Hay muchas mujeres que viven en cárceles espirituales, otras enfermas físicamente, otras sufren violencia, algunas tienen un vacío tan grande en el corazón que no tienen ya ganas de seguir viviendo.

Yo no sé en qué situación te encontrás hoy, tal vez seas alguna mujer que nunca tuviste un encuentro personal con Jesús. Quizás sos una mujer que estás enferma, que te sentís en una cárcel espiritual tan grande que pensás que ya nada tiene sentido para vos.


O quizás seas una mujer cristiana, a la cual un día Dios llamó a tu corazón, pero que al pasar el tiempo, ese primer amor se apagó en tu interior.


Tal vez sos una mujer a la que Dios está llamando para que le lleves a sus pies, a aquellas personas necesitadas que no saben cómo acercarse a Dios.


Según sea tu caso, quiero guiarte en oración:


Para aquellas mujeres que quieren recibir a Jesús en su corazón:


Dios, vengo a Tí en este comienzo de semana, en el nombre de Jesús, para pedirte perdón por mis pecados. Declaro que recibo a Jesús como mi Salvador personal y el Señor de mi vida.
Por favor anotá mi nombre en el Libro de La Vida.
Espíritu Santo lléname de Tí, te necesito, quiero conocerte más.
Renuncio ahora en el nombre de Jesús a toda incredulidad, a toda falta de perdón, a todo temor, a toda culpa, a todo pensamiento de muerte, a toda falta de fe, a toda enfermedad espiritual, emocional, mental y física que viene contra mi vida y me declaro libre en el nombre de Jesús. Amén.


Para aquellas mujeres que hoy desean decirle a Dios... "Heme aquí":


Amado Padre divino, vengo en esta mañana ante tu presencia, en el bendito nombre de Jesús.
Dios amado, hoy quiero y necesito decirte que mi vida está a tu disposición, necesito decirte que mi anhelo es servirte y hacer tu voluntad.
Te pido perdón en el nombre de Jesús por mis pecados, te pido perdón por mi frialdad, necesito hoy volver a ese primer amor en Cristo Jesús.
Hoy Señor, levanto mis manos al cielo, abro mi corazón ante tu santa presencia y te digo... "Heme aquí Señor, cuenta conmigo" Unge mi vida con tu Espíritu Santo y dame de tu favor para traer a tus pies muchas almas para Cristo.
Cubro mi vida y mi familia con la sangre de Cristo Jesús, amén.


Isaías 61:1 El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel;
2 a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados;
San Lucas 4:18 El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos;
19 A predicar el año agradable del Señor.


Con cariño: Tere.


¡Qué Dios te bendiga!





viernes, 16 de enero de 2015

"Y TERMINAMOS LA SEMANA JUNTO CON ROMANOS"

Romanos 12:1 Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.


Romanos 12:21 No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal.


Romanos 13:14 sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne.


Romanos 14:10 Pero tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú también, ¿por qué menosprecias a tu hermano? Porque todos compareceremos ante el tribunal de Cristo.
11 Porque escrito está: Vivo Yo, dice el Señor, que ante Mí se doblará toda rodilla, Y toda lengua confesará a Dios.


Romanos 15:13 Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo.


Romanos 16:17 Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos.


Romanos 16:20 Y el Dios de paz aplastará en breve a Satanás bajo vuestros pies. La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vosotros.


Romanos 16:24 La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. Amén.


Romanos 16:27 al único y sabio Dios, sea gloria mediante Jesucristo para siempre. Amén.


Padre amado, en este día venimos ante tu presencia santa, te pedimos en el nombre de Jesús que perdones nuestros pecados.
Necesitamos que la presencia del Espíritu Santo sea derramada sobre nuestra vida y nuestra familia. Cubrimos con tu sangre preciosa amado Jesús todo nuestro ser y todo nuestro hogar.
Consagramos este día a Tí.
Realmente el libro de Romanos tiene tanta enseñanza para nosotros, que deseamos cada día poner por obra tu Palabra; por favor aumenta nuestra fe, derrama de tu espíritu de sabiduría y danos discernimiento.
Amado Dios del cielo y de la tierra, líbranos del mal, satúranos de tu unción, que la sanidad de Cristo sea sobre nuestra vida y nuestra familia.
Trae convicción de pecado, restaura los hogares, trae a tus caminos a los jóvenes, guarda en la palma de tu mano a los niños, fortalece a los ancianos, elévanos en Tí a ver con los ojos de la fe y poder así como los águilas elevarnos por encima de cualquier problema y dificultad.
Amado Dios, si Tú estás con nosotros, nadie contra nuestro.
Hoy declaramos que como tus hijos, tomamos la decisión personal de honrarte con nuestra vida, de vivir en obediencia, en santidad, sin la cual nadie te verá.
En el nombre de Jesús, amén.


Con cariño: Tere.


¡Qué Dios te bendiga!























jueves, 15 de enero de 2015

"PARA HOY... UN POQUITO DE ROMANOS"




Romanos 1:17 Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.


Romanos 5.8 Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.


Romanos 6:23 Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.


Romanos 8:1 Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.


Romanos 8:5 Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu.
6 Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz.


Romanos 8:28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.


Romanos 8:37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.
38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir,
39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.


Romanos 10:9 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.
10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.


Romanos 10:17 Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.


Con cariño: Tere.


¡Qué Dios te bendiga!











miércoles, 14 de enero de 2015

"TU PROPÓSITO"... NI EL MIO, NI EL DE LOS DEMÁS.

¡Hola! ¡Qué Dios bendiga tu vida y tu hogar en este día!
Esta mañana estuve meditando en la Palabra de Dios, teniendo un hermoso momento a solas con el Espíritu Santo y por supuesto estuve orando.
Y mientras oraba, sentí que Dios me guió a orar así:
Padre, Tú me creaste, Tú pensaste en mi y me formaste desde el vientre de mi madre, soy tuya; por favor te pido que tú propósito sea en mí.
No quiero que mis propósitos, ni el de los demás, sean gobernado y dirigiendo mi vida.
Dios amado, quiero cumplir el propósito por el cual Tú me trajiste al mundo.
Has en mi vida y en mi familia tu bendita voluntad.




San Mateo 16.24 Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de Mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.
25 Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de Mí, la hallará.


Salmo 138:8 Jehová cumplirá su propósito en mí; Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre; No desampares la obra de tus manos.


Cuantas veces nos desviamos de los planes de Dios para nuestras vidas, porque vivimos pendiente del qué dirán, o tal vez de lo que los demás nos piden y nos demandan.
Tal vez cosas en nuestro interior que todavía están gobernando nuestro ser, nos alejan del propósito de Dios. Es posible que patrones familiares, nos atan y nos esclavizan.
Las malas decisiones que tomamos a diario sin consultar antes a Dios, nos llevan también a desviarnos de sus planes y propósitos.
Quizás el ignorar lo que dice la Palabra de Dios, sus promesas y sus mandamientos, nos apartan de su plan divino. No nos olvidemos que la Biblia nos enseña que el pueblo de Dios perece por falta de conocimiento.


En lo personal, estoy buscando más del Espíritu Santo, mi ser se derrite por estar en su presencia, necesito cada día más acercarme a Dios y honrar a Jesús con mi vida.
Es importante que en cada momento menguemos para que Él crezca en nosotros.
A veces miramos hacia atrás y vemos como desperdiciamos el tiempo, siguiendo patrones, mandatos u órdenes de otras personas. O quizás las emociones han jugado un papel importante en gobernar nuestras vidas.
Pero cuando acudimos a la llenura del Espíritu Santo y clamamos desde adentro, desde lo más profundo de nuestro corazón, el nombre de Jesús, sé que Dios detiene el universo, para escuchar nuestro clamor, para oír el latir de nuestro corazón.


El desafío hermoso de hoy, es levantar nuestros brazos a cielo y decirle a Dios con un corazón rendido....


Amado Dios, no importa mi situación actual, no importa mis problemas y mis luchas, no importa nada, porque solo quiero amado Jesús honrarte con mi vida.
Deseo en este día que tu propósito sea en mí.
Renuncio en el nombre de Jesús a que mis propósitos y los de otras personas gobiernen mi vida. A partir de hoy sigo tus pisadas, sigo tus huellas, porque Tú eres el Dios de mi salvación, amén.


Con cariño: Tere.


¡Qué Dios te bendiga!



lunes, 12 de enero de 2015

"EL ABORTO"... SÉ LIBRE EN EL NOMBRE DE JESÚS.


Gálatas 1:15 Pero cuando agradó a Dios, que me apartó desde el vientre de mi madre, y me llamó por su gracia.

Salmo 22:10 Sobre Ti fui echado desde antes de nacer; Desde el vientre de mi madre, Tú eres mi Dios.

Eclesiastés 11.5 Como tú no sabes cuál es el camino del viento, o cómo crecen los huesos en el vientre de la mujer encinta, así ignoras la obra de Dios, el cual hace todas las cosas.


Si has abortado, quiero decirte que si te arrepentís de corazón, Dios en el nombre de Jesús, borra tus pecados, te perdona y te hace una nueva criatura.
Dios tiene todo el poder y desea hacerte libre de esta situación.
 
A lo largo de estos años, he podido conversar con mujeres que han abortado.
Muchas de ellas me manifestaron la culpa que sienten por lo que hicieron, a tal punto que sufren pesadillas recurrentes, trastornos alimenticios, problemas emocionales y aún algunas de ellas nunca más pudieron concebir un bebé.


Otras mujeres sin embargo me han confesado que le tienen miedo a los niños, sienten que con sus miradas las acusan. Otras mujeres manifiestan que odian a todo bebé, a toda mujer embarazada y que muchas veces les desean la muerte.
Y como esto que les comento, hay muchas situaciones más que viven a diario quienes se han expuesto a abortar.


Si estás en esta condición, te invito a que hoy puedas ser libre en el nombre de Jesús. Dios te ama, Él no ama el pecado, Él ama al pecador, a tal punto que dio a su Hijo para perdón de nuestros pecados.
Hoy el poder de Dios quiere manifestarse en tu vida para que puedas ser libre y vivir así una nueva vida en Cristo Jesús.


Decí con todo tu corazón:


Dios en el nombre de Jesús, vengo a tu presencia para pedirte perdón por mis pecados. Recibo a Jesús como mi Señor y mi Salvador personal, anotá mi nombre en el Libro de la Vida.
Ahora amado Dios, me arrepiento por haber abortado, renuncio en el nombre de Jesús a todo aborto. Te pido que me perdones por haber abortado, líbrame Señor, necesito ser libre de este azote.
Padre divino, tomo la decisión de perdonarme por el aborto, perdono a la persona con quien engendré ese bebe, (perdono a la persona que me violó) perdono a la o las personas que me indujeron a hacerlo. Ahora perdono a las personas que me practicaron el aborto, perdono al médico, a las enfermeras, a quienes colaboraron en hacerlo, perdono el lugar en donde fui a hacerlo, te pido que borres amado Dios ese sitio de mi cabeza.
Amado Padre en el nombre de Jesús renuncio ahora a esas voces de niños que oigo constantemente en mi cabeza y que me perturban. Renuncio al temor de ver niños ya que me originan culpa, renuncio a no soportar ver una mujer embarazada o a un bebé.
Señor renuncio a todo espíritu de muerte que viene a atormentar mi vida, y renuncio en Cristo Jesús a todo derecho legal que le he dado a satanás en el momento que practiqué el aborto. Jesús la Biblia enseña que Tú eres mi abogado y en este día te entrego mi causa.
Amado Dios, recibo tu perdón, recibo tu libertad, tu paz, tu amor y tu gozo. Te pido que derrames tu Espíritu Santo sobre mi vida.
Me declaro libre en el nombre de Jesús. Amén.





1 de Juan 1:9 Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.


2 de Corintios 5:17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.


Con cariño: Tere.


¡Qué Dios te bendiga!

viernes, 9 de enero de 2015

"NO TEMAS..."


No temas... caminá en fe.
No temas... Dios está contigo.
¿Hay algo imposible para Dios?
¡Nada ni nadie se iguala a su gran poder!
Él es escudo alrededor nuestro.
Su vara y su callado nos infunden aliento.
Dios envía a sus ángeles para que nos cuiden.

No temas... caminá en fe en este día.
No temas... Dios es tu sustento y abrigo.
¿Hay algo imposible para el Dios vivo?
Él está en el trueno, en los montes y en los lirios!
Jesucristo vive y reina por los siglos de los siglos.
En su nombre hay poder y Él está contigo.

Tere.

Isaías 40:31 pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas;
levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán;
caminarán, y no se fatigarán.

En lo personal siempre tuve que lidiar con el temor, fue un área en mi vida muy fuerte, la cual tuve que trabajar muchísimo con El Espíritu Santo para poder vencer.
Tenía temor al porvenir, a que les pase algo a mis hijos y mi familia, temor al qué dirán, temor y más temor. Y aunque en el nombre de Jesús he vencido muchas de esas áreas, satanás siempre intenta volver con lo que un día nos tuvo. Así que ahí está mi sabiduría para no ceder, entonces me tomo bien fuerte de este texto...

Santiago 4:7 Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.

Pero también entiendo que no todo es cuestión del diablo, sino que tenemos emociones, las cuales  con la ayuda de Dios, debemos controlar y no dejar que gobiernen nuestra vida.
Así que pongo en práctica este texto...

1 de Pedro 5:7 echando toda vuestra ansiedad sobre Él,
porque Él tiene cuidado de vosotros.

Cada día debemos examinar nuestro andar en Dios. Hay veces que patrones familiares se levantan de repente, queriéndote llevar al pasado. Quizás algunas personas que te rodean te roban el gozo de la salvación y con sus palabras te muestran lo difícil de tu situación. Pero no dejemos que nada ni nadie nos robe la bendición de saber que somos hijos de Dios, herederos y coherederos en Cristo Jesús.

Tenemos que tener una vida rendida a Dios, leer la Biblia, porque ésta es un espejo para el alma, la cual nos revela como está nuestro interior. No podemos leerla al pasar y que no produzca cambios en nosotros.
Debemos pasar tiempo de intimidad con el Espíritu Santo, llenándonos de su presencia, porque de lo contrario llevaremos una vida como las ondas del mar, de un lado al otro, sin estar firmes en la roca eterna Nuestro Señor Jesucristo.

Para este día, el desafío es tomarnos bien fuerte de las promesas de Dios, despojarnos de todo peso que nos asedia, adorar a Dios en espíritu y verdad y proclamarle a las almas que Dios les ama, que desea que ya no teman más, que Jesús dio su vida por amor.


Hoy te invito a que puedas renunciar en el nombre de Jesús a todo temor, a toda inseguridad, a toda falta de fe, a toda culpa, a toda falta de perdón, a toda autoestima baja, a todo lo que te altera y no te deja vivir una vida libre en Cristo Jesús.
Te aliento a poner en las manos de Dios tus cargas y así dejes que Él te haga descansar en sus brazos, inundándote con su Santo Espíritu.
Hay poder en el nombre de Jesús. 
Amén. (Así sea)

Con cariño: Tere.

¡Qué Dios te bendiga!